El Madrid respira: gana sin ideas y con una desagradable versión de Cristiano Ronaldo
  1. Deportes
  2. Fútbol
ROJA POR AGREDIR A UN DEFENSA DEL CÓRDOBA

El Madrid respira: gana sin ideas y con una desagradable versión de Cristiano Ronaldo

El Real Madrid fue incapaz de crear. Estuvo desconocido y el Córdoba, con un gol a los pocos segundos, soñó con sacar algo positivo hasta el 1-2 definitivo de Gareth Bale

Foto:

El Real Madrid fue incapaz de crear. Estuvo desconocido y el Córdoba, con un gol a los pocos segundos, soñó con sacar algo positivo hasta que en el 89 Bale culminó de penalti una remontada que los blancos casi se encontraron por el camino. Victoria por 1-2. Además de este tanto y el de Benzema -de córner- el Madrid realizó otros dos tiros a puerta, Kroos desde fuera del área y sin mucho peligro y otro del delantero francés, también de lejos.Este dato habla por sí sólo del discreto partido que realizó el equipo merengue en el Arcángel, donde lo mejor fue el resultado y la sensación de que sin jugar a su fútbol, ganan partidos. Lo peor, además de la ausencia de ideas arriba, una tarjeta de roja a Cristiano Ronaldo, quien se fue del campo sin protestar, tras agredira un contrario y poniendo a prueba los nervios de la grada.

Si Ronaldo ha admitido que cuando no marcaba se marchaba del campo “enfadado”, cómo estaría a falta de pocos minutos del fin del encuentro si ni siquiera había lanzado a portería. Quizás por esa impotencia en un córner propinó un puñetazo que no impactó del todo en la cara de Crespo ni vio el colegiado. Poco después, en el 82, pegó una patada a otro defensor verdiblanco y, esta vez, ante la presencia de Hernández Hernández. A la calle y por el camino iba limpiándose el escudo de campeones del mundo… ante la afición del Córdoba, un club que recibía la visita del Madrid por primera vez en 43 años. Un gesto extraño cuanto menos.

Penalti protestado de Ramos, para empezar

Pocos segundos después del pitido inicial, Sergio Ramos se tiró al césped quejándose de un pelotazo en el estómago pero el árbitro, tras ser avisado por el linier, señaló penalti. Y amarilla para el de Camas. A los dos minutos el Real Madrid perdía 1-0 después de un gran lanzamiento de Ghilas desde los once metros. Nada pudo hacer Casillas en el que sería el único disparo a puerta -en serio- del Córdoba en la primera mitad. Ramos protestó la decisión del colegiado.

La intensidad es un enemigo contra el que Ancelotti lucha desde que arrancó 2015, casualmente desde que lleva en el pecho ese escudo de campeones del Mundo. El Atlético se aprovechó en Copa y ahora el Córdoba parecía hacerlo en Liga, aunque en esta ocasión fue más por una jugada aislada que por falta de atención/tensión en los jugadores merengues. En cualquier caso, el nervio no despertó en el equipo visitante y su estancia pasaba desapercibida antes de marcharse a los vestuarios. Pases erróneos, pocas internadas, sin centros buscando remates (como en Getafe) ningún contragolpe (más que en ningún otro aspecto, gracias a la labor del Córdoba) y un único disparo a puerta: el del gol de Benzema. Lanzó un córner Kroos, medio remató Bale y en el área pequeña, a la segunda, chutó Karim para soltar la rabia del Madrid, que lo celebró en el banquillo como lo que era: un importantísimo tanto.

La famosa ‘flor’ de Casillas

La segunda parte comenzó sin claridad por parte del Madrid, que vio cómo en el 55 Cartabia -desde fuera del área- y Bebé un minuto después -parada de Casillas- pudo hacer el segundo. Nuevamente, el equipo blanco recibió una bofetada tras salir al campo. Pero la reacción continuaba sin llegar y Ancelotti cambió pizas: Khedira salió y entró Illarra. Esta sustitución podía ser significativa y, sin embargo, ni fu ni fa. Nuevamente fue el Córdoba quien puso el “¡huy!” en la grada cuando un error de Varane propició que Florín elevase la pelota -que venía botando- por encima de Casillas… botó y al larguero. Como si nada, la ‘flor’ de Iker puso la pelota en sus manos.

Después Kroos disparó desde fuera del área y Juan Carlos, por fin, apareció para atrapar un balón. No tenía mucho peligro pero cuenta como segundo disparo a puerta… corría el minuto 75. Marcelo se marchó por Coentrao y a falta de 10 minutos entró Jesé por James. Último cartucho.

Y Cristiano explotó

Por aquel entonces, Cristiano Ronaldo, en un córner, había fallado un semi-puñetazo a Crespo. El defensa del Córdoba no se tiró al suelo, es de agradecer. Poco después, enuna jugada posterior, Edimar recibió una patada del luso, y Crespo otro golpe en la cara del portugués: tarjeta roja para Ronaldo, que se marchó al vestuario limpiando el escudo de campeón del mundo de clubes, tal vez en respuesta a los pitidos recibidos desde la grada durante el choque. ¿Nervios, impotencia? Dejó a su equipo con 10 y dio una pobre imagen.

Sin la jerarquía de Ronaldo en el césped, Bale asumió el mando arriba y suyo fue un lanzamiento de una falta que provocó un penalti. El córdoba se quedaba con diez y Bale hacía el segundo de la tarde. Celebración por todo lo alto, calma en el banquillo y tres puntos conquistados a falta de minuto y medio para el 90. Por los pelos, pero mantuvo el liderato y salvó un partido gris (con un penalti y un córner, y tirando tres veces a portería).

Ficha técnica

Córdoba CF: Juan Carlos; Gunino, Pantic, Crespo, Edimar; Deivid, Rossi; Bebé, Fede Cartabia, Ghilas, Florin (Fede Vico, min.79).

Real Madrid CF: Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Coentrao, min.71); Kroos, Khedira (Illaramendi, min.63), James Rodríguez (Jesé, min.79); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Goles: 1-0, M.02: Ghilas, de penalti. 1-1, M.26: Benzema. 1-2, M.88: Bale, de penalti.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Expulsó con roja directa al visitante Cristiano Ronaldo (m.82) y por doble amarilla al local Fede Cartabia (m.60 y m.87). Además, amonestó por parte del Córdoba a Rossi (m.56) y por el Real Madrid a Sergio Ramos (m.1), Khedira (m.62) y Carvajal (m.74).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga BBVA disputado en El Nuevo Arcángel ante más de 21.000 espectadores, que llenaron el graderío.

Cristiano Ronaldo Sergio Ramos Real Madrid Córdoba CF Gareth Bale
El redactor recomienda