VERGÜENZA EN EL FÚTBOL GRIEGO

Quién es Ivan Savvidis, el presidente del PAOK que amenazó al árbitro con una pistola

Ocurrió en un partido fundamental en la lucha por el título en Grecia, donde un gol anulado en el descuento provocó que el máximo dirigente del PAOK amenzara al colegiado

Foto: Ivan Savvidis, con su revólver colgado en la cintura. (Reuters)
Ivan Savvidis, con su revólver colgado en la cintura. (Reuters)

Minuto 93 de un partido fundamental para la lucha por el título de liga en Grecia: primero y tercero, AEK de Atenas y PAOK de Salónica, empatan a cero en La Tumba, cuando los locales disponen de un córner. Con el partido a punto de expirar, Varela remata de cabeza y anota un gol fundamental para los locales: los seguidores del PAOK enloquecen de alegría, pero es efímero: el colegiado anula el tanto y, a partir de ahí, se desata la locura... incluso con pistolas sobre el césped. Tanto, que las autoridades griegas han decidido suspender la SuperLiga de manera indefinida como consecuencias de lo sucedido.

El trencilla había concedido ocho minutos de añadido después de un partido muy tenso y, ya en el descuento, este tanto ponía al PAOK a dos puntos de distancia del líder de la liga. Sin embargo, y con buen ojo, el colegiado acertó al anular el tanto por fuera de juego pues, aunque no llega a contactar con el esférico, Mauricio sí hace por jugar el balón cuando se encontraba en posición adelantada. Pero eso no calmó ni a los aficionados locales ni tan siquiera a su directiva.

La decisión provocó la invasión de campo por parte de la hinchada local y, lo que es peor, que incluso el presidente del PAOK, Ivan Savvidis, bajara al terreno de juego a amedrentar al árbitro. Y no solo con sus palabras, sino que las cámaras que retransmitían el partido dejaron una imagen pocas veces vistas antes en un campo del fútbol: que el máximo dirigente de un club apareciera con un revólver colgado de la cintura, una situación que hizo que se suspendiera el choque.

Savvidis apareció en el césped acompañado de varios dirigentes y de miembros de su seguridad privada. Visiblemente enfadado, el gran problema llegó cuando se quitó el abrigo sobre el campo y dejó a la vista el revólver que portaba en su cintura. Según confirmó Manolo Jiménez, entrenador español del AEK, en los micrófonos de la 'Cadena Ser', Savvidis habría incluso llegado a amenazar al colegiado: "Se te ha acabado la carrera como árbitro", habría dicho.

Ivan Savvidis, en el momento de quitarse el abrigo en el campo. (Reuters)
Ivan Savvidis, en el momento de quitarse el abrigo en el campo. (Reuters)

Íntimo de Putin y exmilitar

Pero, ¿quién es Savvidis? Ivan Ignatyevich Savvidis es, desde hace seis años, el dueño del PAOK. Nacido en 1959 en Santa, en la entonces república soviética de Georgia, puede presumir de ser uno de los hombres más ricos de Rusia y, desde luego, el más poderoso de Salónica. Se trata de un hombre fuertemente vinculado al presidente Vladimir Putin, fue miembro de la Duma y es un empresario de éxito en su país, muy vinculado al deporte desde hace muchos años.

En su juventud, decidió alistarse en el ejército ruso, donde incluso llegó a alcanzar el rango de sargento mayor. Después de varios años enrolado en la armada, se doctoró en Ciencias Económicas, momento a partir del que fundó varias empresas, relacionadas con la industria tabacalera, cárnica y agrícola. Hizo fortuna, lo que le sirvió para entrar en el mundo del fútbol, convirtiéndose en presidente del Rostov, del SKA Rostov y del Viktor Ponedelnik en Rusia.

Sería en 2012 cuando dio el salto en Grecia, para comprar el histórico PAOK con la intención de devolverle la grandeza perdida: desde su llegada, su mayor logro fue el título de Copa en 2014, además de un subcampeonato copero y dos ligueros. Pero en Grecia, además del club, es poseedor de un grupo de comunicación, de dos complejos hoteleros y del puerto de la ciudad. Además, es uno de los mecenas de la Federación Internacional de Ajedrez.

La violencia en el fútbol griego se ha convertido, por desgracia, en un mal endémico en los últimos años. De hecho, en los últimos cinco años, el campeonato ha tenido que ser detenido hasta en tres ocasiones por culpa de las situaciones de riesgo que se han vivido en los estadios. Este domingo, se han vuelto a revivir una situación que ya parecía olvidada: un presidente amenazando a un árbitro con una pistola. Ahora, las autoridades han emitido una orden de arresto contra el dueño del PAOK.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios