Icono de la ciudad, preocupa su físico

Balotelli se reinventa en Niza: sol, buen rollo y goles a paso de tortuga

La llegada de Mario Balotelli al Allianz Riviera de Niza ha iluminado el corazón de una villa herida en lo más profundo de su alma a causa de la brutal masacre de este verano

Foto: Mario Balotelli ha iniciado con buen pie su andadura en el Niza de la Ligue 1 de Francia (Reuters)
Mario Balotelli ha iniciado con buen pie su andadura en el Niza de la Ligue 1 de Francia (Reuters)

Mario Balotelli le ha venido a Niza y al OGCN como anillo al dedo. Y viceversa. Nadie puede asegurar a estas alturas de temporada si el díscolo ariete italiano será capaz de remontar cual águila (el símbolo de su nuevo club) el vuelo y enderezar una carrera con muchas más sombras que luces por mor de su difícil carácter y sus permanentes conflictos tanto dentro como fuera del verde. Pero resulta innegable que su mera presencia en la elegante capital de la Costa Azul ha servido para concitar en torno a su figura una atención mediática enfocada en los dos últimos meses de forma exclusiva en el sangriento atentado del pasado 14 de julio en el Bulevar de Los Ingleses.

La llegada de Balotelli al Allianz Riviera ha iluminado el corazón de una villa herida en lo más profundo de su alma a causa de tan brutal masacre. En la plaza Masséna, a muy poquitos pasos del emotivo memorial que los viandantes han erigido de motu propio en homenaje a las víctimas del último acto de terrorismo a gran escala llevado a cabo por el Daesh en suelo europeo, se encuentra la boutique del OGC Nice. La figura de Súper Mario y su elástica con el 9 a la espalda presiden desde hace menos de un mes todos los rincones de una tienda que el día de su presentación vendió más de 1.000 camisetas con su nombre y su dorsal. “Fue una locura. Nos quedamos prácticamente sin stock. Todavía no hemos podido reponer algunas tallas. El resto, se siguen vendiendo a buen ritmo. Hay una gran demanda de parte de los turistas, sobre todo italianos”, explica Richard Elkaim, director de merchandising.

Mario Balotelli celebra un gol con sus compañeros (EFE)
Mario Balotelli celebra un gol con sus compañeros (EFE)

15.000 camisetas

El responsable de marketing del club 'niçois' asegura que el ‘efecto Balo’ podría traducirse al finalizar esta temporada en unas 15.000 elásticas vendidas de su controvertida estrella, cifra que ayudará sobremanera a costear los 4’5 millones de euros que el nuevo ‘enfant terrible’ de la Ligue 1 se va a embolsar por el año que ha firmado con los rojinegros. A condición, eso sí, de que su comportamiento sea intachable a lo largo de los próximos 365 días. Una cláusula ética en su contrato restará un 10% caso de que le dé por salirse de madre. Precisamente, el elevado estipendio del ex de Inter, Milan, Liverpool y Manchester City es motivo de debate en este privilegiado rincón del Mediterráneo después de cada encuentro que disputan los hombres de Lucien Favre, técnico del equipo. Si el chaval de Palermo la lía parda y le enchufa dos goles al Marsella y otros dos al Mónaco en sendos derbis regionales que ayudan además a colocar a ‘Les Aiglons’ en lo más alto de la tabla, tanto Prensa como hinchada lo tildan de chollo y recuerdan que no hubo que pagar un euro al Liverpool para liberarle de los dos años de contrato que aún tenía con los ingleses. Si en cambio sale a pasearse y corre menos que Romario a los 40 años, como aconteció la semana pasada frente al Schalke en la Europa League (derrota por 0-1), las críticas arrecian en igual medida que las dudas sobre la idoneidad de su contratación.  

Su propio entrenador se vio obligado a darle un cariñoso tirón de orejas después de su paupérrimo desempeño ante los alemanes, un encuentro en el que el Niza jugó, literalmente, con un hombre menos. “Todos sabemos que hay mucho trabajo por hacer con Mario. Estábamos contentos con sus goles, pero tenemos que convencerle de que debe esforzarse y moverse más en los partidos. Hoy todo va más rápido: internet, los trenes, los aviones… Es claro que tiene que correr. Él sabe eso, lo hemos hablado, pero no podemos juzgarle en dos o tres semanas. Si hay progresos, aunque sean mínimos, será positivo”. Su larga ausencia de los terrenos de juego y el no haber hecho pretemporada tienen mucho que ver con esa alarmante falta de tono físico, que ha obligado a Favre y su cuerpo técnico a diseñar un plan de trabajo específico para Súper Mario. Mientras surte el efecto deseado, el entrenador helvético sólo lo expondrá en los partidos importantes, como quedó patente al no citarle para el viaje del pasado domingo a Montpellier pensando en la visita a mitad de semana de Falcao y compañía.

Niza vuelve a engancharse a su equipo y Balotelli tiene mucho que ver (FOTO: David Ruiz)
Niza vuelve a engancharse a su equipo y Balotelli tiene mucho que ver (FOTO: David Ruiz)

Regalos a sus compañeros

Tal decisión se tradujo en una bacanal de juego y goles de un Niza desatado que el miércoles pasó por encima del hasta la fecha intratable cuadro monegasco (4-0) con una actuación estelar del centro delantero italiano, que envió a las mallas dos de los cuatro remates a portería que efectuó en los 78 minutos que estuvo sobre el terreno de juego. Única escuadra invicta del campeonato galo después de seis jornadas, el OGCN cruza los dedos para que el crack transalpino se limite a consumir calcio y a colgar en Twitter fotos del mar desde la terraza de su apartamento, en lugar de ser protagonista indiscreto de las mismas. Saben bien que sólo con un Balotelli centrado exclusivamente en la redonda tendrán una oportunidad de reeditar su último gran logro deportivo: el título liguero de la temporada 58-59.

Donde el delantero de origen ghanés ha triunfado desde el primer minuto ha sido en el vestuario del Allianz Riviera. Su simpatía y el perfil bajo con el que aterrizó han cautivado a sus nuevos compañeros, a los que por cierto regaló nada más llegar una camiseta y una gorra de un conocido diseñador italiano. Todo ello por valor de 15.000 euros. “Mario es un chico extremamente humilde. Se habla mucho de que está loco, pero yo ya sabía que eso no era cierto. Aún es un excelente jugador y está muy concentrado en lo que hace. Le he dicho que vamos a necesitar sus goles. Estoy seguro que nos vamos a divertir mucho con él y que nos ayudará de un modo decisivo”, apuntaba a El Confidencial el brasileño Dante, junto al transalpino y el internacional marroquí Younès Belhanda, las tres incorporaciones de relumbrón realizadas por el conjunto de la Riviera francesa en el mercado veraniego. 

Balotelli siempre llama la atención por sus cambios de imagen (EFE)
Balotelli siempre llama la atención por sus cambios de imagen (EFE)

El primero en llegar

El otro punto de apoyo incondicional del internacional italiano está en la hinchada, sobre todo los más jóvenes. Los integrantes del grupo radical ‘Ultras Populares Sud Nice’ lo han acogido como su nuevo dios, ocupando la vacante dejada por el también polémico Hatem Ben Arfa, que al igual que ‘Balo’ llegó a la Costa Azul buscando su particular redención futbolística para marcharse un año después rumbo al PSG gracias a una campaña de aúpa. El día de su triunfal bautismo de fuego frente al OM le recibieron ya con canción personalizada (“Lalalalalala, Súper Mario”), lo que habla por sí solo de las grandes esperanzas que tienen puestas en su olfato goleador, algo gripado desde que cambiara el Milan por el Liverpool hace un par de años. Habría que remontarse incluso más atrás para verle firmar dos dobletes en una misma temporada (12-13), también con los 'rossoneri', curiosamente los mismos colores que viste ahora en el sur de Francia. 

Agradecido con su nuevo público por las constantes muestras de cariño que le dispensan, no duda en mostrar su cara más sociable y retratarse con cada aficionado que se lo pide a la salida del parc des sports Charles-Ehrmann, a donde es el primero en llegar cada mañana y el último en marcharse. Dicen que la eterna primavera de Niza le ha dulcificado el carácter. También ha estimulado sus ganas de disfrutar del ambiente veraniego que aún se vive en sus calles, sobre todo en la ciudad vieja, donde ya ha sido visto en varias ocasiones (sólo a plena luz del día), siempre en buena compañía. 

Y es que Balotelli nunca fue de esconderse, ni en sus peores momentos en Inglaterra, donde siempre se consideró un incomprendido. Ahora, en cambio, siente que ha vuelto a tomar el control de su vida y de su carrera. Es feliz y saber que el Niza aumentó en 2.000 personas su cifra de abonados nada más oficializarse su fichaje, o que el Allianz Riviera llenó sus 35.000 localidades sólo para verle lucir la rojinegra por primera vez ante el Marsella, le ha tocado la fibra. En su cabeza y en sus botas está la recompensa a quienes le han abierto de par en par las puertas de la más emblemática villa de la Costa Azul.

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios