el estado islámico había prohibido el fútbol

Mosul disfruta de su primer partido de fútbol tras su liberación del Daesh

Mosul, la ciudad del norte de Irak, capital del Estado Islámico en ese país durante la ocupación de la organización terrorista, volvió a acoger un partido de fútbol hace diez días

Foto: Los jugadores del Mosul antes de su primer partido. (Twitter/iraq_football_)
Los jugadores del Mosul antes de su primer partido. (Twitter/iraq_football_)

Tras meses de batalla que concluyeron con su liberación en julio de 2017, la ciudad de Mosul se recupera poco a poco de las heridas de tres años bajo la tiranía del Daesh (ISIS). El 9 de marzo, por primera vez desde que la organización terrorista tomó la ciudad se disputó un partido de fútbol. Los equipos, el Al-Mosul y el Al-Karkh Sport Club.

El ISIS se hizo con el control de Mosul en junio de 2014 y la convirtió en la capital de su estado islámico en Irak. Fue en la Gran Mezquita de esa ciudad del norte del país donde el líder del ISIS, Abu Bakr Al Bagdadi, hizo su primera aparición pública y se autoproclamó califa.

En Mosul, como en el resto del territorio que llegó a controlar en Irak y Siria, el ISIS prohibió el fútbol. Practicarlo y contemplarlo. En marzo de 2016, un ataque a un estadio de fútbol en la ciudad de Al-Asriya atribuido a esta organización terrorista mató a 40 personas. A lo largo de los últimos años, el ISIS ha difundido vario vídeos amenazantes en los que utilizaba la imagen de futbolistas como Messi o Neymar.

El once del Al-Karkh antes del partido contra el Mosul. (Twitter/iraq_football_)
El once del Al-Karkh antes del partido contra el Mosul. (Twitter/iraq_football_)

En febrero de 2017 comenzó la ofensiva para liberar a Mosul. La operación, en la que se enfrentaron por un lado los fuerzas del ISIS y por otra el ejército iraquí con la ayuda de la coalición internacional, se alargó durante cinco meses y dejó la ciudad destruida. Cientos de miles de personas tuvieron que huir y varios miles fallecieron a manos de los ataques de ambos bandos.

De eso empieza a recuperarse ahora la ciudad. Entre las actividades que ha regresado está el fútbol, prohibido durante la ocupación. El Al-Mosul ha renacido de sus cenizas y hace diez días recibió al Al-Karkh, equipo de Bagdad. El partido se celebró en el Estadio Universitario y acabó con victoria visitante por 0-3, informó la cuenta @iraq_football_.

No es la única buena noticia para el fútbol iraquí. Hace uno días la FIFA levantó la prohibición que pesaba desde hace 30 años sobre el país asiático para acoger partidos internacionales. La FIFA dio luz verde a que se puedan celebrar esos encuentros en las ciudades de Erbil, en el Kurdistán iraquí; Basora; y Kerbala. De momento, la prohibición se mantiene para la capital, Bagdad.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios