El sistema de rotaciones del 'Tata' Martino vuelve a torcer el gesto de Iniesta
  1. Deportes
  2. Fútbol
SÓLO HA COMPLETADO CINCO PARTIDOS

El sistema de rotaciones del 'Tata' Martino vuelve a torcer el gesto de Iniesta

Iniesta no está jugando mal aunque está lejos del nivel que acostumbra y el sistema de rotaciones de Martino no ayuda. El manchego no termina de verlo

Foto: Iniesta en el banquillo del Camp Nou (Cordon Press).
Iniesta en el banquillo del Camp Nou (Cordon Press).

“Voy a seguir haciendo rotaciones”. El ‘Tata’ Martino lo tiene claro y, por el momento, el Barcelona sigue sin tener un once tipo. Tampoco el Real Madrid y la imagen que desprenden ambos conjuntos no termina de convencer. El conjunto azulgrana sigue manteniendo su infalible efectividad y excepto los empates ante Osasuna y Milan, cuenta sus partidos por victorias tanto en Liga como en Europa. El técnico argentino ha hecho una apuesta clara por un sistema de rotaciones con el que busca dosificar a aquellos jugadores que deben responder a sus compromisos tanto con el Barcelona como con sus selecciones. El problema es que este sistema está impidiendo que algunos brillen como suelen hacer. Iniesta es el caso más evidente.

Cuando el manchego coge el balón, todos los que le rodean saben que en cualquier momento sacará su magia para inventar una jugada que dejará bocas abiertas y rivales atónitos a su paso. Iniesta no está jugando mal aunque está lejos del nivel que acostumbra. Bien es cierto que su excelencia le obliga a estar por encima del resto, pero su fútbol no tiene el brillo de siempre. El internacional español no termina de carburar; después de doce jornadas de Liga y cuatro de Champions no ha cogido su punto óptimo. Y una de las causas apunta al sistema de rotaciones implantado por el ‘Tata’ Martino.

Hasta la llegada del argentino al banquillo del Camp Nou, Iniesta era indiscutible. Jugaba todo y sólo cuando las cosas estaban resueltas, le concedían el merecido descanso del guerrero. El primer ejemplo llegó con la Supercopa de España que conquistó el Barcelona frente al Atlético: en el Camp Nou fue suplente y en el calderón, titular. En Liga sólo ha completado tres partidos, ha comenzado en el banquillo en cuatro ocasiones y ha sido sustituido en cinco compromisos. La tónica es semejante en Europa: de cuatro encuentros, ha jugado dos desde el principio hasta el final. La última sustitución llegó este miércoles en la victoria frente al Milan. Una decisión que, una vez más, torció el gesto de un Iniesta que no parece ver con buenos ojos estas rotaciones.

Desde que comenzó la temporada, es complicado que los aficionados del Barcelona reciten el once titular de su equipo de memoria. El ‘Tata’ Martino ha incluido, como mínimo, una variación en sus alineaciones iniciales en cada uno de los partidos disputados en la presente campaña; el único que ha jugado todo ha sido Víctor Valdés a la espera de lo que suceda en la Copa del Rey. Piqué (889), Dani Alves (854) y Xavi (843) son los tres jugadores que más minutos han disputado; tras ellos aparece Busquets (821), Adriano (782) e Iniesta (759) al que le sigue de cerca Fàbregas (755). El buen momento de jugadores como Neymar o el propio Cesc, complica la condición de indiscutible de Andrés Iniesta. Algo que hasta la temporada pasada ni siquiera se contemplaba.

Puyol volvió a ver el partido desde la grada

Otra de las imágenes que empieza a ser habitual es la de Puyol viendo los partidos desde la grada. El defensa azulgrana ha formado parte de los descartes en tres ocasiones desde que regresó tras siete meses alejado de los terrenos de juego por una lesión. Puyol volvió a ponerse las botas el 19 de octubre y desde entonces, sólo ha completado dos partidos (Osasuna y Celta) de los seis que se han disputado y ha visto tres encuentros (Espanyol y los de Champions contra el Milan) en la grada. Su larga ausencia apunta a que el defensa todavía no está al cien por cien para aguantar el ritmo semanal de partidos, pero verle entre los descartados no deja de ser, cuanto menos, extraño.

Andrés Iniesta Carles Puyol
El redactor recomienda