Guardiola quiere a Óscar, mediapunta del Internacional de Porto Alegre
  1. Deportes
  2. Fútbol
CESC NO VIAJA CON EL ARSENAL A ASIA Y SE ACERCA AL BARCELONA

Guardiola quiere a Óscar, mediapunta del Internacional de Porto Alegre

Pep Guardiola pretende dar continuidad al segundo equipo azulgrana. El técnico quiere que el filial continúe con la línea marcada la pasada temporada y su objetivo

Foto: Guardiola quiere a Óscar, mediapunta del Internacional de Porto Alegre
Guardiola quiere a Óscar, mediapunta del Internacional de Porto Alegre

Pep Guardiola pretende dar continuidad al segundo equipo azulgrana. El técnico quiere que el filial continúe con la línea marcada la pasada temporada y su objetivo es convertir al conjunto que entrenará Eusebio en un vivero de jugadores de la cantera y otros recién llegados como es el caso del ya firmado Kiko Femenía (ex del Hérculés), del pretendido José Ángel (lateral zurdo del Sporting)  y de otros muchos jugadores que podrían estar a caballo entre el primer y segundo equipo. 

El último en aparecer en esa lista que han elaborado Guardiola y Zubizarreta es Óscar, mediapunta de 19 años del Internacional de Porto Alegre, jugador por el que el Barcelona ya ha pedido precio y por el que el club brasileño pide 6 millones de euros, cantidad que en este momento no contempla como inversión para un jugador del filial.

El seguimiento que la entidad azulgrana lleva haciendo del brasileño se inició cuatro años atrás, cuando el juvenil apareció por el MIC, torneo de fútbol base que se disputa en Cataluña y por el que antes han pasado ya jugadores como Cesc, Piqué, Busquets, Marcelo o Neymar. Guardiola vio al todavía niño Óscar en 2008 y pidió que se hiciera un amplio seguimiento al jugador del Internacional de Porto Alegre. En el último campeonato brasileño ya jugó 30 partidos con el primer equipo, logrando ocho goles y terminando el campeonato como titular. Guiliano Bertulucci es su agente y ya ha recibido una oferta azulgrana.

Tal y como ha sucedido con Femenía y hubiera pasado con José Ángel, Óscar está dispuesto a jugar tanto en el filial como en el primer equipo. El internacional Sub '17 y Sub '20 no tiene prisa por llegar al campeón de Europa y por ese motivo ha dado el 'ok' a la posiblidad de alternar los dos equipos. El problema con el que se está encontrando Guardiola y el propio Rosell -que preguntó por él en su reciente viaje a Sudamérica- es que Óscar ya no es considerado una promesa, lo que dificulta su salida y, sobre todo, aumenta su precio. A favor del Barcelona está la circunstancia de que el Internacional es un club vendedor.

En el asunto Cesc, Wenger, tal y como hemos repetido en El Confidencial, está por la labor de facilitar la salida del centrocampista.  El francés ha permitido que no viaje a la gira por Asia que el equipo londinense iniciará la próxima semana. La relación entre técnico y jugador es buena y en lo que si están de acuerdo los dos es que el Barcelona de Rosell no está cumpliendo lo prometido por segundo año consecutivo. Pese a ello, todo apunta a que el acuerdo se cerrara en una cantidad que estará entre los 37 y 40 millones. Las relaciones entre los dos clubes no son buenas. Unos acusan al Arsenal de robar jugadores de la cantera, empezando por el propio Cesc y terminando por Bellerín y Toral, fugados en las últimas semanas. Los otros acusan al Barcelona de tocar y tocar al centrocampista. El acuerdo parece inevitable.

Pep Guardiola