Los planes ocultos para el futuro del Betis que maneja la jueza Mercedes Alaya
  1. Deportes
  2. Fútbol
LOS DIRIGENTES ACTUALES SE AFERRAN AL CARGO

Los planes ocultos para el futuro del Betis que maneja la jueza Mercedes Alaya

Domínguez Platas y todo el clan que dirige el Betis por mandato judicial de Alaya quiere perpetuarse en el club. Pero la hoja de ruta puede sufrir variaciones

placeholder Foto: La jueza Mercedes Alaya, en una imagen de archivo (EFE)
La jueza Mercedes Alaya, en una imagen de archivo (EFE)

Con el Betis ya en Segunda División desde hace diez días y con el Sevilla agotando los vuelos y los hoteles para la final de la Europa League en Turin, el beticismo se mueve inquieto ante el futuro inmediato de la entidad. A los actuales mandatarios verdiblancos todo les ha salido mal. Su actual regidor, Domínguez Platas, -máximo valedor del que fuera defenestrado administrador judicial José Antonio Bosch- intenta desesperadamente mantenerse en el sillón presidencial. En su última intervención en los medios aseguró que nadie del Consejo de Administración dimitiría. La realidad es que esa misma mañana dos de sus integrantes habían hecho amago de irse.

Para Platas y todo el clan que dirige el Betis por mandato judicial de Alaya, sólo bastaba con eliminar al Sevilla en la Europa League, a pesar del descenso. Ello justificaría su permanencia. Pero hasta eso falló. Ahora el plan pasa por intentar ubicar a personajes conocidos en el Consejo de Administración del club verdiblanco, con el único compromiso de que el presidente interino se consolide. Deben ser reconocidos béticos y aceptar el liderazgo de Platas. Con ello, todo permanecerá bajo el mismo control.

Pendientes de que salgan al aire mediático de la ciudad cuestiones como la del 'Betis Lab', del cual constan percepciones remuneradas para eladministrador judicial Bosch, aún se recuerdan escenas como la del palco del Sevilla donde, tras la victoria del club verdiblanco, Pepe Millán (Director de Betis Lab) habló de un sistema médico de análisis de rendimiento que aseguraba que el Betis rendiría hasta el final "como el quinto de la tabla", asegurando que superaría al Sevilla y por supuesto el descenso. El Betis ha acabado como farolillo rojo.

Mientras, Lopera y Oliver afilan los cuchillos en el tema de las acciones. Existe un dossier que circula por la ciudad hispalense con prolija relación de la actuación de los que han regido por mandato judicial el Betis en los últimos tiempos. El objetivo: acción de responsabilidad social contra todos los que han regido la entidad, tal y como la que pesa sobre el anterior presidente del Betis Rodríguez Sacristán.

Con ese obstáculo, pocos serán los que aceptarán entrar en el Consejo. Las llamadas del actual administrador judicial, Francisco Estepa, están siendo infructuosas. Para muchos, el Betis no ha tocado fondo, y son muchos los que esperan que Alaya levante las medidas cautelares (ya duran cuatro años) pero, antes de eso, la jueza busca una 'perla'que permita al Betis recuperar la grandeza de la que es histórica entidad verdiblanca. Para eso, los actuales mandatarios que rigen al club no tienen lugar, por lo que una nueva asamblea podría otearse en el horizonte próximo.

Real Betis El Confidencial Manuel Ruiz de Lopera Mercedes Alaya
El redactor recomienda