ganó por goleada al leicester city (5-1)

Póker de Agüero para que el City de Guardiola siga siendo inalcanzable

El delantero argentino marcó cuatro de los cinco goles en la victoria ante el Leicester City. Se coloca a tres goles de Kane, el otro protagonista del sábado al darle el triunfo al Tottenham ante el Arsenal

Foto: El Kun Agüero ha marcado 21 goles esta temporada. (Reuters)
El Kun Agüero ha marcado 21 goles esta temporada. (Reuters)

El Kun Agüero, autor de un poker, y Kevin De Bruyne, que contribuyó con tres asistencias, lideraron este sábado al Manchester City en la goleada sobre el Leicester City (5-1), que deja al equipo de Pep Guardiola todavía más líder de la Premier League.

Una actuación superlativa del Kun no dio opción a los 'Foxes' en el Etihad Stadium, en un duelo marcado por la posible vuelta de Riyad Mahrez, quien había estado ausente la última semana tras su frustrado fichaje el último día del mercado por el City. Poco duró la resistencia del renovado Leicester de Claude Puel en Manchester, apenas tres minutos, el tiempo que tardó De Bruyne en recoger un balón en el costado derecho y sacar un centro de primeras que remató en el segundo palo Sterling al fondo de la red.

Sorprendieron los visitantes antes de la media hora (m.24), cuando Jamie Vardy igualó la contienda con un disparo desde la frontal que tocó en el recién fichado Aymeric Laporte y despistó a Ederson. El gol número 13 de la campaña del '9' inglés no varió los planes de Pep, que vio como su equipo volvió a ponerse por delante al poco de iniciarse la segunda mitad.

Pep Guardiola al fondo. En primer plano, Riyad Mahrez, jugador del Leicester City. (Reuters)
Pep Guardiola al fondo. En primer plano, Riyad Mahrez, jugador del Leicester City. (Reuters)

Cuatro minutos después de volver de vestuarios, el Kun se apuntó su primer tanto de la tarde después de empujar en boca de gol un gran balón de la izquierda de De Bruyne tras un uno-dos con Sterling. Antes de que el Leicester pudiera reaccionar, el City ya había golpeado de nuevo. El punta argentino castiga los errores rivales, y esta vez ni la defensa ni el portero rival lograron despejar con acierto el balón y Agüero, tras un mal rechazo de Schmeichel, batió al danés con un disparo potente desde dentro del área.

Con el Leicester noqueado, los 'citizens' olieron sangre y a falta de 12 minutos para el final Agüero festejó su duodécimo 'hat-trick' con la camiseta azul del City con una magistral 'picadita' tras otro error de Schmeichel en la entrega. El quinto llegó con el tiempo ya cumplido, en el 90, tras recibir un pase de Foden y sacar un latigazo imparable desde unos 25 metros que tocó en el travesaño y se alojó en el fondo de la portería.

Soccer Football - Premier League - Tottenham Hotspur vs Arsenal - Wembley Stadium, London, Britain - February 10, 2018   Tottenham's Harry Kane applauds fans after the match   Action Images via Reuters Andrew Couldridge    EDITORIAL USE ONLY. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club league logos or 'live' services. Online in-match use limited to 75 images, no video emulation. No use in betting, games or single club league player publications.  Please contact your account representative for further details.
Soccer Football - Premier League - Tottenham Hotspur vs Arsenal - Wembley Stadium, London, Britain - February 10, 2018 Tottenham's Harry Kane applauds fans after the match Action Images via Reuters Andrew Couldridge EDITORIAL USE ONLY. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club league logos or 'live' services. Online in-match use limited to 75 images, no video emulation. No use in betting, games or single club league player publications. Please contact your account representative for further details.

El romance de Kane con el gol

Harry Kane suena en todas partes. Lo pretende el Madrid, dicen. Es el delantero de moda, un inglés que marca goles casi sin pensarlo. Un jugador que le ha dado al Tottenham de Pochettino una nueva dimensión. El equipo ahora juega la Champions y sueña con repetir la próxima temporada, unas posiciones que antes no existían para los 'spurs' es un equipo que ha dado un salto cualitativo en un entorno complicado, pues los grandes de la Premier son muy grandes. Uno de ellos, el Arsenal, es el rival de siempre, el contrincante el el derbi del norte de Londres. También es la última víctima de Kane, que con un testarazo empujó a los 'gunners' a la derrota y les alejó, aún más, de los puestos de Champions que antes eran propios por derecho.

El Tottenham se llevó este sábado el derbi del norte de Londres número 182 tras derrotar en Wembley a un insulso Arsenal (1-0). Tanto Mauricio Pochettino como Arsene Wenger habían hecho hincapié en la previa en la importancia de llevarse hoy los tres puntos, no sólo por la conocida rivalidad entre 'Spurs' y 'Gunners', sino también porque el perdedor se complicaría su presencia en la máxima competición continental el curso que viene.

Ante 83.222 espectadores, récord de asistencia en la Premier League, el Tottenham se acabó llevando un triunfo tan sufrido como merecido y se colocó temporalmente tercero en la tabla, con 52 puntos, a cuatro del Manchester United (juega esta jornada en campo del Newcastle) y uno por encima del Liverpool, que se enfrenta mañana a domicilio con el Southampton. El Arsenal, por su parte, mantiene su nefasta forma fuera el Emirates Stadium y es sexto en la clasificación, con 45 puntos, y con un partido más que el Chelsea, que acumula 50 unidades y juega el lunes en casa contra el West Bromwich.

Por tercera semana consecutiva, Pochettino no alteró su once inicial, el mismo con el que derrotó al Manchester United (2-0) y sacó un empate 'in extremis' ante el Liverpool (2-2), y, pese a haber recuperado al central Alderweireld -titular entre semana en la FA Cup-, mantuvo el 4-2-3-1. Davinson y Vertonghen como pareja de centrales, Trippier y Davies de laterales de largo recorrido, Dier de volante defensivo, Démbélé con libertad para generar juego, y una línea de tres mediapuntas, con Son en la izquierda buscando las cosquillas a Bellerín, y Alli y Eriksen por detrás de Kane, que buscaba su gol número 101 en la Premier.

Los 'Gunners', por su parte, saltaron al césped de Wembley con dos modificaciones con respecto al equipo que goleó hace siete días al Everton (5-1), una por decisión técnica -Wilshere por Iwobi- y otra por obligación -Ramsey, autor de tres goles ante los 'Toffees', se cayó de la lista por lesión y le dejó su sitio a Wilshere-. Otra novedad fue la presencia de Cech, el mejor de su equipo hoy, en el arco, puesto que el guardameta checo estuvo 'entre algodones' toda la semana y todo apuntaba a la titularidad de Ospina.

La velocidad de Aubameyang

En el 4-3-3 de Wenger, Mkhitaryan se colocó en la izquierda, el recién renovado Özil salió de inicio en la derecha, lanzando al espacio a Aubameyang, referencia arriba. Los primeros 45 minutos fueron flojos, con el Tottenham llevando el peso del partido y los visitantes replegándose bien atrás para intentar cazar alguna contra del velocísimo Auba. El coreano Son, que fue de más a menos en el choque, era el único que parecía capaz de perforar el entramado defensivo del equipo 'Gunner'.

La única ocasión con ligero peligro en la primera mitad la tuvo Kane -¿quién sino?- a los 26 minutos, con un remate de cabeza en el área pequeña a centro de Eriksen que incomprensiblemente se marchó por encima del travesaño. Marró su primer testarazo pero no el segundo. En el minuto 49, sólo cuatro después de volver de vestuarios, el '10' consiguió derribar la férrea barrera defensiva de sus vecinos y subir el 1-0 al electrónico de Wembley. El punta inglés superó en el salto a Koscielny y remató, impecable, un milimétrico centro desde la izquierda de Davies y alojó la redonda en el fondo de la portería de Cech.

Los de Pochettino estuvieron a centímetros de dejar el choque visto para sentencia instantes después, cuando, en una jugada calcada, aunque esta vez con un centro de Trippier desde la derecha, Kane se sacó un testarazo que pasó lamiendo el palo de Cech. No daban tregua los 'Spurs' ante unos 'Gunners' totalmente avasallados, noqueados y sin respuesta, que se pudieron haber llevado un saco de goles de Wembley de no ser por Cech.

El portero checo se resarció de su error hace dos semanas en Swansea y repelió todas las aproximaciones de los de casa. Primero rechazó como pudo una volea desde la frontal de Kane y más tarde sacó dos manos salvadoras a disparos a bocajarro de Lamela -acababa de ingresar- y Trippier. Entre medias, el único lanzamiento a puerta de los de Wenger, invisibles y totalmente superados en el segundo tiempo. En el minuto 67 fue Wilshere el que probó a Lloris con un disparo desde el balcón del área que el portero francés atrapó fácil.

Los cambios del estratega francés no despertaron a los suyos y ni Lacazette, que entró por Mkhitaryan, ni Iwobi, que reemplazó a Elneny, lograron cambiar la suerte del encuentro. Pese a las innumerables ocasiones de los de casa, y al susto final de Lacazette, quien, con el tiempo cumplido, le ganó la espalda a Davinson y disparó fuera, el marcador no se volvió a mover y el Tottenham se llevó una importante y merecida victoria que lo coloca momentáneamente tercero en la tabla y condena, salvo milagro, al Arsenal a disputar la Liga Europa la temporada que viene.

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios