Es noticia
Menú
Cuatro personas contienen a un "agresivo" Mono Burgos fuera de sí
  1. Deportes
  2. Fútbol
DESPUÉS DE SER EXPULSADO POR EL ÁRBITRO

Cuatro personas contienen a un "agresivo" Mono Burgos fuera de sí

El Mono Burgos perdió las formas después de ser expulsado. Simeone desmintió en rueda de prensa que estallase por la amarilla que vio Diego Costa

Foto: El Mono Burgos se encaró con Delgado Ferreiro (Reuters).
El Mono Burgos se encaró con Delgado Ferreiro (Reuters).

El partido disputado en el Vicente Calderón dejó un derbi de alto voltaje. A pesar del empate que figuraba en el luminoso de los fondos, el Atlético puede presumir de haber ganado en algo al Real Madrid: intensidad. Simeone decidió volver por sus fueros y la estrategia no le salió mal del todo. El técnico argentino dio por bueno el punto que sumaron frente al líder y, al contrario que Ancelotti, no calificó el partido como violento a pesar de algunas escenas vividas en los 90 minutos disputados. Una de ellas estuvo protagonizada por su segundo: el Mono Burgos perdió las formas después de ser expulsado por Delgado Ferreiro.

En un partido intenso, la tormenta puede desencadenarse por cualquier detalle. Y éste fue la amonestación que Delgado Ferreiro mostró a Diego Costa. Corría el minuto 64 cuando Costa galopó por la banda en dirección al área defendida por Diego López. Junto a él, Álvaro Arbeloa. En el momento en el que el hispano-brasileño se acercó a las inmediaciones defendidas por el portero madridista, y aunque tenía la posición ganada, acabó en el suelo. El colegiado interpretó que el delantero rojiblanco se había dejado caer dentro del área y que, por lo tanto, no había penalti. Diego Costa vio la amarilla y minutos después la Caja de Pandora se desató en la zona técnica del Atlético de Madrid.

Allí se encontraba el Mono Burgos. El segundo entrenador perdió las formas ante Delgado Ferreiro y vio el final del partido en el vestuario. Ni los jugadores ni sus compañeros de banquillo eran capaces de detener los movimientos del argentino que fueron reflejados en el epígrafe de expulsiones que figuran en el acta del colegiado vasco: “En el minuto 65, Germán Burgos fue expulsado por el siguiente motivo: protestar a voces y con los brazos en alto de forma ostensible y reiterada una de mis decisiones”. Tras el encuentro, Simeone se encargó de desmentir que su mano derecha hubiera protestado airadamente la amarilla que había visto Costa minutos antes sino que el desencandenante fue la expulsión del propio Mono.

La descripción de los hechos por parte de Delgado Ferreiro no terminó ahí. El árbitro del partido continúo dando más detalles en el apartado que figura bajo el título ‘Otras incidencias’: “Una vez expulsado el segundo entrenador del Atlético de Madrid, persistió en sus protestas encarándose conmigo y teniendo que ser sujetado por varios integrantes del cuerpo técnico y jugadores de su club ante la actitud agresiva que mostraba hacia mi persona”. A tenor de lo descrito, todo apunta a que el Mono Burgos sólo deberá cumplir la sanción correspondiente a la amonestación mostrada por Delgado Ferreiro, un partido.

El partido disputado en el Vicente Calderón dejó un derbi de alto voltaje. A pesar del empate que figuraba en el luminoso de los fondos, el Atlético puede presumir de haber ganado en algo al Real Madrid: intensidad. Simeone decidió volver por sus fueros y la estrategia no le salió mal del todo. El técnico argentino dio por bueno el punto que sumaron frente al líder y, al contrario que Ancelotti, no calificó el partido como violento a pesar de algunas escenas vividas en los 90 minutos disputados. Una de ellas estuvo protagonizada por su segundo: el Mono Burgos perdió las formas después de ser expulsado por Delgado Ferreiro.

Vicente Calderón
El redactor recomienda