Es noticia
Menú
El lío entre Casillas y Diego López levanta dolor de cabeza a Florentino y sus directivos
  1. Deportes
  2. Fútbol
ANCELOTTI SÓLO QUIERE UN PORTERO TITULAR

El lío entre Casillas y Diego López levanta dolor de cabeza a Florentino y sus directivos

A día de hoy ni Casillas ni Diego López han movido pieza. Y los dirigentes del club blanco tampoco, más allá de sondear la posibilidad de la llegada de Oblak

Foto: Casillas y Diego López durante un entrenamiento en Valdebebas (Efe).
Casillas y Diego López durante un entrenamiento en Valdebebas (Efe).

El Real Madrid tiene un problema, bueno dos. Ya lo advertimos durante el Mundial que España finiquitó nueve días atrás. La respuesta de Casillas no espantó el fantasma que parece perseguir a la portería blanca desde hace año y medio. Las dudas siguen instaladas y a día de hoy ni Iker Casillas ni Diego López han movido pieza. Y los dirigentes del club blanco tampoco, más allá de sondear la posibilidad de asegurarse la llegada de Jan Oblak de cara a la temporada 2015-2016. Antena 3 informó ayer que el futuro de la portería blanca pasa por la salida de Casillas y Diego López y la llegada de Keylor Navas y Kiko Casilla.

Iker Casillas se reunió con Florentino Pérez antes del viaje a Brasil para saber qué pretendía hacer la entidad madridista con su futuro. El presidente del club blanco transmitió tranquilidad al portero, circunstancia que no mantuvo durante el Mundial. El internacional español tiene tres años de contrato, a una media de nueve millones de euros brutos y el Real Madrid, por ahora, no piensa realizar movimiento alguno.

Carlo Ancelotti, antes de partir hacia Vancouver, le comentó al presidente que no estaba inquieto ante lo que pudiera suceder. El entrenador sabe que la fórmula empleada la pasada temporada no tiene más recorrido, pero también quiso dejar bien claro al presidente que Casillas y Diego López partirán en igualdad de condiciones al inicio de la pretemporada y que iniciará la campaña el que esté en mejores condiciones. Nada de alternar. Ese dibujo del técnico ya lo saben los dos porteros y, por el momento, ambos parecen haber aceptado o, por lo menos, en la zona noble del Bernabéu no han recibido notificación alguna.

Ancelotti lo tiene claro. Si está Casillas, perfecto. Si está Diego López, también. Y si están los dos, sin problema. Eso sí, uno y otro deberán pelear por lograr el estatus de titular. No habrá reparto de funciones bajo ningún concepto y si alguno no acepta ese cambio de escenario, deberá pedir el traspaso. La relación entre ambos es correcta, sin más. Se respetan. No son amigos, como tampoco lo eran en la primera etapa en la que ambos coincidieron en el Real Madrid. Los comentarios externos han pasado factura en el día a día, pero lo cierto es que ellos dos ni han tenido enfrentamientos ni nada parecido. El respeto es lo que preside la relación, pero tanto el uno como el otro saben que la presencia del compañero es incómoda.

Florentino Pérez no pretende pasar a la historia como el presidente que abrió la puerta a Casillas. Si el campeón del mundo es el que quiere abandonar el Real Madrid, deberá ser el que dé el paso. Se ha hablado de equipos interesados, pero ninguno ha presentado oferta alguna para lograr el fichaje del capitán del Real Madrid. Los dirigentes blancos saben que Casillas todavía representa mucho en el madridismo pese a ese grupo que pide su salida del vestuario blanco. En cuanto a Diego López nada ha cambiado. El Nápoles preguntó por su situación en los últimos días de la pasada temporada, pero el gallego parece decidido a seguir en el Real Madrid. Como él mismo ha afirmado en repetidas ocasiones: "Me costó mucho hacerme con el puesto, como para marcharme a las primeras de cambio".

Más de un directivo ha pensado que la solución al problema sería un cambio radical, la salida de los dos porteros, pero ese cambio tendría un elevado coste económico y social. Por el momento, por el Bernabéu están a la espera de lo que pueda suceder. En cuarenta días tienen el primer partido oficial y ese será el momento en el que se sepa el nombre del portero titular y la reacción de su rival y compañero.

Por cierto. Keylor Navas negocia con el Oporto y con el Atlético de Madrid. El portero de Costa Rica se ha convertido en la sensación del Mundial. Mientras, el Real Madrid sigue pendiente de Oblak, por el que se quieren asegurar una opción para la próxima temporada.

El Real Madrid tiene un problema, bueno dos. Ya lo advertimos durante el Mundial que España finiquitó nueve días atrás. La respuesta de Casillas no espantó el fantasma que parece perseguir a la portería blanca desde hace año y medio. Las dudas siguen instaladas y a día de hoy ni Iker Casillas ni Diego López han movido pieza. Y los dirigentes del club blanco tampoco, más allá de sondear la posibilidad de asegurarse la llegada de Jan Oblak de cara a la temporada 2015-2016. Antena 3 informó ayer que el futuro de la portería blanca pasa por la salida de Casillas y Diego López y la llegada de Keylor Navas y Kiko Casilla.

Florentino Pérez Iker Casillas
El redactor recomienda