Es noticia
Menú
Rosell enfurece a Messi, otro icono del Barcelona que se revuelve contra el club
  1. Deportes
  2. Fútbol
TUVO PROBLEMAS CON TODOS LOS ICONOS CULÉS

Rosell enfurece a Messi, otro icono del Barcelona que se revuelve contra el club

Al presidente azulgrana le ha explotado una bomba en las manos, que no es más que el germen de un malestar que podría derivar en una grave crisis

Foto: Sandro Rosell se ha encontrado con un problema inesperado con Leo Messi.
Sandro Rosell se ha encontrado con un problema inesperado con Leo Messi.

El Barcelona sigue sumido en un clima de malestar profundo. El conjunto azulgrana continúa brillando en lo deportivo en la presente temporada, pero la situación sin el balón de por medio se ha enquistado. Decisiones extrañas por parte de la directiva y denuncias por diversos motivos se han multiplicado en las últimas fechas. Desde el Barça, se ha intentado echar balones fuera, asegurando que todo se trataba de una campaña orquestada para hacer daño al club. Ahora, con premeditación e incluso alevosía, Leo Messi, la gran estrella del equipo culé, ha sido el encargado de echar leña al fuego.

La presidencia de Sandro Rosell se está conviertiendo en un continuo ir y venir de polémicas. En los tres años que lleva como máximo dirigente del equipo azulgrana, los problemasalrededor del Barcelona ya son cuantiosos. Rosell ha creado un clima complicado en el entorno culé, aunque ha tenido la fortuna de que en los últimos años el plano futbolístico sí está funcionando, lo que ha servido para enmascar el ambiente enrarecido que se vive con la directiva. Y el último problema que sí se puede enquistar tiene que ver con la gran estrella del equipo, que se ha enfadado con las maneras de Rosell.

Y es que lo ocurrido con Messi ha sido, cuanto menos, extraño. La emisora RAC1 había remitido tres preguntas a Leo Messi a Argentina, donde el jugador se encuentra trabajando para recuperarse de la lesión sufrida en el bíceps femoral. El delantero azulgrana, con tiempo para preparar las respuestas, no se ha cortado lo más mínimo, atacando directamente a Javier Faus, vicepresidente económico del Barça. Su "no sabe nada de fútbol" y "el Barça también merece ser representado por los mejores dirigentes" se ha convertidoen un golpe frontal difícil de digerir porla institución.

Sandro Rosell se ha convertido en un experto en tener problemas con los grandes nombres históricos del Barcelona. Johan Cruyff, Pep Guardiola y, ahora, Leo Messi, han sufrido al presidente culé. Con el holandés, una 'rajada' provocó que devolviera la insignia de presidente de honor, al que definió como "un futbolista genial y una mala persona"; con el de Santpedor, sus diferencias dieron lugar a que dejara el equipo, además de utilizar la enfermedad de Tito Vilanova para atacar a Guardiola; con el argentino, su polémica ha nacido por culpa de los emolumentos que Messi debería cobrar.

Messi es consciente de que este clima lo propició Rosell, en especial cuando no salió al paso de las declaraciones de Faus en las que aseguraba que no entendía por qué se le debía ampliar el contrato "a unseñor que ya se le renovó el año pasado". El argentino quiere que su caché de estrella no sólo se vea reconocidosobre el césped, por lo que considera justo quesi es el mejorse le pague como tal. Pero las declaraciones del argentino van aún mucho más allá, pues todo hace indicar que este juevesRosell ya era consciente de la bomba que podía explotar con Messi.

Este sábado, en la rueda de prensa previa al partido del Getafe, fueel Tata Martino el que se apartóde las críticas que vertió el jugador argentino contra Faus: "A mí lo que me preocupa es el juego de conjunto. No suelo distraerme con un hecho que no tiene incidencia en la parte futbolística. No sé lo que dijo el vicepresidente, ni tampoco Leo. Son discusiones puntuales. Lo que nos tiene que interesar es la parte futbolística. Por ello, no me corresponde distraerme con cuestione que no interesan", añadió. El técnico ha reconocido tiene previsto encontrarse con Leo en Argentina, aunque ha advertido de que está al corriente de su evolución.

Según ha podido saber El Confidencial, hasta en el Real Madrid se sabía que podía pasar algo así este viernes. De ser así, Rosell no iba a ser menos y, por ello, sólo un día antes de que el argentino soltara la 'rajada', decidió dasacreditar a Faus y acercar posturas con el jugador. Sin venir a cuento y sin pregunta mediante, el presidente del Barcelona comunicó que "la renovación de Messi ya está hecha,el club mejorará en breve su contrato". Estas declaraciones no servirían más que para restar credibilidad a Faus, cerrado en banda con la falta de necesidad de ampliar el contrato de 'La Pulga'.

placeholder

¿Se ha abierto la puerta de salida para Messi?

Históricamente, el conjunto azulgrana se ha caracterizado, entre otras cosas, por no ser capaz de retener durante mucho tiempo a sus estrellas. Jugadores como Ronaldo Nazario, Romario, Diego Maradona o Luis Figo dejaron el equipo por la puerta de atrás, después de que la entidad culé no fuera capaz de saciar sus necesidades. El caso de Messi parece bien distinto, pero el clima que se ha generado en torno a su figura, con el componente económico de por medio, podría convertirse en el germen que diera lugar a una revolución en el argentino que podría derivar en un problema mayor para el Barça.

De hecho, el poder de Messi en el equipo es, cuanto menos, importante. Fruto de sus enfados han salido del equipo jugadores como Samuel Eto'o, Zlatan Ibrahimovic o David Villa. El equipo gira en torno a Messi en lo deportivo, pero lo que hay más allá del balón parece que no termina de convencerle. Su marcha a Argentina para recuperarse de su lesión -claro síntoma de que no confía en los galenos azulgranas tras una nueva recaída- y la 'rajada' de este viernes han demostrado que el Barça tiene un problema con su estrella: Messi quiere cambios y los quiere ya.

El Barcelona sigue sumido en un clima de malestar profundo. El conjunto azulgrana continúa brillando en lo deportivo en la presente temporada, pero la situación sin el balón de por medio se ha enquistado. Decisiones extrañas por parte de la directiva y denuncias por diversos motivos se han multiplicado en las últimas fechas. Desde el Barça, se ha intentado echar balones fuera, asegurando que todo se trataba de una campaña orquestada para hacer daño al club. Ahora, con premeditación e incluso alevosía, Leo Messi, la gran estrella del equipo culé, ha sido el encargado de echar leña al fuego.

Sandro Rosell Leo Messi