El expropietario del Mallorca Martí Asensio es condenado por la juez a 2 años de cárcel
  1. Deportes
  2. Fútbol
POR UN DELITO DE ADMINISTRACIÓN DESLEAL

El expropietario del Mallorca Martí Asensio es condenado por la juez a 2 años de cárcel

El expropietario del Real Mallorca fue condenado a 2 años de prisión y a indemnizar al club con 603.769€ por un delito societario de administración desleal

Foto: Javier Martí Asensio (i) saluda al abogado Tomeu Vidal (d).
Javier Martí Asensio (i) saluda al abogado Tomeu Vidal (d).

El expropietario del Real Mallorca Javier Martí Asensio fue condenado a 2 años de prisión y a indemnizar al club con 603.769 euros como autor de un delito societario de administración desleal por usar fondos la entidad deportiva para pagar las acciones que compró a Mateo Alemany. La defensa de Martí Asensio, que compareció al juicio con dos horas de retraso, pactó con la Fiscalía la aceptación de la condena a cambio de una rebaja de la pena de 3 años de cárcel solicitada inicialmente por la acusación pública.

Antes de dictar la sentencia, que es firme por el compromiso expreso del condenado a no recurrir, la magistrada que presidía el tribunal de la sección primera de la Audiencia de Palma, Gemma Robles, reprendió con severidad al expropietario del Real Mallorca por su retraso, que él atribuyó a una confusión sobre la compañía con la que debía volar a la isla. "Usted no demuestra ningún respeto por este tribunal", subrayó la magistrada, que llegó a decirle que debía haber dictado la orden para que le condujeran detenido desde el aeropuerto.

Según admitió, Martí Asensio compró el 93,24 % de las acciones del club a Alemany el 7 de agosto de 2009, en representación de la sociedad Safín Gestores, por un precio de 4.270.000 euros que sería satisfecho mediante el pago de doce pagarés, el primero de los cuales vencía el 15 de septiembre de 2009 y el último en la misma fecha de 2011. Tras su nombramiento como consejero delegado del Mallorca, hizo uso de sus facultades recién asumidas de gestión y administración "con ánimo de injusto enriquecimiento y en detrimento del resto de accionistas del club", según recoge el escrito de acusación que asumió el acusado.

Días antes de que venciera el plazo del primer pagaré, transfirió 500.000 euros del club a favor de la entidad Safín Gestores que a su vez la remitió a Alemany como primer pago de las acciones. Al mes siguiente, cuando el segundo pago no fue satisfecho, Alemany requirió la resolución del contrato y Martí Asensio se comprometió a reintegrar lo dispuesto de las arcas del club, algo que hizo mediante un pagaré que resultó insatisfecho. Mientras fue consejero delegado del RCD Mallorca, durante septiembre de 2009, Martí Asensio también ordenó otra transferencia de 91.000 euros de la cuenta del club a Safín Gestores en concepto de gastos de mediación en la compra de las acciones, y días después disputo de 11.600 euros más por servicios de asesoría.

Además, entre septiembre y octubre gastó 1.169 euros con la tarjeta que se le proporcionó para gastos de representación. Por estos hechos Martí Asensio fue condenado por un delito societario de administración desleal a 2 años de cárcel y a abonar 603.769 euros al Mallorca en concepto de responsabilidad civil. Martí Asensio fue condenado en diciembre de 2013 por el Juzgado de lo Mercantil 2 de Palma a devolver al Mallorca y a la masa activa del concurso de acreedores de la entidad 602.345,12 euros, tras declarar culpable dicho concurso y constatar que "dispuso de fondos del club sin justificación y para fines que le eran ajenos".

RCD Mallorca Javier Martí Asensio