EL JUGADOR ESTÁ MOLESTO CON SU ACTUAL CLUB

La tranquilidad del Real Madrid tiene truco: pactó con Bale en diciembre

El representante del jugador, Jonathan Barnett, firmó en diciembre un contrato privado que ligaba al galés con el Real Madrid por seis temporadas

Foto: Gareth Bale (Reuters).
Gareth Bale (Reuters).

Nadie en el Real Madrid, y mucho menos Florentino Pérez, ha movido una ceja cuando han leído en la prensa sensacionalista inglesa (The Sun) que Gareth Bale no volverá a vestir la camiseta del Tottenham, su club de siempre. En el Real Madrid lo sabían desde hace tiempo, desde que el representante del jugador, Jonathan Barnett, firmara en su nombre en diciembre pasado un contrato privado que ligaba al galés por el club blanco por seis temporadas.

El Tottenham era consciente. Daniel Levy, su máximo dirigente, conocía de primera mano la existencia de dicho documento porque Bale, que no es un tipo desleal, ya había tenido una charla previa con el hombre fuerte de los 'Spurs' y éste, a cambio, le arrancó un compromiso: seguir en White Hart Lane un año más si el club londinense conseguía clasificarse para la Champions League. Pero el equipo que prepara el portugués Villas-Boas falló en los últimos estertores y sólo consiguió engancharse a la Europa League.

Por eso el enfado de Gareth Bale. Él sí estaba dispuesto a cumplir lo pactado de haberse clasificado para la máxima competición europea. Ahora duda de su todavía club y, en especial, desconfía de Daniel Levy. Este mira a otro lado y, al decir del entorno madridista y del propio jugador, “no deja de poner piedras en el camino”. Bale se siente engañado. Ha dicho que no se irá a otro club que no sea el madridista, por ello ruega que cesen todas las especulaciones, que no existan más rumores sobre su partida al Chelsea, al Manchester United o a cualquier otro grande.

Varias personas estaban al tanto de la operación en el último invierno. Además de Florentino Pérez y Daniel Levy, con sus hombres de confianza al frente, el que más empeño estaba poniendo para que todo llegara a buen puerto: José Mourinho.  El ex entrenador del Real Madrid, admirador del juego ofensivo del galés, ya quiso fichar a Bale hace dos años, pero Florentino le pidió retrasar el movimiento hasta esta temporada. En su lugar llegó Luka Modric.

En el Real Madrid existe la convicción más absoluta de que Gareth Bale terminará aterrizando en el Santiago Bernabéu en las próximas fechas. Todo está hablado, incluso las cifras. La presión del futbolista sobre el Tottenham ha aumentado con el paso de los días. No volverá a lucir la camiseta blanca de los 'Spurs'. Quiere la madridista. Fabio Coentrao, por otra parte, tiene todo preparado para hacer el camino a la inversa.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios