EL SEXTETE DE GUARDIOLA YA QUEDA MUY LEJOS

Diez razones para el cambio de ciclo: del año en blanco del Barça al póker del Madrid

Real Madrid y Barcelona son las dos caras de una misma moneda. Una eterna rivalidad en busca del éxito que ha dado lugar a un nuevo cambio de ciclo en el último lustro

Foto: El Real Madrid ha vivido un año para el recuerdo, coronado con el título del Mundial de Clubes.
El Real Madrid ha vivido un año para el recuerdo, coronado con el título del Mundial de Clubes.

Real Madrid y Barcelona son las dos caras de una misma moneda. Una eterna rivalidad en busca del éxito deportivo ha llevado a ambos clubes a convertise en los reyes de Europa en las últimas temporadas. Los dos clubes más potentes del viejo continente en la actualidad -con permiso del Bayern de Múnich-, son referencias del fútbol continental y, como tal, mantienen una lucha constante por hacerse con la supremacía. Si desde 2008 el Barça era el club más importante, en los últimos años el Madrid ha conseguido dar la vuelta a la tortilla. O, lo que es lo mismo: ha llegado el cambio de ciclo.

Nada dura nunca para siempre y los ciclos son situaciones contidianas en el deporte. Momentos de forma, fichajes de grandes jugadores o la continuidad de un proyecto a medio-largo pueden marcar muchas de las temporadas de los clubes. Así, en la eterna dualidad Madrid-Barça, siempre habrá un dominador y otro equipo que tratará de arrebatar el trono al rival. De unas temporadas a esta parte, la enconada lucha entre ambos clubes se ha trasladado más allá del panorama nacional, siendo el campo de batalla europeo donde se ha decidido qué equipo es el gran dominador del fútbol actual.

Ahora que se termina el 2014, el Real Madrid puede presumir de haber vivido un año para el recuerdo. Con cuatro títulos en el año que se marcha, el conjunto blanco no sólo ha conseguido una sustancial mejora de sus resultados, sino que ha iniciado un ciclo triunfal. Y no sólo por los éxitos, sino también por cortar la racha del Barcelona, el 'eterno rival', un equipo que ahora atraviesa un momento no demasiado positivo. Las rachas vienen y van: el club blanco navega a favor de viento, mientras que los azulgranas naufragan en aguas profundas. Estos son los diez momentos que llevaron a este cambio de ciclo:

1.- El año del sextete

Desde que Pep Guardiola llegara al banquillo en la temporada 2008-09, el Barcelona dio un paso adelante. El primer año del técnico catalán fue impresionante, consiguiendo los seis títulos que disputó el club. El sextete logrado 2009 llevaba a los culés a ser el primer club de la historia en ganar todos los títulos en año natural, un hito para la historia del fútbol que todavía no ha igualado ningún otro equipo del mundo. Pero la alegría se cerró con un monumental baño en el Bernabéu al Madrid, en el que los azulgrana lograron una abultada victoria por 2 a 6 que sirvió para hundir a los blancos y corolar el año azulgrana.

2.- Primer Mundial de Clubes del Barça

Un curso después, en la 2009-10, el Barça cerraba de manera exitosa su año triunfal, consiguiedo los tres títulos heredados de la anterior temporada, con la consecución de la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y, sobre todo, su primer Mundial de Clubes. Este título les sirvió a los azulgranas para llevar la escarapela de mejor club del mundo durante 2010, un título que no fue nada sencillo para los azulgrana y que lograron en la prórroga de un partido que pudieron perder ante Estudiantes (2-1). Pese a ello, el curso fue muy bueno, cerrado con la consecución de otra Liga.

3.- El 'Alcorconazo', el desastre blanco

Sin embargo, esa misma temporada el Madrid sufrió uno de sus mayores tropiezos de los últimos años. Con Manuel Pellegrini en el banquillo, los blancos hicieron una buena Liga, pero aun consiguiendo 96 puntos no fue suficiente para acabar con el poderoso Barcelona. Eliminados contra todo pronóstico en octavos de final de la Champions ante un Olympique de Lyon claramente inferior, el gran fracaso tuvo lugar en Copa. Un por entonces Alcorcón de Segunda B aplastó al conjunto madridista en Santo Domingo (4-0) que, incapaz de dar la vuelta en el Bernabéu (1-0), cayó eliminado con estrépito.

