Es noticia
Menú
La Selección de Luis Enrique se mira en el espejo de 'La Familia' como ejemplo de éxito
  1. Deportes
  2. Fútbol
UNOS PARALELISMOS RAZONABLES

La Selección de Luis Enrique se mira en el espejo de 'La Familia' como ejemplo de éxito

Cinco similitudes entre los campeones de Europa de baloncesto y la Selección de fútbol que disputará en unas semanas el Mundial de Qatar bajo el liderazgo del técnico asturiano

Foto: Luis Enrique, en rueda de prensa con España. (EFE/Javier Belver)
Luis Enrique, en rueda de prensa con España. (EFE/Javier Belver)

'La Familia' acaba de deslumbrar a Europa y al mundo con la consecución "del oro más inesperado de la historia del baloncesto español", como lo calificaron, entre otros, el presidente de la Federación, Jorge Garbajosa, y el propio seleccionador Sergio Scariolo. Un equipo plagado de buenos jugadores, con mucho talento y éxitos en las categorías inferiores, pero con poca experiencia a la hora de medirse a estrellas mundiales llegadas desde la NBA como Luka Doncic, Nikola Jokic o Giannis Antetokounmpo para liderar a sus selecciones en Europa.

Un equipo inspirador en el que se pueden mirar muchas otras selecciones de otras disciplinas. Entre ellas, la de fútbol, que celebró ruidosamente en redes sociales la victoria de sus colegas en Berlín. Hay varios internacionales del grupo de Luis Enrique que son aficionados al básket y que mantienen relación con los jugadores de baloncesto. La Selección española de fútbol, que este sábado se enfrenta a Suiza en la Nations League, se enfrentará en solo unas semanas al desafío del Mundial de Qatar. Y entre ambas se pueden encontrar varias similitudes.

placeholder Luis Enrique dirige el entrenamiento desde el andamio. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Luis Enrique dirige el entrenamiento desde el andamio. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Dos equipos de autor

Se trata de dos grupos en los que mandan la personalidad del seleccionador. La jerarquía de Sergio Scariolo y de Luis Enrique marca a ambos conjuntos, siendo ellos las figuras más destacadas, pese a que no pisen la cancha. El italiano es más empático y didáctico que el asturiano, quien es más desafiante y no rehúye la confrontación con la prensa. Son dos formas de gestionar el grupo, aunque finalmente busquen el mismo objetivo: proteger el jugador y asumir la responsabilidad, especialmente en los malos momentos. Scariolo, por veteranía, tiene un palmarés mucho más amplio. Pero al igual que Sergio vino a España a hacer carrera y probó en la NBA con Toronto, Lucho se animó a entrenar a la Roma y su futuro inmediato, en caso de que deje la Selección el próximo verano, parece ligado a la Premier, la NBA del fútbol.

placeholder Gavi, en un entrenamiento con la Selección Española. (EFE/Juanjo Martín)
Gavi, en un entrenamiento con la Selección Española. (EFE/Juanjo Martín)

Jóvenes, aunque sobradamente preparados

Las dos plantillas, la de baloncesto y la de fútbol, cuentan con deportistas muy jóvenes. La presencia de gente como Jaime Pradilla o Joel Parra es equiparable a la de Gavi, Yéremi Pino o Nico Williams. Ni Scariolo ni Luis Enrique miran el DNI a la hora de conformar el grupo. Además, los dos equipos cuentan con un largo historial de títulos en categorías inferiores, lo que es garantía del talento de los chicos. Ambas selecciones están madrugando la edad de incorporación a la absoluta y eso provoca que jugadores como Juancho hayan explotado ya con 26 años. En ambas selecciones vemos alternar a jóvenes como Pedri, con 19 años, con Busquets, con 34. O a Rudy, con 37, con Garuba, con 20.

placeholder Los hermanos Hernangómez celebran el Eurobasket. (Reuters/Annegret Hilse)
Los hermanos Hernangómez celebran el Eurobasket. (Reuters/Annegret Hilse)

Carretera y manta

Hace tiempo que el deporte español exporta talento a otros países. Y las selecciones de fútbol y baloncesto son un buen ejemplo. Deportistas que se han marchado a otros países a probar suerte, ya sea en busca de más oportunidades o de probarse en competiciones más exigentes. Así, Garuba y los hermanos Hernangómez llegan de Estados Unidos, donde intentan hacerse un nombre en la NBA. Robert Sánchez, David Raya, Rodri, Diego Llorente y Azpilicueta están en la Premier, y Carlos Soler acaba de fichar por el PSG. Y son muchos los que han probado fuera y con el paso de los años han regresado a España a jugar, caso de Rudy en el básquet o de Ferran en el balompié.

placeholder Ricky y Marc, los mejores del Mundial de 2019. (Reuters/Kim Kyung-Hoon)
Ricky y Marc, los mejores del Mundial de 2019. (Reuters/Kim Kyung-Hoon)

No son favoritos

'La Familia', la Selección de baloncesto que dirige Sergio Scariolo, era octava en el ránking de apuestas a ganar el Eurobasket cuando empezó el torneo. Ya le había pasado anteriormente en el Mundial de China, en el que no contaba entre las candidatas reales al título y terminó colgándose el oro de la mano de Ricky Rubio y Marc Gasol, que estuvieron colosales. Al equipo de Luis Enrique le pasa algo parecido. Nunca aparece entre las favoritas o las más destacadas para ganar los grandes torneos, pero siempre compite bien y llega lejos. El ejemplo está en la pasada Eurocopa, en la que comenzó con dudas y sin el crédito de aficionados y periodistas, y se terminó metiendo en semifinales. Algo parecido a lo que le ocurrió en la Nations League en la que quedó subcampeón. Para este Mundial de Qatar tampoco está arriba en las apuestas, ya que tiene por delante a Francia, Brasil, Argentina e incluso Bélgica. Pero eso Luis Enrique lo convertirá en una motivación para el grupo, como hizo en su día Scariolo.

placeholder Luis Enrique, en un partido con la Selección. (EFE/Juanjo Martín)
Luis Enrique, en un partido con la Selección. (EFE/Juanjo Martín)

Los roles y el equipo

Scariolo insistió tras ganar el oro que había sido "más fácil dirigir a esta Selección porque todos han asumido su rol con normalidad, ya que en muchos casos coincide con el que tienen en el club". No son estrellas que se tienen que 'rebajar' a hacer tareas impropias de su jerarquía. Y esa humildad y sacrificio fortalecieron el grupo y ofrecieron en cada momento el recurso que el equipo necesitaba. En la selección de Luis Enrique pasa algo parecido, al no tener estrellas de primer nivel mundial y contar, sin embargo, con jugadores de mucha calidad que se sacrifican para realizar determinados roles específicos que el asturiano pide para el mejor funcionamiento del grupo. Dos selecciones que gravitan en torno a la idea de equipo y que suelen ir creciendo a medida que van pasando etapas dentro de los propios torneos para llegar al Día D en su mejor versión.

'La Familia' acaba de deslumbrar a Europa y al mundo con la consecución "del oro más inesperado de la historia del baloncesto español", como lo calificaron, entre otros, el presidente de la Federación, Jorge Garbajosa, y el propio seleccionador Sergio Scariolo. Un equipo plagado de buenos jugadores, con mucho talento y éxitos en las categorías inferiores, pero con poca experiencia a la hora de medirse a estrellas mundiales llegadas desde la NBA como Luka Doncic, Nikola Jokic o Giannis Antetokounmpo para liderar a sus selecciones en Europa.

Luis Enrique
El redactor recomienda