Luis Enrique podría preguntar a Piqué si expulsaría a los que llaman 'puta' a Shakira
  1. Deportes
  2. Fútbol
El técnico emborrona los valores del barça

Luis Enrique podría preguntar a Piqué si expulsaría a los que llaman 'puta' a Shakira

La opinión de Luis Enrique sobre la decisión de la LFP de multar a los clubes en los que se escuchen insultos es un torpedo a los valores del Barça

Foto: Luis Enrique, durante un partido del Barcelona en la presente temporada.
Luis Enrique, durante un partido del Barcelona en la presente temporada.

La opinión de Luis Enrique sobre la decisión de la Liga de Fútbol Profesional de multar a los clubes en los que se escuchen insultos es un torpedo a la línea de flotación de los valores del Barça. "Si echan a los que insultan nos vamos a quedar solos", afirmó el técnico, que más tarde se explayó: "Todo lo que sea antiviolencia bienvenido sea, aunque si los echan por insultar nos quedamos solos, incluso sin jugadores. No me parece exagerado que se persigan, pero no sé dónde pondremos la línea. Se insulta en todos los campos de España".

Habrá que esperar ahora para comprobar la reacción del club, que siempre ha presumido de juego limpio, valores y afición. Fue en el mandato de Joan Laporta cuando los ultras dejaron de tener sitio en el Camp Nou. Fue el presidente Sandro Rosell el que propuso hacer una grada de animación con la oposición total de los Mossos d’Esquadra, que le advirtieron en todas las reuniones que sería un coladero para los violentos. Rosell llegó a firmar un documento con algunos Boixos Nois para la creación de la grada durante las elecciones del 2010, pacto que negó repetidamente. En febrero del 2013, tras el lanzamiento de una bengala en un partido de Copa ante el Madrid, se descubrió el pastel. La emisora Catalunya Ràdio incluso hizo público el documento.

Es ahora Josep María Bartomeu el que tuvo que escuchar cómo la semana pasada, el inspector de los Mossos d’Esquadra y coordinador de seguridad del Camp Nou, Lluís Miquel Venteo, fue muy crítico con el Barcelona en unas declaraciones al programa ‘La Gradería’ de la Cadena Ser: "El Barça, bajo mi punto de vista, no está haciendo todo lo que debería hacer. Hay situaciones en la que no tenemos el apoyo esperado". El club contestó al día siguiente mediante un comunicado en el que mostró su absoluto desacuerdo.

Habrá que esperar ahora para ver cuál es la reacción de la Junta azulgrana tras las manifestaciones de Luis Enrique. Y si ésta es en privado, o en público. Por lo pronto, no han sentado bien. Sobre todo, porque el Camp Nou no es un estadio que tenga un problema en este sentido. Su afición suele ser respetuosa y son los jugadores del Barça, a los que entrena Luis Enrique, los que tienen que escuchar insultos gruesos en muchos estadios de España. 'Messi subnormal', fue el que se escuchó el sábado en el Bernabéu, pero el técnico también podría preguntarle a Piqué si le parece mal que expulsen de los campos a los que llaman a su mujer, la cantante Shakira, 'puta'.

Luis Enrique
El redactor recomienda