Es noticia
Menú
Simeone impone el mensaje único a sus jugadores siguiendo los pasos de Mourinho
  1. Deportes
  2. Fútbol
NO QUIERE FISURAS EN LA PLANTILLA

Simeone impone el mensaje único a sus jugadores siguiendo los pasos de Mourinho

Es el técnico el que elige lo que se debe decir en cada momento. El Cholo, Filipe Luis y Juanfran tomaron el mismo camino y no fue casualidad

Foto: Simeone da instrucciones a Diego Costa durante el derbi (Reuters).
Simeone da instrucciones a Diego Costa durante el derbi (Reuters).

Mensaje único. Simeone pretende controlar todo lo que sucede en la caseta y, en especial, la imagen que proyecta el grupo hacia el exterior. No es el club, es el técnico el que elige lo que se debe decir en cada momento. El Cholo, Filipe Luis y Juanfran tomaron el mismo camino en la reclamación hacia alguien y buscando algo que nadie sabe lo que es, pero no fue casualidad.

Simeone encerró a sus jugadores tras el pitido final de Delgado Ferreiro y ofreció su versión de lo sucedido, haciendo especial hincapié en lo que debía salir del vestuario hacia la prensa y, por extensión, hacia los aficionados. La táctica empleada por el entrenador rojiblanco no es nueva, pero en esta ocasión insistió una y otra vez en lo que se debía dibujar como pensamiento del Atlético como equipo.

El técnico sabe que la entidad, a veces, no camina por la misma dirección y es algo que no intenta controlar. En esta ocasión, la idea era clara y contundente: victimismo con el objetivo de buscar un enemigo de nueva creación. La consigna era clara: “A alguien no interesa que estemos arriba”. La cantinela fue repetida por las tres voces rojiblancas que hablaron nada más terminar el derbi.

Esa fue la frase textual del argentino. Filipe Luis insistió en la idea y sus palabras fueron muy parecidas: “No interesa que el Atlético esté arriba, quieren sacarnos de ahí”. Juanfran, el otro encargado de hablar, siguió el camino marcado: “Hay un sector acostumbrado a ver al Madrid y al Barcelona peleando por la Liga y que esté el Atlético ahí, molesta”. ¿Coincidencia? Para nada.

El entrenador no quiso señalar directamente a los árbitros e insistió en ello a los jugadores. El enemigo está más allá y esa ambigüedad abarca todo aquello que uno pueda imaginar. A partir de ese mensaje, perfectamente entendido por dos jugadores de los considerados que saben hablar como Filipe Luis y Juanfran, los aficionados se sentirían más tranquilos y reforzaría la idea que se tiene por el Calderón de ser un club ‘perseguido’ por los que promocionan una Liga de dos. Por cierto, la elección de los laterales como los jugadores señalados para pasar por la zona mixta no fue casual.

Mourinho y Guardiola ya lo hicieron

Esto de manejar al grupo y sus intervenciones públicas es algo que puso en práctica José Mourinho en el Real Madrid. Cuando el portugués llegó a la entidad madridista se encontró con un grupo que, en ocasiones, no comulgaba con la idea del entrenador, algo que se escapaba de la lógica del actual técnico del Chelsea. Lo primero que hizo fue cortar las entrevistas personales y después reducir las apariciones de jugadores por la zona mixta. Incluso fue más allá y dijo al plantel lo que tenía que hablar tras un partido ante el Villarreal. Similar 'táctica' planeó Pep Guardiola cuando dirigía el vestuario del FC Barcelona, aunque en este caso su petición no fue tan contundente.

placeholder

El entrenador rojiblanco va más allá en ocasiones y no permite que nadie salga del vestuario, por lo menos los que tienen que hablar, hasta que no pasa por la sala de prensa y captan el mensaje de lo dicho. El derbi no fue el caso: Simeone tardó una hora en comparecer ante los medios de comunicación. Quería tenerlo todo muy atado.

El argentino nunca ha ocultado que siente devoción por Mourinho y su manera de llevar un grupo. La relación que mantiene con la prensa no se parece en nada a la del portugués ya que la que considera parte importante de su trabajo. Tanto es así que cuenta con un asesor personal de prensa que, según todo el mundo que rodea al equipo, hace un buen trabajo. Es más, de vez en cuando, el técnico realiza gestos hacia la prensa de a pie, todo lo contrario que lo que hacía Mourinho, una de sus referencias en los banquillos.

Al argentino no le gustan las filtraciones y desde su llegada ha ido reduciendo el espacio de posible relación entre los jugadores y los representantes de los medios de comunicación en el día a día en el Cerro del Espino. Incluso en los viajes también ha llegado esa separación en algunos partidos.

Mensaje único. Simeone pretende controlar todo lo que sucede en la caseta y, en especial, la imagen que proyecta el grupo hacia el exterior. No es el club, es el técnico el que elige lo que se debe decir en cada momento. El Cholo, Filipe Luis y Juanfran tomaron el mismo camino en la reclamación hacia alguien y buscando algo que nadie sabe lo que es, pero no fue casualidad.

Diego Simeone
El redactor recomienda