Es noticia
Menú
Pepe se ausenta de un entrenamiento con piques
  1. Deportes
  2. Fútbol
BENZEMA SIGUE ANOTANDO GOLES EN LOS PARTIDILLOS

Pepe se ausenta de un entrenamiento con piques

El Real Madrid regresó a los entrenamientos unas horas después de vencer en su primer amistoso de pretemporada, 1-0 al Shamrock Rovers-, sin el portugués Pepe,

Foto: Pepe se ausenta de un entrenamiento con piques
Pepe se ausenta de un entrenamiento con piques

El Real Madrid regresó a los entrenamientos unas horas después de vencer en su primer amistoso de pretemporada, 1-0 al Shamrock Rovers-, sin el portugués Pepe, que sufrió un golpe este lunes y se perdió el intenso partidillo en el que Michel Salgado y Gabriel Heinze aportaron intensos piques.

Es un clásico de cada pretemporada. No hay partidos de entrenamiento con piques en los que no estén metidos Salgado o Heinze. Quejas al entrenador, que suele actuar de colegiado, mientras ve como la intensidad sube según se incrementa la competencia. De hecho hace un año, Bernd Schuster no solía enfrentar a sus dos defensas de más carácter y los juntaba en el mismo equipo en los días de entrenamientos a puerta abierta de pretemporada.

El día siguiente al debut, el Real Madrid se entrenó sin Pepe, que sufre un golpe, y con un grupo de jugadores que se ha reducido a 29 tras la marcha de Javi García al Benfica, a cambio de siete millones de euros.

No estuvieron con el grupo los holandeses Arjen Robben y Wesley Sneijder, que arrastran pequeñas molestias físicas, ni Mahamadou Diarra y Ruud Van Nistelrooy, que a sus largas series de carrera ya le suman ejercicios con balón y en la mañana de este martes comenzaron a chutar a portería. "Ya me queda poquito. Tengo muchas ganas de volver con mis compañeros. A ver si me siguen queriendo", bromea Diarra, que sabe que desde que se lesionó hace seis meses la competencia ha subido en el centro del campo y tendrá que ganarse un hueco sino quiere ser traspasado.

Pellegrini insiste en el toque y rapidez

El penúltimo día en Irlanda dejó un disputado partido en reducidas dimensiones, en el que Manuel Pellegrini insiste en el toque y la rapidez ya que sus jugadores no pueden tocar el balón en más de tres ocasiones seguidas.

Karim Benzema, que jugó acompañado en ataque de Cristiano Ronaldo y Gonzalo Higuaín, sigue de dulce al materializar dos tantos, aunque las anécdotas estuvieron en las quejas continuas de Heinze a Pellegrini y el pique del que saltaron chispas entre Higuaín y Salgado. Se desquitó el delantero argentino marcando un bello tanto repleto de potencia, marchándose de la defensa en velocidad y superando al portero canterano Tomás Mejías con un regate para marcar a puerta vacía el tanto del triunfo.

Los jugadores del Real Madrid comieron fuera del hotel de concentración y disponen de la tarde libre. Pellegrini y su equipo de trabajo la aprovecharán para enfrentarse a los enviados especiales en el clásico partido ante la prensa de pretemporada.

El Real Madrid regresó a los entrenamientos unas horas después de vencer en su primer amistoso de pretemporada, 1-0 al Shamrock Rovers-, sin el portugués Pepe, que sufrió un golpe este lunes y se perdió el intenso partidillo en el que Michel Salgado y Gabriel Heinze aportaron intensos piques.

Es un clásico de cada pretemporada. No hay partidos de entrenamiento con piques en los que no estén metidos Salgado o Heinze. Quejas al entrenador, que suele actuar de colegiado, mientras ve como la intensidad sube según se incrementa la competencia. De hecho hace un año, Bernd Schuster no solía enfrentar a sus dos defensas de más carácter y los juntaba en el mismo equipo en los días de entrenamientos a puerta abierta de pretemporada.

El día siguiente al debut, el Real Madrid se entrenó sin Pepe, que sufre un golpe, y con un grupo de jugadores que se ha reducido a 29 tras la marcha de Javi García al Benfica, a cambio de siete millones de euros.

No estuvieron con el grupo los holandeses Arjen Robben y Wesley Sneijder, que arrastran pequeñas molestias físicas, ni Mahamadou Diarra y Ruud Van Nistelrooy, que a sus largas series de carrera ya le suman ejercicios con balón y en la mañana de este martes comenzaron a chutar a portería. "Ya me queda poquito. Tengo muchas ganas de volver con mis compañeros. A ver si me siguen queriendo", bromea Diarra, que sabe que desde que se lesionó hace seis meses la competencia ha subido en el centro del campo y tendrá que ganarse un hueco sino quiere ser traspasado.

Pepe Domingo Castaño Michel Salgado