recupera la grandeza futbolística perdida

Nuno Espírito Santo diseña un vigoroso Valencia que vuelve a soñar con la gloria

Valencia vibra con su equipo. Hacía años que la ciudad no disfrutaba con tanta intensidad. La filosofía de Nuno ha calado en una plantilla llena de vigor y alegría

Foto: nuno celebra junto a sus jugadores el triunfo logrado ante el Atlético de Madrid (EFE)
nuno celebra junto a sus jugadores el triunfo logrado ante el Atlético de Madrid (EFE)

Un ramillete de partidos ha inundado de ilusión la ciudad. Desde hace años, muchos, no se respiraba una aire tan eufórico en Valencia. El nuevo y renovado proyecto, proceso de venta del club al margen, ha calado en la masa social del club que preside Amadeo Salvo. Es pronto para aventurar a qué puede aspirar, pero a día de hoy el equipo que entrena Nuno Espírito Santo se ha consolidado en la zona alta de la tabla, transmitiendo sensaciones olvidadas. Los más optimistas ya apuntan a que este Valencia tiene potencial para tomar el relevo del Atlético de Madrid como alternativa a los dos grandes; tal vez son palabras mayores, pero son muchos los datos que invitan a pensar que puede ser así. Desde la exitosa época de Rafa Benítez -dos ligas, una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa-, el equipo no generaba tal estado de éxtasis en su afición.

La atmósfera del vestuario, irrespirable la pasada temporada, se ha limpiado en estos primeros meses de temporada. El pasado sábado se pudo apreciar en Mestalla, donde el campeón de Liga se encontró con un rival cargado de moral. Con un grupo de futbolistas fraccionado y unas relaciones complicadas entre diferentes integrantes del plantel, en la actualidad se vive un ambiente diferente. Nuno sabía al llegar que se iba a encontrar un colectivo dividido, consciente de que unir voluntades en la búsqueda de un bien común era uno de sus primeros objetivos a conseguir. El entrenador portugués, ayudado por los resultados, ha conseguido pacificar el interior de un vestuario en el que hace unos meses la unión no era su principal característica…

La cantera, fundamental en cualquier club, comienza a coger peso y protagonismo en el primer equipo. El constante crecimiento de Paco Alcácer, en fase de consolidación en la Selección española, ha tenido continuidad con la brillante aparición de Gayà. El delantero, tras completar una notable temporada 2013/2014, está confirmando en la actual que está señalado para ser el ‘9’ del equipo los próximos años. El joven lateral izquierdo, que en el pasado ejercicio ya comenzó a tener participación en el primer equipo, ha dado un acelerón brutal en estos últimos meses. Gayà ya ha sido citado para jugar con la Sub 21 y se ha convertido, con sólo 19 años, en un fijo para Nuno.

La importancia de Javi Fuego

El exigente método de trabajo del nuevo técnico ha tenido la respuesta adecuada por los jugadores. Las semanas de pretemporada fueron algo más que sofocantes. Los jugadores destacaban en privado la enorme carga de trabajo diario al que eran sometidos. Y ese plan no ha variado sustancialmente. Nuno ha implantado una filosofía similar a la del Cholo, con una exigencia superlativa en el día a día. Detallista al máximo, Nuno cuida la preparación física al máximo e igualmente insiste en la buena alimentación de sus jugadores. Algunos jugadores destacan la obsesión del luso en este último apartado, pero se trata de algo que no se puede debatir con Nuno. Es pesado a más no poder. Las lesiones musculares, por el momento, respetan a este nuevo Valencia.

Futbolísticamente, echar el cierre en la portería propia es el primer mandamiento de Nuno Espírito Santo. El sistema defensivo está funcionando a la perfección y en estos momentos el Valencia es el segundo equipo menos goleado -cuatro goles- tras un Barcelona que por ahora nadie ha podido batir. La llegada de Otamendi ha sido fundamental, como también el trabajo que está realizando Javi Fuego. El mediocampista, acoplado casi como hombre libre por delante de los dos zagueros centrales, está siendo básico a la hora de dar solidez al equipo cuando toca defender. Por delante, el talento de Parejo y la agradable aparición del ‘desconocido’ André Gomes activan a Alcácer y compañía.

La juventud es otro de los secretos de este vigoroso Valencia. El once habitual de Nuno es el más joven de la Primera división, con una media que apenas supera los 24 años. Esa vitalidad se traduce en ilusión y de ahí el constante y regular rendimiento de un equipo que todavía no ha perdido en estas primeras siete jornadas de Liga. Sin competición europea que afrontar, el equipo tiene más tiempo para afrontar los partidos. Tiempo para trabajar a conciencia los conceptos del técnico portugués y más descanso. Este dato fue subrayado por Simeone, que se agarró a esta circunstancia para asegurar que este Valencia acabará en una posición de privilegio. “Sin jugar Europa League ni Champions League y con la plantilla que tiene, lo tiene que hacer muy mal para no ser tercero o cuarto”, aseveró el entrenador argentino.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios