Bartomeu, tras la polémica: "No me gusta que se juegue con la figura de Tito"
  1. Deportes
  2. Fútbol
TRAS SEÑALARLE RESPONSABLE DE SU FICHAJE

Bartomeu, tras la polémica: "No me gusta que se juegue con la figura de Tito"

Nuevo lío en 'can Barça': la 'Caderna SER' ha desvelado la transcripción del interrogatorio judicial al que fue sometido el presidente azulgrana, en el que se descarga de todo tipo de responsabilidades

placeholder Foto: Josep María Bartomeu echa la culpa del fichaje de Neymar a Sandro Rosell y a Tito Vilanova.
Josep María Bartomeu echa la culpa del fichaje de Neymar a Sandro Rosell y a Tito Vilanova.

Nuevo lío en 'can Barça': si el pasado lunes se conocía que la Fiscalía Anticorrupción había pedido dos años y tres meses de cárcel para el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, este viernes se ha hecho pública la transcripción del interrogatorio judicial del máximo mandatario azulgrana por el 'caso Neymar'. Y, lo cierto, es que no sale bien parado pues se quita responsabilidades y se las carga a Sandro Rosell... y a Tito Vilanova.

Tal y como ha informado la Cadena SER, Bartomeu aseguró hasta en tres ocasiones que el fichaje de Neymar se adelantó tras mantener conversaciones con Tito Vilanova, que habrían dado lugar a que seejecutara la contratación del brasileño un año antes de lo que estaba previsto. Esta acción sería la que habría encarecido hasta en 42 millones el fichaje y, por tanto, que el Barcelona tuviera que enfrentarse a la ley.

"En 2013, hubo una petición del entrenador Tito Vilanova de traer a Neymar un año antes porque al club le hacía falta tener un jugador así. Tito estaba haciendo su terapia de quimio, fuimos a verle a Nueva York y nos dijo que quería hacer un cambio en el equipo:no quería a Villa y quería fichar a Neymar", asegura Bartomeu. Dos veces más a lo largo del interrogatorio insiste en que el técnico fallecido el pasado año fue quien pidio la operación.

Horas más tarde, Bartomeu ha querido salir el paso de la polémica: "Es una muy mala interpretación. No me gusta que se juegue con la figura de Tito Vilanova, que ha sido alguien muy importante para este club.En ningún caso Tito es responsable de nada más que de haberlo traído y creo que Tito no se equivocó. En la Audiencia lo único que hice fue decir la verdad, no hay que elogiarme a mí ni a Rosell, fue un acierto de Tito", señaló.

Por la tarde, el club ha emitido un comunicado en el que rechaza las "interpretaciones malintencionadas" de algunos medios. "El presidente se reafirma en todo lo que declaró en sede judicial y niega tajantemente que, en ningún caso, atribuye a Tito Vilanova, el entonces entrenador del Club, la responsabilidad del supuesto sobrecoste de la incorporación del jugador Neymar Jr", dice.

Pero Bartomeu no sólo habla deTito Vilanova, sino que también asegura que la responsabidad del fichaje de Neymar es del expresidente azulgrana, Sandro Rosell. Indica que su antecesor en el cargo se encargó de llevar a cabo la negociación de manera secreta, en la que él no habría tenido ningún tipo de participación y que se enteró del fichaje una vez estaba cerrado, tratando de eludir todo tipo de responsabilidad en el fichaje.

"Fue Rosell quien lideró las negociaciones con el padre de Neymar", confirma Bartomeu en el interrogatorio. De esta manera, el actual presidente del Barcelona, para quien la Fiscalía ha pedido dos años y tres meses de cárcel, trataría de cargar la responsabilidad en Vilanova y Rosell, tratando de quitarse cualquier tipo de relación con el fichaje del brasileño, cuyoprecio de contratación ya supera los 100 millones, muy por encima de los 57 iniciales.

Incluso desde el club se empieza a estar preocupados con la posibilidad real de que Rosell acabe entre rejas. Escasos días atrás, Toni Freixa, directivo del club, aseguraba que el riesgo "existe y es muy serio", ante lo que valoraba la posibilidad de que "los socios escogan si el candidato puede asumir la presidencia". El lío en el conjunto del Camp Nou está servido.

Josep María Bertomeu Tito Vilanova Sandro Rosell Neymar FC Barcelona
El redactor recomienda