Es noticia
Menú
De los cuatro gritos de Anoeta al mensaje claro y directo de Florentino Pérez
  1. Deportes
  2. Fútbol
LA ENTIDAD está POR ENCIMA DEL VESTUARIO

De los cuatro gritos de Anoeta al mensaje claro y directo de Florentino Pérez

La derrota de Anoeta sirvió para que los jugadores se dijeran algunas cosas. Hubo reproches y varios se censuraron la actitud de hombres como Isco o Bale

Foto: Ancelotti, con semblante serio, durante el Real Sociedad-Real Madrid (Reuters)
Ancelotti, con semblante serio, durante el Real Sociedad-Real Madrid (Reuters)

Primera crisis de la temporada de la mano de la derrota sufrida en Anoeta y del cierre del mercado. Florentino Pérez quería mandar un mensajea técnico y jugadores por lo sucedido ante la Real Sociedad. Ylo hizo con su ausencia en el vestuario después de la derrota, como antes lo había hecho con algunos de los movimientos de mercado efectuados por el Real Madrid, en los que ha prevalecido lo que se considera el interés de la entidad por encima de los personales de algunos jugadores.

Enfadado por la actitud de algunos jugadores, el presidente ha querido dejar claro en este mercado de verano, que el club está por encima de todos y que las decisiones obedecen a una estrategia, que el tiempo dirá si es la equivocada o no. Empezó con el fichaje de James, siguió con el adiós de Diego López y la continuidad de Casillas, para rematar con el adiós de Di María y el de Xabi Alonso, jugadores, especialmente el último, que quisieron marcharse y lo hicieron. El equipo sigue, la entidad continúa y el jugador que no lo entienda va a sufrir;al menos así lo entienden los dirigentes.

En cuanto a la crisis del vestuario, Anoeta sirvió para que se dijeran algunas cosas los jugadores de Ancelotti. Hubo reproches y algunos se atrevieron a censurar la actitud de jugadores como Isco o Bale, que en momento alguno parecieron meterse en unpartido que parecía ganado y que se les marchó de las manos cuando menos lo esperaban.

El equipo blanco se partió y, lo que es peor, bajó los brazos. Los cuatro gritos de los que habló son de Casillas al término del partido, quepasaron a ser cinco o seis, que fueron los jugadores que hablaron. El cuarto blanco del estadio donostiarra fue testigo de la discusión, pero llegaron de varias direcciones y con diferentes objetivos. No solo hablaron los capitanes, pero el mensaje llegó a todos y asumieron que el sacrificio debe ser de todos.

Durante el pasado mes ya informamos de la preocupación en la zona noble por el liderazgo del vestuario y que debía recaer en Cristiano Ronaldo (ausente en Anoeta) y Sergio Ramos. Y asumen el reto, pero a los jugadores no les ha gustado alguno de los movimientos, especialmente la salida de Di María, tal y como reconoció el propio CR7. Hace un año fue con el adiós de Özil y ahora ha sido con el del argentino. En un mes el efecto dejó de tener fuerza. Defensa y delantero tienen la obligación de tirar del grupo, la misión de unir, y así se lo ha recordado el presidente madridista.

El técnico también realizó examen de conciencia y reconoció que van a cambiar cosas, que jugarán los que estén en mejor condición. No hay tiempo para los exámenes y las pruebas. Apunten cambios para el próximo partido. Pocos tienen el puesto garantizado, empezando por Casillas y terminando por James. Espera un derbi sin apenas tiempo para ser preparado y el italiano tendría argumentos para cambiar. En Anoeta se marchó muy decepcionado con la actitud de alguno de sus jugadores. Los implicados ya lo saben.

Primera crisis de la temporada de la mano de la derrota sufrida en Anoeta y del cierre del mercado. Florentino Pérez quería mandar un mensajea técnico y jugadores por lo sucedido ante la Real Sociedad. Ylo hizo con su ausencia en el vestuario después de la derrota, como antes lo había hecho con algunos de los movimientos de mercado efectuados por el Real Madrid, en los que ha prevalecido lo que se considera el interés de la entidad por encima de los personales de algunos jugadores.

Florentino Pérez Iker Casillas
El redactor recomienda