Escándalo en Portugal: el Benfica golea 0-7 a un equipo con nueve jugadores de campo
  1. Deportes
  2. Fútbol
El partido que nunca se debió jugar

Escándalo en Portugal: el Benfica golea 0-7 a un equipo con nueve jugadores de campo

Tras un rebrote de Covid-19 y 17 positivos en la plantilla, Belenenses jugó con nueve jugadores, dos de ellos porteros y solo un jugador del primer equipo. "Fue una vergüenza"

Foto: Para colmo, Joao Monteiro se lesionó durante el partido. (EFE/Antonio Cotrim)
Para colmo, Joao Monteiro se lesionó durante el partido. (EFE/Antonio Cotrim)

Vergüenza en Portugal. El conjunto luso del Belenenses, aquejado de un brote de Covid, tuvo que disputar su encuentro contra el Benfica con tan solo nueve jugadores de campo, dos de ellos porteros, y con un solo futbolista del primer equipo entre sus filas. En las últimas horas previas al partido de la liga portuguesa, los contagios en el seno de la plantilla se multiplicaron hasta alcanzar la cifra de 17 positivos. Entre ellos, 13 futbolistas, el primer entrenador, su mano derecha y dos miembros más del cuerpo técnicos.

placeholder Los jugadores se reúnen antes del pitido inicial. (EFE/Antonio Cotrim)
Los jugadores se reúnen antes del pitido inicial. (EFE/Antonio Cotrim)

A pesar de que jugar así no tenía ningún sentido deportivo, la Dirección General de Salud de Portugal no procedió al aplazamiento del choque, por lo que el partido se jugó tal y como estaba previsto con una gran presencia de futbolistas del filial. Los locales, con solo 9 jugadores, salieron con una defensa de cinco y 3 por delante, además del portero. Sin embargo, sucumbieron a las primeras de cambio a la superioridad del Benfica, que en el descanso ya vencían por 0-7, tres del uruguayo Darwin Núñez, dos de Seferovic, uno del alemán Weigl y otro en propia puerta de Eduardo Kau.

"¿Qué es esto? ¿Soy el único que no entiende por qué no se ha aplazado el partido?". El tuit de Bernardo Silva refleja a la perfección la indignación con lo sucedido en el Belenenses-Benfica.

Al descanso, el presidente del Belenenses, Rui Pedro Soares, protagonizó una de las imágenes de la jornada, al aparecer llorando sobre el césped. En un descanso muy largo, Antonio Montez y Diogo Calila, futbolistas del Belenenses, se quedarón en el vestuario. Y nada más salir, Joao Monteiro, el portero que estaba jugando de defensa, se lesionó, se tiró al suelo y obligó al árbitro, Manuel Mota, a suspender el partido. Con este resultado, el Benfica se coloca líder de la Liga lusa con dos puntos más (31) que Porto y Sporting, que jugarán este domingo sus respectivos encuentros.

"Jugar hoy fue una vergüenza para todos"

El presidente del Belenenses SAD, Rui Pedro Soares, atendió a 'Cabine Desportiva' para hablar de lo sucedido. "Haber jugado hoy fue una vergüenza para todos, salvo para los nueve que se presentaron. A media tarde pedimos aplazarlo, incluso teníamos la alternativa de realizar una incomparecencia", explicó el presidente que pidió a Rui Costa, presidente del Benfica, que contara la verdad de lo sucedido cuando hablaron dos horas antes del partido.

placeholder Una vergüenza histórica. (EFE/Antonio Cotrim)
Una vergüenza histórica. (EFE/Antonio Cotrim)

El presidente del Benfica, Rui Costa, habló después del mandatario del Belenses, afirmó que fueron "obligados a salir al campo" y que las dos entidades que podían suspenderlo no lo hiceron, tanto DGS como la Liga. "Lamento lo sucedido, es una página negra para el fútbol portugués y el propio país. En ningún caso se dirá que el Benfica fue uno de los responsables de esta página negra, cumplimos el reglamento", añadió en 'Cabine Desportiva'.

Benfica Portugal