Ancelotti necesita activar a Bale ante el inminente estreno del tridente azulgrana
  1. Deportes
  2. Fútbol
marca y asiste, pero su juego no convence

Ancelotti necesita activar a Bale ante el inminente estreno del tridente azulgrana

Los números del galés son realmente buenos, pero su participación en el juego sigue sin ser la del año pasado. Espera volver a convencer antes del Barça

Foto:

La mejor versión del Real Madrid está próxima. El ansiado equilibrio aún parece algo lejano, como un recuerdo ancestral que se tiene que volver a aprender, pero mientras los blancos marquen más goles que el rival, el equilibrio pasará a un segundo plano a la espera de que un partido trampa lo traiga de nuevo a la memoria. En el Madrid más cercano a la versión que desea Carlo Ancelotti, hay todavía ciertas patas que cojean y que hay que calzar para recuperar la imagen de campeón de Europa que fue. El balón parado es una de ellas, y una importante, pero el italiano asegura que está trabajando a fondo en ello, por lo que es de suponer que ese problema desaparecerá pronto. Otro tema a resolver es el rendimiento de Gareth Bale, no del todo acorde al que ya mostró el galés el año pasado.

Se puede debatir intensamente sobre si el rendimiento de Bale está siendo idóneo, si todavía puede mejorar o si, por el contrario, está siendo bajo y lejano al que todo madridista y seguidor del fútbol sabe que puede desarrollar. Empecemos por lo básico y lo que realmente sirve en este mundo del balompié, las puras y duras estadísticas. Bale es uno de los cuatro jugadores del Real Madrid que han participado en todos los partidos del equipo blanco. En los doce partidos oficiales, Bale ha anotado cinco goles, cuatro de ellos en la Liga BBVA y otro en la primera jornada de la Champions League ante el Basilea. Además de esos cinco tantos, ha generado otros cinco con sus asistencias: tres en Liga, una en la Liga de Campeones y otra en la Supercopa de Europa.

Con esos números en la mano, es imposible calificar de un mal inicio de temporada el de Gareth Bale. Diez goles provocados por el galés en doce partidos le convierten en una pieza esencial del sistema de Ancelotti. Nunca ha dudado de él ni tampoco ha permitido hasta ahora que descanse en algún partido, como sí hicieron, por ejemplo, Cristiano Ronaldo y Benzema, siendo Bale el único vértice del triángulo ofensivo sin rotar. Es bien cierto que Bale llegó a la pretemporada en un estado físico envidiable, más fino que el año pasado y más musculado y quizás por eso Ancelotti no ha visto necesario darle un choque completo de descanso, pensando que ya se lo dará cuando comience la Copa del Rey.

Poca participación en el juego

Pero a pesar de sus buenos números y de su formidable estado físico, Gareth Bale no está convenciendo a la parroquia madridista, conocida desde hace más de un siglo por su inagotable exigencia. Bale marca goles y asiste, pero su participación en el juego colectivo es inocua, casi inapreciable. Durante muchos minutos en muchas fases de los partidos parece desaparecido, no toca el balón y tampoco hace para ello. En su posición fija de extremo derecho, aún Bale no se encuentra del todo cómodo, se pierde en un lugar que le es ajeno y muchas veces, cuando le llega un balón, se siente obligado a maniobrar de forma extraña para utilizar su pierna natural o forzar un centro o un disparo con la pierna derecha.

Pese a los buenos resultados del último mes, Carlo Ancelotti sigue teniendo esa espinita clavada de no haber recuperado todavía al gran Gareth Bale del tramo final de la temporada pasada, cuando ofreció su mejor cara en los partidos trascendentes, como la final de la Copa del Rey y en la consecución de la Décima. Reacoplar al galés en un once que todavía busca el equilibrio defensa-ataque no será fácil. ¿Exigirle que baje a ayudar a su lateral o quitarle esos cometidos para que pueda tener ese punto físico extra en los esprines? Quedan dos partidos para que el Barcelona visite el Santiago Bernabéu, y presumiblemente lo hará con su tridente por primera vez. Suárez se unirá a Messi y Neymar para competir con los Cristiano, Benzema y Bale. Para que la victoria blanca en el Clásico sea posible, la Ancelotti debe reencontrar al mejor Bale. Ante Levante y Liverpool tiene tiempo para conseguirlo.

Varias bajas para el Ciudad de Valencia

Raphaël Varane y Karim Benzema no estarán ante el Levante tras sufrir ambos un proceso febril que les aparta en el último momento del duelo liguero. El técnico madridista también pierde en defensa a Sergio Ramos, lesionado en el sóleo y que centra sus esfuerzos para regresar ante el Liverpool en Liga de Campeones o en el clásico del fútbol español contra el Barcelona. Su lugar lo iba a ocupar Varane y ahora será para Nacho Fernández.

Alineaciones probables:

Levante: Mariño; Iván López, Juanfran, Rodas, El Adoua o Pedro López; Morales, Diop o Simao Mate, Camarasa, Rubén; Víctor y Barral.

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Nacho Fernández, Marcelo; Kroos, Modrić, Isco; Bale, Cristiano Ronaldo y James.

Árbitro: Iglesias Villanueva (colegio gallego).

Estadio: Ciudad de Valencia.

Hora: 16:00.

Gareth Bale Carlo Ancelotti Karim Benzema Real Madrid
El redactor recomienda