Empieza a valorar alternativas

El Valencia ya ha iniciado la búsqueda de un recambio para el lenguaraz Rami

Las declaraciones de Rami tendrán consecuencias inmediatas. El Valencia ya se ha puesto a rastrear el mercado para fichar un defensa central

Foto: Rami y Messi, durante el último Valencia-Barcelona
Rami y Messi, durante el último Valencia-Barcelona

Se le incendió la lengua y ya está sentenciado por el Valencia. La brutal ‘rajada’ de Adil Rami ha sorprendido por su crudeza, aunque en el club se tiene claro desde hace tiempo que algo así podía suceder, a la vista de su comportamiento diario. Por ello, la Dirección Deportiva ya llevaba varios días moviéndose para encontrar un central que ocupe la vacante que dejará con el tiempo el lenguaraz zaguero francés.

Braulio Vázquez, como máximo responsable de la Secretaría Técnica del Valencia, ya ha dado los primeros pasos para encontrar el jugador adecuado para apuntalar la defensa valencianista. Las tremendas manifestaciones de Rami en la Cadena Ser han activado aún más los planes del club, que ya ha empezado a realizar los primeros acercamientos, de manera indirecta, a diferentes futbolistas.

Braulio y Djukic, para empezar, han fijado su mirada en la cantera, solicitando pormenorizados informes a los técnicos que manejan el día a día de la escuela. En primera instancia, no hay ningún defensa central que a día de hoy esté en condiciones de reforzar el plantel de Djukic con unas mínimas garantías.

Ante esta situación, en estos momentos el Valencia sólo podría incorporar un jugador que tenga la carta de libertad en el bolsillo, aunque a priori lo normal es que espere a la apertura del mercado invernal. Braulio ha comenzado a mantener diferentes contactos con el fin de tener varias alternativas que ofrecer al Consejo de Administración en el caso de que el Valencia decida esperar a diciembre.

Rami, por su parte, deberá esperar a que se reúna el Consejo para conocer el alcance de la sanción, aunque para empezar ya tiene claro que la multa estará entre los 6.000 y los 9.000 euros. Aunque a la vista de la confección de la plantilla para Djukic supone un grave problema perder a un central, parece complicado que el galo vuelva a enfundarse la camiseta valencianista.

Las declaraciones de Rami, realizadas horas antes de que el equipo viajara a Granada, no fueron fruto de un calentón espontáneo y sí de su malestar con el club y con Djukic. El futbolista tenía claro desde hace tiempo que esta temporada estaría defendiendo otra camiseta, pero finalmente el club no aceptó las ofertas que llegaron por él y Rami, contra su voluntad, se tuvo que quedar en el Valencia.

El Nápoles fue el club que más empeño puso en el fichaje de Rami. Llegó a ofrecer 9 millones de euros, pero Amadeo Salvo se plantó en los 12 de la cláusula de rescisión. Pasaba el tiempo y no llegaban ofertas más interesantes que la napolitana, momento en el que el presidente del Valencia dio marcha atrás. Se dirigió al Nápoles para reanudar las negociaciones, aceptando los 9 millones y tratando de incluir uno más por objetivos. Ya era demasiado tarde. El Nápoles ya había fijado su mirada en Albiol

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios