POR ORGANIZAR UN AMISTOSO FRENTE A PORTUGAL

Rosell quita hierro al procedimiento abierto en Brasil: "Sólo es una chorrada"

Rosell aseguró que no tiene conocimiento sobre un supuesto caso abierto en Brasil por organizar un amistoso que enfrentó a la 'canarinha' y Portugal

Foto: El presidente azulgrana Sandro Rosell posa junto al escudo del Barcelona.
El presidente azulgrana Sandro Rosell posa junto al escudo del Barcelona.

Al presidente del Barcelona, Sandro Rosell, no le costa tener "ningún procedimiento abierto" en Brasil por el caso Alianto, la empresa que constituyó para organizar un partido amistoso entre Brasil y Portugal en 2008. Así lo aseguró el dirigente barcelonista en unas declaraciones a la Cadena Ser. Rosell comentó que la citada empresa "tenía un problema administrativo" lo cual derivó en un proceso que acabó ganando.

"Hay un político detrás y como está el presidente del Barcelona, quiere hacerse publicidad. En el fondo es una chorrada, pero que está muy mal si anda por medio el presidente del Barça, porque así el político se hace más publicidad y los que no nos quieren lo pueden aprovechar para hacernos daño", insistió. Rosell comentó que "nadie" le ha citado y bromeó al respecto: "Si es así, que alguien me pase los papeles". En todo caso, no le consta que el juez haya aceptado que el asunto pase a ser un proceso penal.

Tal y como ya informó El Confidencial, la empresa propiedad de Sandro Rosell Uptrend Developend, con sede fiscal en EEUU, solicitó a la empresa promotora de los amistosos de Brasil -llamada ISE y con sede en las Islas Caimán- que una parte de los 10,9 millones de dólares que recibió correspondientes a 24 amistosos de la 'canarinha' fueran ingresados en el banco ANDBANK, con sede en el paraíso fiscal de Andorra.

Desde Brasil se ha escrito otro capítulo más en el libro de manchas sobre la gestión empresarial del actual presidente del FC Barcelona. Sandro Rosell está bajo investigación de la Fiscalía brasileña por fraude y podría ser condenado hasta a ocho años de cárcel por falsificar documentos y beneficiarse económicamente de contratos sin la adjudicación apropiada para promover un amistoso de Brasil frente Portugal en el año 2008. La Fiscalía exige la devolución de 3 millones de euros que cobró la compañía Ailanto Marketing, propiedad de Sandro Rosell.

Las declaraciones del presidente del Barcelona no coinciden con una información que publica el periódico barcelonés Ara, que informa de que Rosell está siendo investigado en dos procesos. "El primero es administrativo, desde 2009, por mala conducta administrativa y figura su empresa (Ailanto) y él mismo como representante legal. El segundo -desde febrero de 2013- es un proceso penal que deriva del primero", se asegura en la citada información.

El diario Ara, citando a fuentes brasileñas, publica que el caso está bajo secreto de sumario, pero que está confirmado que la acción penal contra Sandro Rosell ha sido aceptada por el juez y está siguiendo su curso. El caso arranca en 2008, a raíz de la organización por parte de una empresa del presidente azulgrana de un partido amistoso entre Brasil y Portugal. Por aquel entonces, Sandro Rosell no formaba parte de la cúpula del club, que abandonó en 2005 por divergencias con el entonces presidente Joan Laporta.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios