el equipo de guardiola sigue invicto

Sábado de goleadas: Arsenal, City y United destrozan a Chelsea, Swansea y Leicester

Los cambios de José Mourinho en la alineación (Rooney se quedó en el banquillo y los españoles Mata y Herrera fueron titulares) dieron sus frutos y el United ganó tras dos derrotas seguidas

Foto: Costa, enfadado después de ser goleado por el Arsenal. (John Sibley/Reuters)
Costa, enfadado después de ser goleado por el Arsenal. (John Sibley/Reuters)

El Manchester United puso fin a su crisis de la mejor manera posible. Los 'red devils' golearon en Old Trafford al Leicester City por 4-1 y rompieron su racha de dos derrotas seguidas en la Premier League. El equipo de José Mourinho pasó por encima del vigente campeón, al que aplastó con cuatro goles en la primera mitad. Es la cuarta victoria en seis jornadas para el United, que recupera sensaciones este semana tras perder tres partidos en la anterior (ante City, Feyenoord y Watford).

El partido se acabó en la primera mitad, en la que el Leicester fue incapaz de sostener al United. En los primeros 45 minutos llegaron los goles de Chris Smalling, Juan Mata, Marcus Rashford y Paul Pogba. El Leicester mejoró en el segundo tiempo, con un gol de Demarai Gray en el minuto 59, pero poco más pudo hacer en un encuentro ya sentenciado.

Rooney al banquillo; Mata y Herrera, titulares

Los malos resultados llevaron a Mourinho a introducir varos cambios en la alineación en busca de la victoria. El entrenador portugués, que había criticiado públicamente a varios de sus futbolistas por su rendimiento, dejó en el banquillo al lateral izquierdo Luke Shaw, al centrocampista Marouane Fellaini y al delantero Wayne Rooney. En su lugar entraron Chris Smalling, que movió a Daley Blind al lateral, Juan Mata y Ander Herrera.

Los dos centrocampistas españoles dieron otro aire al juego del United, muy cuestionado en las últimas semanas. Mata marcó el 2-0 con un remate desde dentro del área tras una gran jugada con Pogba y Lingard. "Necesitábamos algo como esto", dijo Mata. "Hemos demostrado lo que podemos hacer", añadió.

El imparable City de Guardiola y goleada 'red'

Agüero celebrando uno de sus goles frente al Swansea. (Andrew Couldridge/Reuters)
Agüero celebrando uno de sus goles frente al Swansea. (Andrew Couldridge/Reuters)

Los vecinos de Mourinho, por su parte, son todo felicidad. Solo conocen la victoria en la Premier League y con un juego sobresaliente para el poco tiempo que lleva Guardiola en el club. Ya van seis triunfos en liga que le permite tener un total de 18 puntos después de derrotar a domicilio al Swansea (1-3) con dos goles de Kun Agüero, que ya lleva cinco tantos y uno de Raheem Sterling. El conjunto blanco hizo sufrir a los de Pep, que supieron reponerse del gol del argentino y empatar el marcador con un gol de Fernando Llorente, que comienza cogerle el pulso a la liga más competida del mundo.

También puede estar satisfecho Jurgen Klopp con su equipo, que se ha colocado en zona Champions después de destrozar al Hull City en Anfield (5-1). Lallana se encargó de inaugurar el marcador, acción que repitió Milner cinco minutos después. Mané se encargó de ampliar la diferencia antes del descanso y crear distancias inabarcables. Meyler creó ilusiones en la grada visitante en el minuto 50, pero Coutinho, un minuto después, quiso dejar claro que la victoria no se movía de Liverpool. Milner se encargó de celebrar el abultado triunfo.

Un contudente Arsenal contra el Chelsea

Mesut Özil celebrando el tercer tanto 'gunner'. (Facundo Arrizabalaga/EFE)
Mesut Özil celebrando el tercer tanto 'gunner'. (Facundo Arrizabalaga/EFE)

El Chelsea se plantó en el Emirates Stadium para tratar de llevarse una victoria frente a un Arsenal que no está cuajando un gran inicio de temporada. Pero los 'blues' fueron incapaces de meter mano a los de Wenger (3-0), que jugaron a un nivel espectacular durante todo el partido y no dieron pie a una victoria visitante. Todo lo contrario: salieron goleados después de ofrecer una pobre imagen, sin Hazard, Costa o Fábregas destacando sobre el verde.

El Arsenal tuvo las cosas bastante más claras desde el inicio. Con combinaciones rápidas y un fútbol bonito, los de Wenger se adelantaron en el marcador por medio de Alexis Sánchez, que aprovechó un garrafal error de Cahill cuando intentaba ceder la pelota a Courtois (10'). Con tiempo para pensar, la definición del chileno fue una auténtica delicia. Con el Chelsea noqueado, los gunners no dudaron en volver a golpear para tumbar en la lona a su rival de forma definitiva. Una tremenda combinación del Arsenal sirvió para hacer el segundo. El autor fue Walcott, que remató con solvencia (13').

Después, la guinda la puso Özil (39') con una volea que no golpeó demasiado bien, pero que bastó para batir a Courtois con cierta fortuna. El Arsenal se fue al descanso ganando 3-0 y con toda la segunda parte para aumentar la renta. Pero el Chelsea salió del vestuario sin ganas de guerra y con una imagen bastante pobre. Los 'gunners' aceptaron la propuesta de los chicos de Conte y mostraron la bandera blanca para firmar una segunda parte sin sobresaltos. Un trámite.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios