Sus días como futbolista están contados

Evra sigue los pasos de Zidane por su brutal ‘patada a lo Cantona’

La UEFA le sentencia por su agresión a un ultra del Marsella, prohibiéndole jugar competiciones continentales hasta el próximo 30 de junio de 2018, además de multarle con 10.000 euros

Foto: Evra, durante un partido con el Olympique de Marsella. (Cordon Press)
Evra, durante un partido con el Olympique de Marsella. (Cordon Press)

Once años después de que la tristemente célebre ‘testata’ de Zinedine Zidane sobre Marco Materazzi en la final del Mundial de Alemania echara indignamente el telón a la carrera deportiva del hoy técnico del Real Madrid, otro histórico de ‘Les Bleus’, Patrice Evra, curiosamente también portador en su día del brazalete de capitán del combinado nacional francés, ha cruzado idéntico Rubicón por mor de otro calentón, aún si cabe más injustificable que el protagonizado en el Olímpico de Berlín por su otrora compañero en el vestuario galo.

La patada de kárate que el veterano lateral izquierdo lanzó el pasado jueves en Portugal contra un hincha radical de su propio equipo, el Olympique de Marsella, en los prolegómenos del duelo de Europa League que iba a enfrentar al OM con el Vitoria de Guimaraes, no sólo le valió el dudoso honor de entrar en el Libro Guinness de los récords como el primer futbolista en la historia de las competiciones continentales que resulta expulsado antes de que la pelota echara a rodar. Su llamativa pasada de revoluciones, provocada por los reiterados insultos que el futbolista de origen senegalés recibió de un pequeño grupo de ultras del cuadro marsellés apostados en el mismo sector donde se ejercitaban los pupilos de Rudi García, le ha sumido en un indigesto bucle cuyo epílogo, se barrunta, dejará al carrilero zurdo de 36 años en el umbral de su adiós definitivo de las canchas.

De UEFA a FIFA

Despedido por el propio presidente del OM, Jacques-Henri Eyraud, Evra ha sentido este viernes el frío acero de la espada de Damocles sobre su pescuezo cuando se supo que la comisión de disciplina de la UEFA le ha suspendido hasta el próximo 30 de junio de 2018, por lo que no podrá participar en ningún partido de competiciones europeas de clubes, además de multarle con 10.000 euros. Sabía el ex de Mónaco o Manchester United, entre otros, que el máximo organismo del balompié europeo no iba a poner paños calientes a su lamentable proceder, por mucha provocación verbal que mediara. La dureza del castigo no dista en demasía de los nueve meses de sanción que en 1995 impusieron a su compatriota Eric Cantona por un suceso similar, aunque en aquel caso tuviera lugar en pleno encuentro entre el Manchester United y el Crystal Palace.

El efecto cascada de una sanción ejemplar por parte del órgano rector del balompié europeo no se haría esperar. De hecho, es muy probable que la propia UEFA acabe solicitando a la FIFA una extensión del castigo impuesto a los torneos domésticos y los duelos de carácter internacional a nivel de selecciones. De ser así, el defensor del OM podría quedar inhabilitado para la práctica total del balompié a nivel profesional por un largo período de tiempo.

Un panorama, en suma, ciertamente ensombrecedor que se ha visto agravado por una rescisión anticipada del contrato que le unía al Marsella hasta junio del año próximo. En este sentido, conviene recordar que el OM se halla en estos momentos sometido a una asfixiante presión por parte de un sector de su hinchada, enfrentada con un Evra cuyo rendimiento no ha estado nunca a la altura de las expectativas que desató su contratación en enero de este mismo año, cuando llegó procedente de la Juventus como agente libre.

Enemistado con la hinchada

El nulo protagonismo del 81 veces internacional con ‘Les Bleus’ en lo que va de campaña, relegado al ostracismo por su alarmante baja forma y por la pujante figura del joven carrilero Jordan Amavi, le ha llevado a chocar frontalmente con las agrupaciones ultras del cuadro marsellés (‘Fanatics’, ‘MTP’ y ‘Yankees’), algunos de cuyos integrantes se encontraban entre los que se encararon en tierras portuguesas con un desquiciado Evra momentos antes de que éste lanzara a uno de ellos una patada que se hizo viral a los pocos minutos por obra y gracia de las redes sociales. Desde el club eran conscientes de que cualquier medida disciplinaria que no pasara por desprenderse del veterano jugador podría ser el desencadenante de un conflicto abierto con las facciones radicales anteriormente citadas. Éstas exigían su cabeza en bandeja de plata y así se lo hicieron saber a los mentores de la entidad del sur de Francia.

Lo cierto es que el bueno de ‘Pat’, como le llaman sus camaradas de puertas adentro del vestuario, hizo ímprobos esfuerzos por ganarse la animadversión del personal desde su retorno al país vecino, tras el largo periplo vivido en Inglaterra e Italia. Sus desafortunadas declaraciones al diario ‘La Provénce’, en las que afirmó ni corto ni perezoso que “muchos me dijeron que no viniera a Marsella por el ambiente. Pero yo soy así, me gustan los lugares donde hay mierda”, no sólo terminaron de enemistarle con la hinchada, sino que abrieron una grieta considerable en sus relaciones con la zona noble.

El Olympique de Marsella ha criticado con dureza la acción del futbolista. (Reuters)
El Olympique de Marsella ha criticado con dureza la acción del futbolista. (Reuters)

Encontronazos con Luis Suárez

Muy sonado fue también este año su enfrentamiento público con Christophe Dugarry, al que atacó sin previo aviso en el transcurso de una entrevista con el canal ‘SFR Sport’, metiendo de paso en el saco al propio Zizou, íntimo amigo del ex jugador azulgrana. “Yo lo respeto, pues fue campeón del mundo, campeón de Europa... Pero bueno, creo que es la única persona en el mundo que conoce la cantidad exacta de vello púbico que tiene Zinedine Zidane”, dando a entender que se había beneficiado en su carrera profesional de esa amistad que les une desde que coincidieran en el Girondins de Burdeos.

Nada nuevo durante una trayectoria profesional jalonada de agrios desencuentros y polémicas. Imposible olvidar sus encontronazos con Luis Suárez en aquellos tensos Manchester United-Liverpool de hace varios años en los que el defensa francés llegó a acusar al uruguayo de insultos racistas, motivo por el que el ahora azulgrana recibió una sanción de ocho encuentros. Empero, la figura de Evra quedaría estigmatizada a raíz del motín que la selección francesa llevó a cabo contra su entrenador, Raymond Domenech, en 2010 en pleno Mundial de Sudáfrica.

Evra junto a Anelka, Malouda y Henry. (EFE)
Evra junto a Anelka, Malouda y Henry. (EFE)

La revuelta de Sudáfrica

El futbolista natural de Dakar, a la sazón capitán del cuadro galo en aquel torneo, lideró la llamada ‘revuelta de Knysna’ como muestra discordante con la decisión del seleccionador de expulsar de la concentración a Nicolás Anelka por insultar gravemente al propio Domenech. La práctica totalidad del plantel se declaró al día siguiente en huelga, negándose a entrenar pese a que el equipo se estaba jugando el pase a la siguiente ronda mundialista, objetivo que finalmente no alcanzarían. Las imágenes de los internacionales galos abandonando el césped dieron la vuelta al mundo, al igual que el serio altercado entre el propio Evra y el preparador físico, Robert Duverne, hombre de confianza de Domenech, quien llegó a lanzar su silbato al suelo de rabia y tuvo que ser separado por miembros del staff técnico para no llegar a las manos con el entonces capitán de ‘Les Bleus’.

[Más noticias de fútbol]

La Federación Francesa de Fútbol depuró responsabilidades al regreso de Sudáfrica. A Evra le cayeron cinco partidos de sanción por ser uno de los principales cabecillas de la revuelta, lo que no le impediría retornar con posterioridad al equipo nacional y disputar tanto las dos siguientes Euros (2012 y 2016), como el Mundial de Brasil, y eso pese a las duras críticas del ex internacional Lilian Thuram o la entonces ministra de Deportes gala, Chantal Jouanno, que pidieron su inhabilitación de por vida. Esta vez, sin embargo, todo apunta a que el experimentado lateral zurdo no se librará de la mayor y se verá forzado a abandonar el fútbol en activo por la puerta de atrás. Igual que el mejor amigo de Dugarry.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios