El Barcelona arrincona a un Dani Alves al que presiona buscando un recambio
  1. Deportes
  2. Fútbol
nO ESTÁ DISPUESTO A SALIR 'REGALANDO' DINERO

El Barcelona arrincona a un Dani Alves al que presiona buscando un recambio

El bajón físico que sufrió el brasileño y sus polémicas acabaron con la paciencia del club culé, que busca desbloquear su salida con la llegada de otro jugador

Foto: Las continuas salidas de tono y el bajón en el rendimiento de Dani Alves, motivos para su salida.
Las continuas salidas de tono y el bajón en el rendimiento de Dani Alves, motivos para su salida.

"Dani Alves es jugador del Barcelona y, ahora, está con nosotros". Con esta enigmática frase sorprendía Luis Enrique hace unos días al hablar sobre el jugador brasileño, de quien todavía no se conoce su futuro más cercano. El bajón de forma que ha sufrido en las últimas temporadas, unido a las continuas salidas de tono del brasileño, han provocado que esté en el punto de mira. La profunda renovación que está afrontando el Barça esta temporada se ha convertido en el escenario perfecto para proceder a su salida, pero hay un importante problema: el jugador no está dispuesto a perdonar ni un euro.

El Barça es consciente de que, en las últimas temporadas, Dani Alves se ha convertido en un problema. Líos con técnicos rivales, jugadores de otros equipos y con los aficionados del conjunto azulgrana se convirtieron en una tónica, hasta que llegó la gran 'rajada' al terminar la pasada temporada: "Si la gente me quiere aguantar como soy, bien; si no, me iré a otro lado. Me siento disparado. Si el Barcelona quiere que me vaya, que me lo digan". Además de mandar otro 'palo' a la directiva a través de Eric Abidal: "Éldebería seguir aquí porque tiene un corazón más grande que este club".

Todo hacía indicar al término del pasado curso que Alves estaba destinado a dejar el equipo, pero siguen pasando los días y la situación no se desbloquea. El brasileño ha pasado de ser un jugador indiscutible a estar en el punto de mira, tanto de la afición como del club, pero el problema radica en su salario. Con 7 millones de euros al año y con una temporada más de contrato, el brasileño no está dispuesto a perdonar lo que tiene firmado con el Barcelona. Y eso, además, implica que no quiere bajar su caché, lo que provoca que no acepte ofertas inferiores a lo que percibeen el club azulgrana.

A sus 31 años, y dado su visible bajón deportivo, no ha habido ni un sólo 'grande' de Europaque le haya puesto sobre la mesa una oferta por la que estuviera decidido a dejar el Barcelona. Ante las dificultades para encontrar una salida a la altura de sus necesidades, no tuvo ningún problema en confirmar a Luis Enrique que estaba dispuesto a seguir en el equipo, que se veía con fuerza para ayudar al menos un año más. El técnico asturianoaceptólo ofrecido por el brasileño, pero esa situación no ha frenado las intenciones del club de incorporar a otro lateral derecho.

placeholder

Varias opciones que complicarían a Dani Alves

Pese a que contaríacon Alves y con Martín Montoya en esta demarcación, Luis Enrique continúa buscando jugadores que refuercen esta posición. El elegido en Juan Cuadrado, un hombre de largo recorrido que gusta mucho en el cuerpo técnico azulgrana. Su polivalencia, despliegue físico y capacidad goleadora han terminado por convencer al Barça de que es el jugador preferido para esta posición. Pero en caso de que fuear imposible fichar al jugador de la Fiorentina, el conjunto azulgrana ya valora otras opciones como Lukasz Piszczek(Borussia Dortmund) o incluso Juanfran Torres (Atlético).

El club ha anunciado que la llegada de un jugador para la banda derecha no implicaría la salida de Alves, pero los números no cuadran. Tal y como pasara con la portería del Real Madrid hasta hace escasas fechas, tres jugadores de nivel en la misma demarcación son multitud. Contando con un titular habitual y otro jugador que entrara en el equipo de vez en cuando, el tercero en discordia no tendríademasiadas oportunidades. Y frenar la progresión de Montoya, un lateral que apunta alto, no sería muy lógico cuando está llamado a ser el hombre del futuro en esa banda. Alves queda, así, en entredicho.

La relación con laafición, complicada

El mercado no se cerrará hasta el 31 de agosto, fecha hasta la que todo puede pasar. De momento, la salida del brasileño está bloqueada y, salvo que llegue una buena oferta que convenza al Barça y al jugador, Alves será jugador azulgrana a todos los efectos. Si no saliera, la misión de Luis Enrique seríarecuperar al hombre que fuera no hace mucho el mejor lateral derecho del mundo. Pero la situación no es fácil: sus ataques al club no han sido olvidados, ni mucho menos por una afición a la que criticó por su falta de apoyo al equipo: "A veces parece que jugamos fuera de casa".

A lo largo del mercado estival, el Barcelona ha procedido a una profunda renovación: seis fichajes, dos jugadores de vuelta tras cesión, técnico nuevo y nueve salidas de jugadores se antojan como el escenario ideal para 'fabricar' un nuevo Barça. Y en ese panorama, encaja perfectamente la salida de Dani Alves, uno de esos hombres de la 'vieja guardia' azulgrana que apura sus últimos días de gran fútbol al más alto nivel. Pero si el Barça no encuentra comprador, el brasileño seguirá en el Camp Nou un año más, hasta que su contrato expire con la entidad en la que un día brilló.

Dani Alves Luis Enrique FC Barcelona LaLiga Santander
El redactor recomienda