El VAR falla en el gol que decide la liga australiana de fútbol
  1. Deportes
  2. Fútbol
el gol de la victoria fue en fuera de juego

El VAR falla en el gol que decide la liga australiana de fútbol

El gol que le dio la victoria al Melbourne Victory en la final de la liga australiana de fútbol fue en fuera de juego, pero el VAR no funcionó y prevaleció la decisión del árbitro

Foto: La plantilla y el entrenador del Melbourne Victory celebran el título de liga. (A-League)
La plantilla y el entrenador del Melbourne Victory celebran el título de liga. (A-League)

El Melbourne Victory consiguió el título de la liga australiana de fútbol (A-League) ante el Newcastle Jets (1-0) después de que un problema en el sistema de videoarbitraje (VAR) impidiera que funcionara para detectar un fuera de juego en el gol que sentenció la final. Problemas técnicos impidieron que el VAR fuera empleado para resolver en el polémico gol que convirtió a los nueve minutos Kosta Barbarouses después de que su compañero James Donachie estuviera en fuera de juego. Los responsables del VAR no pudieron utilizar esta tecnología porque se había perdido la alimentación del sistema en el Estadio McDonald Jones de Newcastle.

"En esta ocasión, la tecnología en sí misma falló y los ángulos de transmisión requeridos no estaban disponibles", dijo Greg O'Rourke, jefe de la A-League, en un comunicado publicado en la web de la competición. "Aunque entendemos que esto sólo ha ocurrido una vez esta temporada, ha sido en un momento muy crítico. Comprendemos la decepción y la frustración de los Newcastle Jets, de sus aficionados y de todos los aficionados al fútbol. Estamos trabajando con Hawkeye (empresa proveedora del sistema) para entender por qué ocurrió y qué se puede hacer para prevenir que esto vuelva a suceder", apuntó.

El gol del Melbourne Victory.

El sistema dejó de funcionar 30 segundos antes de la acción y no volvió a estar operativo hasta varios minutos después, cuando el juego ya se había reanudado. En ese supuesto, aunque haya dudas, la norma dicta que debe prevalecer la decisión tomada por el árbitro.

El gran héroe del Melbourne Victory fue su guardameta, Lawrence Thomas, cuyas intervenciones impidieron al Newcastle cuanto menos igualar la final. Es la primera vez que un equipo que acaba cuarto la primera fase liguera se hace con el título. Es la cuarta corona para el conjunto del Melbourne (2007, 2009, 2015 y 2018), que queda en cabeza del historial con una más que el Sídney y el Brisbane Roar.

Australia
El redactor recomienda