Es noticia
Menú
El Valencia frena al Real Madrid y tapa en Mestalla su escudo de campeón del mundo
  1. Deportes
  2. Fútbol
LA INTENSIDAD, CLAVE DE LA VICTORIA CHE

El Valencia frena al Real Madrid y tapa en Mestalla su escudo de campeón del mundo

El Real Madrid estrenaba en partido oficial escudo en su camiseta, ese que le acredita como Campeón del Mundo. Algo que pareció ser un gran estímulo... para el Valencia

Foto:

El Real Madrid estrenaba en partido oficial escudo en su camiseta, ese que le acredita como Campeón del Mundo. Más que un incentivo para los propios jugadores blancos –este domingo de negro dragón- pareció un estímulo para el Valencia. El equipo de Nuno no sólo superó al de Carlo Ancelotti en el resultado, 2-1, lo hizo también en intensidad y ganas. El Madrid, con esta derrota, se queda en 22 victorias consecutivas –a dos del récord Guiness del Curitiba- y con la sensación de que por mucho que sean campeones del mundo, deben meter la quinta velocidad ante equipos tan feroces como el Valencia en su campo… o el Atlético en el suyo, próximo rival de los blancos.

Mestalla tiene energía. La corriente eléctrica que la grada descargó en sus jugadores provocó unos primeros 15 minutos más propios de una final que de la jornada número 17 de Liga. Ante el Madrid, el rival siempre sale enchufado, pero este domingo daba vértigo. Gil Manzano, árbitro de la contienda, pagó las consecuencias de dicho vértigo sacando siete tarjetas amarillas en la primera mitad, todas discutidas por los perjudicados.

En un inicio ‘canchero’, con numerosas interrupciones, el Valencia tuvo bajo control al Madrid. El partido, a sus 20 minutos, continuaba ‘canchero’ pero el Madrid cogió el timón. Isco y Kroos mandaban balones al lateral, arriba, donde Bale por la derecha y Cristiano o James por la izquierda ponían –o lo intentaban- el centro. Atacaba a un Valencia que jugaba sin laterales, con tres en defensa. En uno de estos centros, en el minuto 12, la mano de Álvaro Negredo se puso por medio. Penalti y gol número 287 de Cristiano con el Real Madrid.

Sergio Ramos, al 100%, fue defensa y delantero

La intensidad continuó en la ‘cancha’, incluyendo la de Sergio Ramos. El central madridista era duda antes de llegar a Valencia pero Carlo Ancelotti las despejó con su titularidad. “Si hay riesgo, no jugará”, aseguró el sábado… ergo no había riesgo de lesión. Al sevillano no sólo se le vio activo en defensa o en los habituales saques de esquina, también en jugadas de las antes mencionadas esperando un remate. En la primera mitad hasta tres veces Sergio Ramos fue más delantero que defensa (minuto 16, minuto 30 y minuto 33, aunque esto como consecuencia de una segunda jugada tras un córner).

Antes de ir al vestuario el Valencia avisó dos veces: una con un disparo de Barragán que Pepe desvió cuando tomaba puerta el balón y un palo de André Gomes con Casillas batido y gracias a que Carvajal también se puso en medio de la trayectoria de la pelota.

El susto que se llevó el Madrid no le sirvió para afrontar con otra cara el inicio de la segunda mitad. El Valencia avisó con un tiro de Mustafi desde fuera del área que se fue rozando el palo y, en el 51, Barragán ponía las tablas en el marcador. Esta vez Pepe se puso por medio y desvió la pelota para desgracia del meta madridista.

Bale corrió, corrió… y no la pasó

Tenía otro color el choque. Con siete amarillas corriendo por el campo, llegó el tiempo para la relajación, para el fútbol… y el famoso contragolpe del Madrid. Benzema mandó un balón desde su campo a Bale –ante la mirada de un Orban que pensaba que el juego estaba parado-. El galés corrió y corrió. Cuarenta metros de sprint, tenía a la izquierda a Benzema y Cristiano… pero no pasó. No es raro ver cómo alguno de sus compañeros que esperaba un pase se desespera por la opción elegida del galés. En este caso Benzema y Cristiano se quejaron de quien ni llegó a lanzar cómodamente tras echarse encima de Diego Alves. Le robaron la cartera.

El Valencia, a lo suyo, continuó atacando. En el minuto 63 un córner sacado magistralmente por Parejo encontró la cabeza de Otamendi quien superó a Ramos para impactar un balón que se coló en la escuadra de la portería de Casillas. Inapelable. La fiesta pudo ser mayor si Barragán, sólo ante Iker, no llega a desperdiciar su uno contra uno en el 67.

El Madrid espabiló cuando el Valencia se replegó

A partir de ahí el Madrid espabiló y el Valencia se echó para atrás -¿o al revés, el Valencia se replegó y el Madrid pudo atacar?-, sin bajar un grado la intensidad en defensa. Prueba de ello fue el cambio obligado que tuvo que pedir Negredo, con calambres en su pierna izquierda. Isco avisó en un par de ocasiones y Sergio Ramos, en su especialidad en ataque, rematar un córner, envió la pelota fuera tras un cabezazo sin oposición. Isco tuvo otra con la testa pero se encontró con Alves. Por aquel entonces, Jesé y Khedira habían sustituido a James y Bale.

Los balones al área en los últimos cinco minutos no salvaron al Madrid de perder, por primera vez, desde el 16 de septiembre. El Valencia dejó en 22 partidos la tremenda racha de un Real Madrid que tendrá en pocos días otro partido que se presenta con una intensidad similar, ante el Atlético de Madrid en el Calderón.

Ficha técnica

2 - Valencia: Diego Alves, Barragán (Feghouli, m.73), Mustafi, Otamendi, Orban, Piatti (Gayá, m.23), Enzo Pérez, André Gomes, Parejo, Paco Alcácer y Negredo (Rodrigo, m.78).
1 - Real Madrid: Iker Casillas, Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo, Kroos, Isco, James (Khedira, m.71), Bale (Jesé, m.71), Benzema (Chicharito Hernández, m.77) y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.13: Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1, m.52: Barragán. 2-1, m.65: Otamendi.
Árbitro: Gil Manzano (colegio extremeño). Amonestó por el Valencia a Gayà, Enzo Pérez, Mustafi, Alcácer, Parejo y Orban, y por el Real Madrid a Sergio Ramos, Isco y Carvajal.
Incidencias: partido disputado en el campo de Mestalla, lleno con 50.000 espectadores. Antes del encuentro, los jugadores del Valencia hicieron pasillo a los del Real Madrid como campeones del Mundial de clubes.

El Real Madrid estrenaba en partido oficial escudo en su camiseta, ese que le acredita como Campeón del Mundo. Más que un incentivo para los propios jugadores blancos –este domingo de negro dragón- pareció un estímulo para el Valencia. El equipo de Nuno no sólo superó al de Carlo Ancelotti en el resultado, 2-1, lo hizo también en intensidad y ganas. El Madrid, con esta derrota, se queda en 22 victorias consecutivas –a dos del récord Guiness del Curitiba- y con la sensación de que por mucho que sean campeones del mundo, deben meter la quinta velocidad ante equipos tan feroces como el Valencia en su campo… o el Atlético en el suyo, próximo rival de los blancos.

Valencia CF Sergio Ramos
El redactor recomienda