Es noticia
Menú
El deportista a seguir | ¿Y si la gran sorpresa del verano es el pupilo avanzado de Gerrard?
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL ATLETA DEL MOMENTO

El deportista a seguir | ¿Y si la gran sorpresa del verano es el pupilo avanzado de Gerrard?

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

Foto: Chukwuemeka celebra un gol con Inglaterra. (Reuters/Radovan Stoklasa)
Chukwuemeka celebra un gol con Inglaterra. (Reuters/Radovan Stoklasa)

Las ventanas de fichajes siempre deparan sorpresas. Cada vez que se abre la oportunidad de contratar jugadores, muchos movimientos impactan entre los aficionados, conscientes de que algunos son capaces de revolucionar el mercado e, incluso, la temporada. Pero cuando hablamos de contrataciones, siempre hay que tener en cuenta las dos patas sobre las que se hacen: la de los futbolistas contrastados, llamados a ser importantes inmediatamente, y la de los futuribles, esos jugadores jóvenes que no están todavía asentados, pero tienen gran proyección por los que los 'grandes' se lanzan como locos.

Cada vez más, los principales equipos de Europa apuestan por el potencial joven con el objetivo de moldearlos y que, en un periodo corto de tiempo, los puedan convertir en jugadores indispensables del primer equipo. Los casos más evidentes de los últimos años lo representan jugadores como Vinícius, Rodrigo o Fede Valverde, tres futbolistas fichados nada más cumplir su mayoría de edad y que, años después, han sido piezas fundamentales de la última Champions conseguida por el Real Madrid. Ese es el objetivo principal y, por ello, los jóvenes se han convertido en piezas muy codiciadas.

Foto: Charles de Ketelaere, en un partido con Bélgica. (Reuters/Phil Noble)

Eso es, precisamente, lo que ha ocurrido con Carney Chukwuemeka que, a pesar de tener solo 18 años, ya es una de las grandes promesas del fútbol europeo. Centrocampista rápido, con mucha potencia, descarado, difícil de parar en carrera y, sobre todo, gran elegancia con el balón conducido, se ha convertido una de las grandes sensaciones de la Premier, lo que ha provocado que los equipos más poderosos de viejo continente hayan puesto su vista en él: Liverpool, PSG, Barcelona y Borussia Dortmund ya han preguntado al Aston Villa por el jugador.

Fue Steven Gerard, su entrenador, quien le hizo debutar el pasado curso en el primer equipo de los 'villanos' y, desde entonces, su crecimiento ha sido exponencial. No en vano, es su pupilo más avanzado e, incluso, le recuerda en algunas facetas. Solo unos meses antes, se convirtió en el jugador más destacado de Inglaterra en el Europeo sub19, un torneo que ganaron los 'pross' en buena parte gracias a Chukwuemeka: no solo marcó tres goles, uno de ellos, en la final ante Israel (1-3), sino que acabó en el mejor once inicial del torneo. Un curso después, su salto al primer equipo no se ha hecho esperar, en el que ha disputado 25 partidos y ha anotado tres goles, además de dar cinco asistencias.

Su explosión ha generado gran atractivo para los 'grandes' y el Aston Villa se ha encontrado con un problema que quiere convertir en solución. Chukwuemeka ha confesado que su intención es continuar en el club inglés, pero para ello ha pedido un sueldo astronómico: 120.000 euros limpios a la semana. Esta situación ha provocado que el Aston Villa, a sabiendas de que acaba contrato al término de la presente temporada, vea prácticamente imposible poder quedarse con esta estrella en ciernes y, por ello, se ha abierto a venderle este mismo verano con el objetivo de hacer caja.

Eso sí, los de Gerrard no están dispuestos a regalarlo, por lo que ha tasado al centrocampista en 25 millones de euros. Ahora, los principales clubes interesados deben valorar qué deben hacer, pues lanzarse al fichaje de una joven estrella siempre es un negocio arriesgado: si se hace un gran desembolso y el jugador fracasa, se convertirá en una importante pérdida económica; pero, por el contrario, si el jugador encaja y explota, se ficha a un jugador fundamental a precio de ganga. Ese es el fino equilibrio en el que deben de jugar los clubes. Y, por ello, la operación tiene más riesgos de lo habitual

Es cierto que solo ha jugado un puñado de partidos al más alto nivel, pero lo cierto es que Chukwuemeka tiene algo diferente: a pesar de la potencia que desprende, es capaz de ser muy técnico y habilidoso con el balón y, por si fuera poco, es un buen llegador. Lo tiene todo para convertirse en un jugador importante en cuestión de años, pero también es verdad que debe de ser humilde y trabajar desde abajo. Esa solicitud de sueldo astronómico, como si fuera un potencial ganador del Balón de Oro, puede cerrarle muchas puertas a pesar de su enorme calidad.

Chukwuemeka ya ha deslumbrado gracias a sus increíbles capacidades. Técnicamente, es un jugador muy completo, con gran habilidad tanto con el balón en el pie, como en espacios abiertos, mientras que físicamente es un portento. Si es capaz de mantener su cabeza firme y las ideas claras, está llamado a ser uno de los grandes jugadores de los próximos años. Los mejores clubes del mundo lo saben y ya se han lanzado por su fichaje: quién sabe si esta temporada será la de su despegue.

Las ventanas de fichajes siempre deparan sorpresas. Cada vez que se abre la oportunidad de contratar jugadores, muchos movimientos impactan entre los aficionados, conscientes de que algunos son capaces de revolucionar el mercado e, incluso, la temporada. Pero cuando hablamos de contrataciones, siempre hay que tener en cuenta las dos patas sobre las que se hacen: la de los futbolistas contrastados, llamados a ser importantes inmediatamente, y la de los futuribles, esos jugadores jóvenes que no están todavía asentados, pero tienen gran proyección por los que los 'grandes' se lanzan como locos.

Cada vez más, los principales equipos de Europa apuestan por el potencial joven con el objetivo de moldearlos y que, en un periodo corto de tiempo, los puedan convertir en jugadores indispensables del primer equipo. Los casos más evidentes de los últimos años lo representan jugadores como Vinícius, Rodrigo o Fede Valverde, tres futbolistas fichados nada más cumplir su mayoría de edad y que, años después, han sido piezas fundamentales de la última Champions conseguida por el Real Madrid. Ese es el objetivo principal y, por ello, los jóvenes se han convertido en piezas muy codiciadas.

Premier League Inglaterra
El redactor recomienda