4.- Mourinho empieza a recortar distancias

En esa gran línea de éxitos azulgrana, la temporada 2010-11 volvió a ser muy buena. Con un doblete de Liga y Champions, el Barça siguió demostrando con un juego combinativo y de ataque que era el equipo del momento. Pero esa temporada llegó José Mourinho al Real Madrid, un técnico con la misión de recortar la abismal diferencia que existía con el conjunto catalán: después de un par de temporadas muy difíciles para los blancos, el portugués comandó al equipo madridista a conseguir su primera Copa tras 18 años, derrotando en la final al todopoderoso Barça (1-0).

5.-El Chelsea, el principio del fin de Guardiola

Un curso después, en la 2011-12, comenzaba el comienzo del fin del Barcelona que había marcado una época. Pese a conseguir los títulos heredados de la pasada temporada, como la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y, de nuevo, el Mundial de Clubes -donde el Barça jugó la final contra el Santos de Neymar (4-0)-, el curso no fue demasiado positivo para lo que acostumbraba el equipo. Sólo consiguió levantar la Copa, cayendo derrotado en la Liga ante el Madrid y en la Champions ante el Chelsea. La derrota frente a los 'blues' fue el punto de inflexión para la salida de Guardiola.

6.- Una Liga de récord para el Madrid

Y, curiosamente, el Real Madrid remontó el vuelo esa misma temporada. Mourinho llevó al Real Madrid a conseguir la Liga de los récords, un curso en el que los blancos se convirtieron en el primer club de la historia en ganar un campeonato liguero con 100 puntos y consiguiendo 121 goles. El técnico portugués había conseguido revertir la tónica de los últimos años con el Barça, pero se quedó a las puertas de cerrar el curso con sobresaliente: en las semifinales de la Champions se iba a quedar sin jugar la final tras caer en la tanda de penaltis ante el Bayern de Múnich en el Bernabéu.

7.- Tito, aire fresco para el Barcelona

Llegaba la 2012-13 con la marcha de Guardiola y el sorprendente cambio en el banquillo de Tito Vilanova. Pero el hasta entonces segundo de Pep firmó el mejor arranque de la historia del Barça, lo que a la postre le sirvió para conseguir la Liga con 100 puntos. Sin embargo, el Barça empezaba la caída del Barça, en un año en el que no consiguió ganar al Madrid y salió humillado en Champions ante el Bayern, que le endosó un parcial de 7 a 0. El Madrid no estuvo mucho mejor, y sólo con la Supercopa de España cerró Mourinho su ciclo como madridista en una temporada para el olvido.

8.- Martino y el 'annus horribilis' azulgrana

El 'Tata' Martino llegaba en la 2013-14 para dar un giro de timón al Barça, pero nada más lejos de la realidad. Fracaso fue la palabra que resume su año, en el que sólo consiguió la Supercopa de España y perdió la Liga tras ser incapaz de ganar al Atlético en casa en el último partido del torneo (1-1). Y, como todo ciclo, la caída del Barça supuso el resurgir del Madrid, que de la mano de Ancelotti, se encargó de firmar un espectacular año, que comenzaba con un nuevo golpe a los azulgranas: el triunfo en la final de la Copa del Rey en un partido que será recordado por el histórico esprint de Gareth Bale (2-1).

9.- Ancelotti y la deseada 'Décima'

Pero el primer curso del italiano con el Real Madrid iba a ser mucho más que la Copa. Pese a quedarse con la miel en los labios en Liga en el tramo final de temporada, la gran guinda del pastel iba a llegar con la Champions. La ansiada Décima llegaba en una final increíble, en la que el Real Madrid consiguió llevar el partido a la prórroga anter el Atlético con un inapelable cabezazo de Sergio Ramos en el descuento. Ya en el tiempo extra, los blancos iban a pasar por encima del cansado equipo rojiblanco para conseguir la décima Copa de Europa de su historia (4-1) en el primer año de Carletto.

10.- El Mundial confirma el cambio de ciclo

Y en lo que va de temporada, lo cierto es que el Real Madrid sigue demostrando el cambio de ciclo. Mientras que el Barça no ha levantado más títulos, sigue con los problemas con el 'caso Neymar' y la sanción de FIFA sin poder fichar por irregularidades en jugadores menores de edad, el Madrid es todo lo contrario: campeón de la Supercopa de Europa y del Mundial de Clubes, los blancos cierran 2014 con cuatro títulos. El equipo de Ancelotti ha revertido la tendencia, devolviendo al Madrid su grandeza a base de títulos, esa misma que el Barça parece haber perdido en la última temporada.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios