SON SUS PEORES DATOS COMO ENTRENADOR

El enfado del peor Guardiola de siempre: dos manos, un 'recado' y 9 puntos de distancia

El técnico del Manchester City no termina de dar con la tecla esta temporada, después de una derrota ante el Liverpool que le deja a nueve puntos del liderato de la Premier

Foto: Pep Guardiola, reclamando los dos penaltis ante el Liverpool. (Reuters)
Pep Guardiola, reclamando los dos penaltis ante el Liverpool. (Reuters)

Pep Guardiola atraviesa uno de los peores momentos de su carrera. El Manchester City no termina de mostrar su mejor nivel en la presente temporada, en la que el duro golpe recibido este domingo contra el Liverpool (3-1) confirmó que está muy lejos de lo que se espera de un equipo tan poderoso. Y el entrenador de Santpedor no solo enseñó su cara más amarga durante el encuentro y en la rueda de prensa posterior, sino que está firmando sus peores números de siempre.

De sobra es conocido que el Manchester City es un equipo hecho a base de talonario. Considerado como uno de los mejores entrenadores del mundo, Guardiola recibió todas las facilidades por parte de Mansour bin Zayed Al-Nahyan, dueño del club, para hacer un equipo a su medida. Al menos, todas dentro del 'fair-play' financiero: así, en los últimos cuatro años ha llevado a cabo un desembolso de 776 millones en fichajes... insuficientes para ser el mejor de la Premier.

Y es que este domingo, el Liverpool pintó la cara al City, demostrando que es el equipo más en forma de Europa. No solo es el vigente campeón de la Champions, sino que su comienzo en la Premier está siendo arrollador: líder indiscutible, sin perder un solo partido, suma 34 puntos, sacando ocho de diferencia al segundo, el Leicester... y aumentando la diferencia con uno de sus grandes rivales, los 'citizens', ahora cuartos en la tabla con nueve puntos de diferencia tras la victoria en Anfield.

Guardiola sabía que el partido era vital, pues una victoria le colocaba a tres puntos del líder y evitaba que perdiera comba definitiva con el liderato, pero el Liverpool fue un verdadero vendaval ante el que el equipo 'skyblue' poco pudo hacer. Pero eso no impidió que el técnico catalán se mostrara muy enfadado con las decisiones tomadas por el colegiado, Michael Oliver, y por el VAR, al entender que no se le pitaron dos penaltis al City, ambos por mano de Alexander-Arnold.

Corría el minuto 9 cuando Guardiola reclamó el primer penalti, de forma tibia, por lo que creía una clara mano en el área que el árbitro no vio y el VAR, tras revisarlo, no consideró pertinente. Por entonces, el Liverpool ganaba con un gol de Fabinho y, poco después, Salah ampliaba la ventaja. Nada más comenzar la segunda parte, Mané ampliaba la ventaja, a pesar de que el City empezaba a mejorar. Tanto, que Bernardo Silva recortó distancias... y comenzó el lío.

El City crecía sobre el césped y buscaba la remontada, momento en el que Pep estalló: era el minuto 83 y un disparo de Sterling se estrelló en la mano de Alexander-Arnold. Ni Oliver ni el VAR entendieron que había pena máxima, lo que desató la locura en el catalán: con la cara desencajada y el gesto descontrolado, se encaró con el cuarto árbitro señalando con su mano un dos, que después enfocó hacia el cielo, en referencia a los dos penaltis que consideraba no pitados. Al acabar el encuentro, no dudó en dar la mano al cuarteto arbitral, mientras les espetaba un sarcástico "muchas gracias por todo".

Posteriormente, en rueda de prensa, mostró su malestar con lo ocurrido: "No estoy aquí para hablar de las decisiones arbitrales, preguntadle a ellos. Llamad a su puerta o una llamada telefónica y os responderán mejor. Tengo que felicitar al Liverpool por la victoria, pero sobre lo que el colegiado dicta, preguntad a los grandes jefes. Ellos lo entienden todo, no me preguntéis a mí", aseguraba en tono muy enfadado con este enigmático 'recado' ante los medios de comunicación.

Sus peores resultados

Y es la derrota de este domingo ante el Liverpool frece una lectura: en este momento, es el peor Guardiola de toda su carrera. Hasta ahora, su peor clasificación tras doce jornadas había sido en la 2016-17, siendo tercero, pero a solo un punto del líder, mientras que ahora, es cuarto. Pero también es la peor desventaja en puntos con el líder: hasta el momento, su peor diferencia de puntos era de tres con el Real Madrid de José Mourinho en la 2011-12. Ahora, es de nueve. Casi nada.

El de Santpedor tampoco había estado tanto tiempo sin ganar en un mismo estadio: con el City, ha visitado Anfield en cinco ocasiones, sumando cuatro derrotas (tres en premier y una en Champions) y un empate, en los que ha recibido 11 goles y solo ha marcado cuatro. Y es que Jürgen Klopp le tiene cogida la medida, con un balance de 9-2-7 para el alemán en enfrentamientos entre ellos. El peor Guardiola de siempre no consigue dar con la tecla del City esta temporada.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios