golazo de aduriz que sentencia el partido

El Athletic castiga la mano floja del Madrid, que pone en bandeja el liderato

El Real Madrid cayó en San Mamés por 1-0 con un golazo de Aduriz de cabeza. Los blancos no tuvieron ideas ni prácticamente ocasiones y el Barça puede ser líder mañana si gana al Rayo

Foto: El Athletic castiga la mano floja del Madrid, que pone en bandeja el liderato

Estaba Ancelotti en la banda de San Mamés con los brazos en jarra. A lo lejos, un amasijo de jugadores vestidos de rojiblanco se abrazaba con euforia. No se lo podía creer. Era la situación más natural para encajar un gol y por ese preciso motivo, no debía suceder jamás. Es tan obvio el gol de Aduriz, que resulta insultante encajarlo. El donostiarra lo seguirá haciendo todo el tiempo que practique este deporte, porque es lo que mejor sabe hacer, pero es casi increíble que después de tantos años, una jugada tan sencilla como un centro y un remate de cabeza resulte a simple vista tan sencillo, y más estando rodeado el cabeceador por centrales de la talla de Pepe y Varane. Pues aun así, apareció Aduriz como por su casa, porque el área de San Mamés es su casa, y marcó el gol de la victoria (1-0).

Hace tiempo que se espera a Iker Muniain como agua de mayo. Para la edad que tiene y el tiempo que lleva entre nosotros, cualquiera podía esperar que a estas alturas ya fuera un fijo en la Selección, después de capitanear más que nadie a la sub-21. Y hasta el momento no hemos visto que haya destacado especialmente en nada. No se ha definido todavía si es un mediapunta, un extremo a pierna cambiada, un segundo punta, un goleador… No ha explotado, digamos. Pero el partido contra el Madrid es una imagen de lo que es ahora Muniain. No tocó casi el balón, pero le hizo tremendamente más fácil la vida a Aduriz. En ese gol, es el pequeño talento el que se lleva a Varane y deja solo al punta en su lucha con Pepe. Su trabajo es feo, grisáceo, pero impresionante. También lo fue el de Iñaki Williams, pero su desparpajo y sus ganas siempre de más le hacen destacar por encima de Muniain. En ese sentido recuerda y mucho al Muniain de 17 años. 

Gran partido en la sombra de Muniain y brutal entrega de Iñaki Williams (EFE).
Gran partido en la sombra de Muniain y brutal entrega de Iñaki Williams (EFE).

Y una vez hemos ensalzado a dos jugadores indispensables en la victoria del Athletic, pasemos a criticar a los del Real Madrid. ¿Qué ha sido del Madrid de otoño, en el que caían los goles con la misma facilidad que las hojas caducas de los árboles? Uno podía pensar en una fase de cansancio posvacacional, muy común en los grandes equipos que se han desgastado en la primera fase de temporada, y poco a poco van recuperando el nivel hasta acabar el curso al máximo. Es natural. Pero ese segundo paso no lo ha dado el Madrid ni está cerca de darlo. Al contrario, se va alejando de ese máximo nivel progresivamente hasta llegar a no crear ni una ocasión de gol al Athletic.

Destrozados físicamente

Mentira. Creó una, si bien viene de una espontánea ocurrencia de Gareth Bale. El galés, harto de intentar cosas en la derecha y no salirle nada, jugó durante buena parte del partido en la izquierda y en una de esas, cuando tenía un pase tan claro a Cristiano que hasta lo vio Iraizoz, lo que veía Bale era la meta descuidad y disparó desde casi cincuenta metros. Merecía el gol por la intención, pero el destino mandó el cuero al palo. Y ese fue el cómputo de las ocasiones claras de gol del Madrid en Bilbao.

Que Kroos está hecho polvo lo sabemos todos, él desde hace meses y Ancelotti también, aunque no lo demuestre en el campo. Pero lo que todavía no se apreciaba claramente es el desgaste tan tremendo que están sufriendo Isco, Benzema, Cristiano, Marcelo… No hay un partido en el que puedan descansar, verlo con pipas y Coca-Cola Zero desde el palco, cómodos, sin preocupaciones ni estrés. No hay Copa que jugar, pero las piernas están pesadas por todo lo acumulado tanto este año como el pasado. No hay descanso, no hay rotaciones. Y los cambios ya tradicionales (Jesé, Silva y Chicharito) no aportan absolutamente nada.

El rostro de Marcelo refleja de maravilla el partido del Madrid en Bilbao (EFE).
El rostro de Marcelo refleja de maravilla el partido del Madrid en Bilbao (EFE).

Ni una sola idea

La creatividad del juego colectivo está ausente. La frescura perdida de Kroos le resta influencia, Illarramendi se mantiene siempre aseado pero intrascendente en la función ofensiva e Isco, también con la lengua fuera, no puede encargarse él solo de hacer lo que no pueden el resto de compañeros. Cuando no hay alegría en el medio, suele aparecer por la zona del ‘10’ Benzema para ayudar y aportar su técnica y visión de juego. Pero Benzema tampoco está bien. Bale hace tiempo que no sabe muy bien qué tiene que hacer, si ser el nuevo Cristiano, ser un sirviente del portugués, o colaborar en el juego colectivo. Así, en tierra de nadie, no hace nada. Cristiano fue el que más se movió por el frente de ataque y aun haciéndolo, no tuvo ocasiones.

Hasta la fecha, Ancelotti no ha dado muestras evidentes de preocupación por lo mal que ha empezado su equipo el año. Son, con algunas bajas importantes, los mismos que enlazaron 22 triunfos seguidos. Esta vez, la siesta ya se está haciendo larga. La mano floja del italiano está empezando a fallar. Este domingo a las 14 horas puede perder el liderato por primera vez desde que lo conquistó. El aliento del Barça está tan cerca que puede superarle. La pájara es peligrosa y tan sólo quedan tres meses de competición.

Ficha técnica:

1 - Athletic Club: Iraizoz; De Marcos, Gurpegui, Etxeita, Balenziaga; Rico (Toquero, min.91), Beñat; Iraola, Muniain (Susaeta, min.65), Williams (Guillermo, min.75); y Aduriz.

0 - Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Varane, Marcelo; Illarramendi (Jesé, min.71), Kroos (Lucas Silva, min.75), Isco; Bale, Benzema (Chicharito, min.81) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 1-0, min.26: Aduriz.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Aduriz, Etxeita y Gurpegui, y a los visitantes Kross, Illarramendi, Isco y Marcelo.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de Liga, disputada en un San Mamés prácticamente lleno con más de 50.000 espectadores. Ante del partido, el club bilbaíno homenajeó a Andoni Iraola por los 500 partidos oficiales con el club rojiblanco que cumplió el pasado domingo en Eibar.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios