campeón de LA SUPERLIGA EN grecia

El milagro mental de Manolo Jiménez con Chygrynskiy en el eufórico AEK

Manolo Jiménez ha hecho campeón de Grecia, veinticuatro años después, al AEK y ha sacado lo mejor de Chygrynskiy, el central que sucumbió en el Barcelona de Guardiola

Foto: Chygrynskiy celebra con sus compañeros un gol del AEK. (Imago)
Chygrynskiy celebra con sus compañeros un gol del AEK. (Imago)

Manolo Jiménez ha hecho historia en Grecia. 24 años años después, el AEK de Atenas consigue ganar la Superliga griega y el artífice de esta gesta ha sido el entrenador sevillano. Ha acabado con la supremacía del Olympiacos, campeón en los últimos siete años, y otros clubes con mayor presupuesto como el PAOK Salónica o Panathinaikos. Un nuevo éxito de un técnico español en Europa que se suma al logrado por Pep Guardiola en la Premier con el City y el de Unai Emery en la Ligue 1 con el PSG. Cerca está el título para el Barcelona de Ernesto Valverde. El sello de la ‘marca España’ no sólo está en el césped sino también en los banquillos.

Lo que ha conseguido Jiménez es una proeza en Grecia y más teniendo un equipo presumiblemente inferior al resto. Una plantilla en la que destaca la 'resurrección' futbolística del que fuera una apuesta de Guardiola cuando era entrenador del Barcelona: Dmitro Chygrynskiy. "Ha rendido a un altísimo nivel. Le ha dado una fuerza mental al equipo", comenta Jiménez a El Confidencial. Si en Barcelona no triunfó precisamente por esa debilidad psicológica, Jiménez ahora se ha apoyado en su cabeza.

El central ucraniano que enamoró a Pep y fichó por el Barcelona en 2009, triunfa en el fútbol de la mano de Manolo Jiménez. La historia de Chygrynskiy es conocida por los 25 millones de euros que se desembolsó por un central desconocido y que sólo duró una temporada en la plantilla. Fracasó por diferentes circunstancias -"la presión de los 25 millones", como el propio futbolista ha declarado en alguna ocasión- y se culpó a Guardiola de haberse dado el capricho de fichar a un central menor cuando tenía en la plantilla a Puyol y Piqué.

Manolo Jiménez, en Atenas, se ha proclamado campeón de Grecia con el AEK. (Efe)
Manolo Jiménez, en Atenas, se ha proclamado campeón de Grecia con el AEK. (Efe)


Aquel fichaje llegó después de un enfrentamiento entre el Barcelona y el Shakhtar Donetsk. El de Sampedor quedó prendado por el joven defensa-central (23 años) que tenía buena salida del balón, habilidoso y no se ponía nervioso. El fichaje salió horroroso. El ucraniano, con la camiseta del Barcelona, fue protagonista por sus imprecisiones, inseguridad y penaltis. Le quemaba el balón y no se adaptó a la presión. El club decidió venderlo, al final de la temporada, por 15 millones de euros al Shakhtar Donetsk. Un mal negocio (perdió 10 millones) y un peor fichaje objeto de burla y risas.

Resurge ocho años después en Grecia

Hoy, Chygrynskiy (31 años) es campeón de Grecia con el AEK. “Ha rendido a un altísimo nivel y su experiencia ha sido muy importante. Ha hecho una gran temporada. Buena colocación en defensa y muchas cosas más”, afirma Manolo Jiménez a este medio. El técnico español celebra el buen rendimiento de Chygrynskiy y de todo el equipo: “Tenemos que estar contentos con este título porque hemos roto la hegemonía de Olympiacos y PAOK, equipos con mayor presupuesto. Sólo hemos perdido dos partidos en toda la temporada y hay que estar orgullosos porque hemos hecho un buen fútbol. Ahora queremos más y podemos ganar la Copa de Grecia”.

Hay un nuevo entrenador español que se proclama campeón de su liga en el extranjero. Manolo Jiménez nos comenta cuáles son las claves de su triunfo, como el de Emery y Guardiola: “Creo que todos tenemos un buen gusto por el fútbol y demostramos que somos muy competitivos por naturaleza. El técnico español ha irrumpido a la par que los jugadores que se van fuera y están triunfando porque hacemos buen fútbol y está basado en la competitividad. Una de las claves es que sabemos transmitir. De fútbol sabe todo el mundo. Pero una cosa es saber y otra transmitir para que se desarrolle y plasme en los partidos. La propuesta del entrenador español es la mejor porque nos gusta tener la posesión en el campo del rival, buena salida de la pelota, el control y ser efectivos. No todo el mundo tiene a Messi o Iniesta, pero nosotros conseguimos jugar bien y ser más competitivos”. Lo que ha hecho Manolo Jiménez es un doble milagro. Campeón de Grecia y sacar lo mejor de Chygrynskiy.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios