VILLA MARCÓ UN GOLAZO A SU EXEQUIPO

Neymar para a un gran Atlético y deja todo pendiente del Camp Nou

El gol de Neymar neutralizó el inicial de David Villa y deja para el Camp Nou la resolución de la Supercopa, en un partido donde el Atlético de Madrid fue mejor

Foto: Neymar celebra su primer gol con el Barça
Neymar celebra su primer gol con el Barça

No hay otra. Si quieren saber quién es el Supercampeón de España tendrán que volver a trasnochar el próximo miércoles. Todo gentileza de la Federación, que quede claro. Ni Atlético, ni Barcelona, eso sí, fueron capaces de evitarnos el trago y convertir el partido de vuelta en el Camp Nou en un trámite que no obligue a desvelos. Como pronto todo quedará resuelto a eso de la una de la madrugada. De prórrogas y penaltis mejor no hablamos... Pero eso será dentro de siete días, antes queda el partido del Calderón y un empate (1-1) que deja más satisfecho al Barça que al Atlético. A los rojiblancos, notables, les sobraron buenas sensaciones y les faltó algún gol más que acompañara al voleón de Villa para no tener que lamentar el tanto de Neymar, el primero en partido oficial. Cosas del fútbol, los azulgranas sólo fueron capaces de abrir una vía en el muro atlético cuando Messi salió del campo lesionado.

Pronto, de cualquier forma, se vio que Simeone iba a desmontar la teoría del Barça reinventado e invencible que muchos quisieron ver en la efervescente goleada a un blandito y pusilánime Levante. No conviene hacer juicios precipitados por un partido y el Atlético lo dejó claro. Bien pertrechado, el equipo rojiblanco puso al Barça cara a cara con sus antiguos defectos: siguen sin saber atacar una defensa férrea y bien armada. Más cuando la circulación de balón es tan parsimoniosa como en el primer tiempo. Pareció el mismo partido del Barcelona. Ese que no supo resolver Guardiola, ni Tito, ni Roura  y, por lo visto, tampoco Gerardo Martino, su heredero. Aunque el argentino dio síntomas de que puede haber esperanza.

El Atlético, de todas formas, se empleó bien en lo suyo. Pierna dura, colmillo largo y contragolpes bien hilados y mejor concretados. El manual del Atlético de Simeone es tan sencillo como efectivo. Los resultados le avalan (Athletic, Chelsea, Real Madrid...). Si a todo ello le sumas a Villa y su habilidad innata para descerrajar porterías, miel sobre hojuelas. Tanta fe tienen los jugadores en el credo de su entrenador, que antes de que se hubiera dado cuenta de dónde estaba, el Barcelona ya había encajado el primero.

Atletico madrid's david villa celebrates his goal during their spanish supercup first leg soccer match against barcelona at the vicente calderon stadium in madrid
Atletico madrid's david villa celebrates his goal during their spanish supercup first leg soccer match against barcelona at the vicente calderon stadium in madrid

Raspando el minuto 12, una recuperación en el centro del campo lanzó un contragolpe rojiblanco que entre Villa y Arda pusieron en la red. El turco se abrió a la banda para armar el centro y el asturiano cogió aire para no perder ojo a su compañero y empotrar en la red una volea fantástica. Un golazo que por supuesto celebró con rabia. Su decreciente paso por el Barcelona no terminó de la mejor de las maneras. Era cuestión de reivindicarse.

A todo esto el Barça encalló donde siempre. Sin saber por dónde hincar el diente, abanicó la pelota de un lado a otro de manera parsimoniosa y sin ideas. Peor aún, sin un mal desmarque o genialidad de Messi, inédito y perdido toda la noche. El paso por vestuarios dio alguna pista: estaba lesionado. O eso parece porque Martino lo retiró por precaución. Nunca una lesión de Messi significó algo bueno, hasta este partido…

Hasta que entró Cesc

Obligado por las circunstancias, entró Cesc. El gran ausente de la alineación titular fue la elección del ‘Tata’. Mejor imposible. Antes de que alguno se hubiese ajustado las botas, ya había armado la primera jugada de peligro del Barcelona. Fàbregas cambió el paso y las sensaciones y el equipo empezó a ganar velocidad en la medida que el Atlético iba perdiendo fuelle. Los rojiblancos aguantaron con su impecable defensa y sus afilados contragolpes hasta que resistió el cuerpo. El calor y la falta de preparación abrieron el melón para el Barça, que sin ser notablemente mejor sí le alcanzó para poner en orden la eliminatoria.

Una buena combinación entre Xavi y Alves en la banda derecha terminó en un gol de cabeza de Neymar -que recién había entrado- que le robó la cartera a Juanfran. Un gol, dicho sea de paso, que llegó unos minutos después de que el árbitro le perdonara la segunda amarilla a Busquets.

La entrada del brasileño dio el punto que necesita el equipo para salirse del carril. Se asoció bien y reclamó siempre la atención de la zaga. Acertó Martino en los cambios, mientras Simeone se desgañitaba en la banda intentando mantener la atención de los suyos firmes. No era cuestión de tirar la eliminatoria. Tampoco hubo más opciones, el partido murió casi con desgana y emplazando todo a dentro de siete días. Y sí, tocará trasnochar. Esperemos que al menos merezca la pena.

Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Diego Costa (Cristian 'Cebolla' Rodríguez, m. 79), Mario, Gabi, Koke (Oliver Torres, m. 72), Arda (Leo Baptistao, m. 76); y Villa.

1 - Barcelona: Víctor Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Iniesta, Sergio Busquets, Xavi (Song, m. 89); Alexis, Messi (Cesc, m. 46) y Pedro (Neymar, m. 59).

Goles: 1-0, m. 12: Villa engancha un centro de Arda Turan. 1-1, m. 66: Neymar cabecea un centro de Dani Alves.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a los locales Juanfran (m. 35), Filipe Luis (m. 39) y Mario Suárez (m. 55) y a los visitantes Sergio Busquets (m. 43) y Jordi Alba (m. 65).

Incidencias: partido de ida de la Supercopa de España, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 52.000 espectadores.

 

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios