Es noticia
Menú
Tras gastarse 80 millones, Simeone recurre a Torres para tapar las carencias de su ataque
  1. Deportes
  2. Fútbol
CERCI, ÚLTIMO 'FLECO' PARA CERRAR LA OPERACIÓN

Tras gastarse 80 millones, Simeone recurre a Torres para tapar las carencias de su ataque

Torres ha sido el elegido para reforzar al Atlético en el mercado de invierno, un jugador deseado por el Cholo que llega al club para reforzar la delantera rojiblanca

Foto: Ffernando Torres celebra el gol que hizo a España campeona de la Eurocopa de 2008.
Ffernando Torres celebra el gol que hizo a España campeona de la Eurocopa de 2008.

Fernando Torres ha sido el elegido para reforzar al Atlético de Madrid en el mercado de invierno. Petición expresa de Diego Simeone, el conjunto rojiblanco se ha visto obligado a embarcarse en una complicada negociación a tres bandas con el Chelsea y con el AC Milan para tratar de hacerse con los servicios del que otrora fuera estrella del conjunto rojiblanco. Pero después de llegar a un acuerdo total con todas las partes, la situación se ha complicado a última hora, dejando en el aire la llegada del madrileño al Vicente Calderón, al menos de momento. ¿Servirá para que respire más tranquilo otro refuerzo atlético?

De momento, Alessio Cerci ha sido el encargado de detener la operación. El centrocampista italiano se había convertido en una pieza fundamental del traspaso de Torres, pues uno de los acuerdos cerrados entre los tres clubes implicados era la llegada del ex del Torino al AC Milan. Sin embargo, Cerci se ha negado a jugar en el equipo 'rossonero', lo que ha provocado que el fichaje de Torres por el Atlético haya quedado bloqueado, al menos de momento. Todo hace indicar que las partes seguirán negociando en busca de un punto en común que permita al internacional español recalar en el equipo de su vida.

Pero en caso de que Torres se convierta en nuevo jugador del Atlético en el presente mercado de invierno, Simeone se encontraría con un problema en su zona atacante: el 'overbooking'. Con las numerosas salidas del pasada verano, el conjunto rojiblanco se quedó sin los tres atacantes que llevaron a hacer historia al Atlético la pasada temporada: Diego Costa, David Villa y Adrián López. Con ello, el club 'colchonero' tuvo que tirar de talonario para contratar jugadores de nivel que garantizarán el gol, por lo que la delantera fue la principal demarcación en la que el Atlético tuvo que rascarse el bolsillo.

Después de 78,5 millones, Simeone sólo ha necesitado seis meses para volver a pedir otro delantero. Y es que no todos los atacantes fichados por el atlético esta temporada han ofrecido el rendimiento que se esperaba de ello, por lo que la hipotética llegada de Torres al equipo podría suponer un problema a más de uno de los recién llegados, que podrían ver no sólo cerrada la puerta de la titularidad, sino que incluso podría provocar su salida en un futuro no muy lejano. Pese a no vivir su mejor momento, Torres llegaría al equipo para ser una pieza importante. Pero, ¿qué pasaría con el resto de fichajes?

Sin duda, Torres podría ser lo más parecido a Diego Costa que tendría en el equipo, salvando las evidentes distancias: jugador con garra, experto en el desmarque y veloz, sería un jugador del mismo estilo, pero con menos gol, que el ahora jugador del Chelsea. O, con otras palabras, un jugador que encaja a la perfección en lo que Simeone quiere de un delantero. Y, por si fuera poco, le conoce a las mil maravillas. Pero para ganarse un hueco debería dejar en el banquillo a Mario Mandzukic (22 millones), un jugador que no era la primera opción del Cholo, pero que se ha ganado un hueco a base de goles.

Con 14 goles en lo que va de temporada, es la gran referencia en ataque del equipo rojiblanco. A pesar de no ser el perfil que más gusta al técnio argentino, sus actuaciones le han servido para ser indiscutible. Todo lo contrario que Raúl Jiménez: los 10,5 millones pagados por el Atlético no se han rentabilizado lo más mínimo, y sus minutos con el Atlético parecen estar contados. Misma situación que Alessio Cerci, que tampoco ha sabido demostrar sobre el césped los 16 millones de euros que costó y, por eso, el club quiere que se marche en la operación Torres.

Por ello, el gran perjudicado de la llegada del madrileño podría ser Antoine Griezmann: el francés se convirtió en una de las incorporaciones estrella del club rojiblanco en el presente verano, por el que el club desembolsó 30 millones. Pero tras el primer tramo de temporada, no sólo no es titular indiscutible, sino que aún sigue trabajando para intentar demostrar que puede formar parte de este equipo. Por ello, la llegada de alguien como Torres, de la entera confianza de Simeone, puede provocar que sus minutos se vean reducidos, puesto que Gabi, Koke, Raúl García o Tiago son imprescindibles para el Cholo.

Si se cierra el fichaje, que Torres se gane un hueco como indiscutible en el equipo va a depender de su rendimiento: en sus últimas dos temproadas juntas ha metido menos goles que en su último año en el Atlético, en el que firmó 15 goles. Después de casi 80 millones de euros, Simeone ha tenido que recurrir al mercado de invierno para tratar de repetir los éxito de la pasada temporada. No sólo tendrá que cerrar el fichaje de Torres, sino que también deberá enderezar la carrera de un jugador venido a menos en los últimos años. Y, cómo no gestionar, un fichaje del que el más perjudicado puede ser Griezmann.

Fernando Torres ha sido el elegido para reforzar al Atlético de Madrid en el mercado de invierno. Petición expresa de Diego Simeone, el conjunto rojiblanco se ha visto obligado a embarcarse en una complicada negociación a tres bandas con el Chelsea y con el AC Milan para tratar de hacerse con los servicios del que otrora fuera estrella del conjunto rojiblanco. Pero después de llegar a un acuerdo total con todas las partes, la situación se ha complicado a última hora, dejando en el aire la llegada del madrileño al Vicente Calderón, al menos de momento. ¿Servirá para que respire más tranquilo otro refuerzo atlético?

Diego Simeone
El redactor recomienda