EL ATHLETIC NO SABE APROVECHAR LAS DUDAS TÁCTICAS DE ANCELOTTI

Isco se gana al madridismo con dos nuevos goles y con la ayuda de Modric

Pleno del Madrid. Tercera victoria, pero las dudas sigue sin ser despejadas. Ante el Athletic, el equipo de Ancelotti ganó con suficiencia pero sin brillantez

Foto: Isco fue el gran protagonista del partido ante el Athletic (Efe).
Isco fue el gran protagonista del partido ante el Athletic (Efe).

Pleno del Real Madrid. Tercera victoria, pero las dudas siguen sin ser despejadas. Ante el Athletic, el equipo de Ancelotti ganó con suficiencia y hasta con tranquilidad, pero el buen juego sigue apareciendo por momentos, con dudas en defensa incluidas. Isco, como sucedió ante el Betis, volvió a ser decisivo, en esta ocasión con la ayuda de Modric. El malagueño se aprovechó de un despiste de Iraola para quedar en posición correcta e inaugurar el marcador cuando peor lo estaba haciendo el Real Madrid. En la segunda mitad, Isco se inventó un remate para cerrar la cuenta blanca con el tercer gol. Antes, Ronaldo sentenció al borde del descanso en un nuevo despiste defensivo, dejando muy tocado a un Athletic que solo apareció cuando Ibai Gómez entró en juego.

Ancelotti tiene trabajo por delante. Mucho. El italiano sigue sin definir el modelo de fútbol que quiere para su equipo y el Real Madrid lo está pagando con un juego soso, triste y a medio camino de las galopadas del pasado y el toque de equilibrista que jugadores como Isco y Benzema quieren imponer como estilo propio. Este Real Madrid todavía sigue dando prioridad al galope y la fuerza de jugadores como Cristiano Ronaldo o Di María que al toque y buen gusto que pretende imponer Ancelotti. El término medio puede llegar de la mano de Modric, jugador llamado a desempeñar un papel determinante en ese nuevo valor que pretende ser la bandera de este Real Madrid.

Hasta el primer gol, las noticias del Real Madrid eran preocupantes para los seguidores blancos. Una genialidad del francés fue perfectamente ejecutada por Isco, jugador que ha caído de pie en un Bernabéu que ya tiene nuevo ídolo. A partir del tanto, la película fue otra bien distinta, con más espacio por delante, terreno en el que Cristiano Ronaldo es feliz, pese a que tropezó hasta cinco veces en la línea adelantada en defensa que propuso Valverde. Su gol, en el añadido de la primera parte, fue definitivo para que el Athletic abandonara, se quedara en la caseta en la segunda mitad.

Ante el Athletic, inocente al máximo arriba y dependiente en exceso del toque de Beñat como remedio a esa timidez, se vio a un Real Madrid todavía confundido, sin excesiva confianza en lo que se hace. Por un lado, lo mucho que se está hablando del mercado y que tiene a jugadores clave en este equipo con la mente más fuera que dentro, está pasando factura al juego y a la alegría de un once que se mueve entre dudas y alguna que otra sombra. Por otra, la todavía falta de identidad que Ancelotti quiere dar a un vestuario que todavía tiene muchos dejes tácticos del pasado.

Los resultados, aval de Ancelotti

Lo mejor para el italiano es que sigue sumando y en este caso sin pasar apuros ante un relajado Athletic, que ha pasado de la tensión de Bielsa, a ese buen gusto y delicadeza de Valverde, que todavía no ha terminado de calar en unos jugadores tocados por lo vivido en los dos años del argentino. Sin Ander Herrera en el once, todo se basó en Beñat y las que pudiera cazar Aduriz. Poco para poder sacar algo positivo del Bernabéu.

La ausencia de ritmo, de creer al ciento por ciento en lo que se hace, llevó al Real Madrid a dudar de salida. Khedira y Modric eran los encargados de marcar el ritmo, y hasta que el croata no arrebató los galones al alemán, el equipo blanco se movía entre la tristeza que emite el juego del poderoso centrocampista germano. Poco a poco, Modric se fue creciendo hasta que se hizo con los mandos, demostrando que es capaz de robar y crear con elegancia, algo que su compañero de baile no alcanza a hacer. El ex del Tottenham, además de crear, tenía que recuperar lo que perdía su todavía amigo.

Valverde buscaba un golpe de efecto, quitando a Mikel Rico y a Iturraspe en el descanso, pero ni Morán ni De Marcos supieron dar el ritmo e intensidad que el Athletic necesitaba para que el Real Madrid sufriera ante la cómoda ventaja que señalaba el marcador al término de la primera mitad. 

La segunda parte sirvió para que el aficionado se divirtiera más con las llegadas de unos y otros a las porterías contrarias. El partido se convirtió en un intercambio de golpes entre un equipo que se sabía ganador, el Real Madrid, y otro que sabía que iba a perder el partido de cualquier manera, el Athletic. Los de Valverde maquillaron el resultado con el tanto de Ibai Gómez en el 77, muy tarde como para poner en apuros a un confiado y tranquilo Real Madrid.

Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo (Carvajal, m.86); Khedira (Casemiro, m.70), Modric; Di María, Isco, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Jesé, m.74).

1 - Athletic Club: Herrerín; Iraola, Gurpegui, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (Erik Morán, m.46), Mikel Rico (De Marcos, m.46), Beñat; Susaeta, Aduriz y Muniain (Ibai, m.65).

Goles: 1-0, m.25: Isco. 2-0, m.45: Cristiano Ronaldo. 3-0, m.73: Isco. 3-1, m.80: Ibai.

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés). Mostró cartulinas amarillas a Khedira (29) por el Real Madrid; y a Gurpegui (21) y Beñat (66) por el Athletic.

Incidencias: encuentro correspondiente a la tercera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 72.231 espectadores. Realizó el saque de honor la jugadora de baloncesto Amaya Valdemoro. 

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios