un triunfo en old trafford le dará la premier

El 'Teatro de los Sueños' aguarda la última escena de la obra maestra del Leicester

El equipo de Claudio Ranieri se proclamará campeón de la Premier League si gana al Manchester United en Old Trafford. El Leicester City está a un paso de hacer historia

Foto: Mural realizado por el artista Richard Wilson en homenaje a Claudio Ranieri y el Leicester City (Reuters)
Mural realizado por el artista Richard Wilson en homenaje a Claudio Ranieri y el Leicester City (Reuters)

No visita el legendario estadio uno de los grandes del fútbol, pero la atmósfera que se respira en los alrededores de Old Trafford indica todo lo contrario. La invasión de medios de comunicación de todo el planeta así lo apunta. El protagonista en el 'Teatro de los Sueños' es la Cenicienta de la que todo el mundo se ha enamorado. Un Leicester City que afronta el momento más importante en sus 132 años de historia. Un triunfo en la casa del Manchester United que adiestra Van Gaal supondrá el final feliz de un cuento de hadas. La primera Premier League en su historial. El equipo de Claudio Ranieri tiene 90 minutos por delante para firmar una proeza única en el mundo del deporte. Si finalmente pierde, debería esperar al Chelsea-Tottenham del lunes, pues si cae el equipo de Pochettino -segundo en la tabla-, el final feliz de esta epopeya también quedaría consumado.

Cuando la temporada no había arrancado, ni los más optimistas aficionados del Leicester City podían imaginar lo que está a un paso de suceder. Pero si alguien decidió apostar por su equipo en aquellos tiempos, seguro que ganará un buen puñado de billetes. Si hubo algún loco que se jugó una cantidad considerable, el beneficio será superlativo. Y es que el pasado verano, cuando el único objetivo del equipo era mantenerse en la máxima categoría, se pagaban hasta 5.000 libras por una jugada si se apostaba por un Leicester campeón de la Premier League. No conviene olvidar que la pasada temporada estuvo cerca de descender y que el mayor éxito del club data de 1929, cuando fue subcampeón en la máxima categoría.

El que sí apostó por el Leicester City, según manifestó esta semana, fue el popular actor Tom Hanks, quien confesó que se había jugado 100 libras, aunque su equipo preferido de la Premier League es el Aston Villa, que ha firmado una nefasta temporada con descenso incluido. Tal vez en breve aparezca un aficionado 'blue' desvelando una apuesta que le resolverá algún que otro problema financiero. La ciudad está totalmente paralizada, sólo existe el fútbol en la vida de sus habitantes. Se han visto los edificios más emblemáticos teñidos con luces azules, igual que tiendas, restaurantes y balcones se han pintado del mismo color. 

Diferentes edificios de Leicester se han teñido de azul en homenaje al equipo de Ranieri (Reuters)
Diferentes edificios de Leicester se han teñido de azul en homenaje al equipo de Ranieri (Reuters)

Invasión de medios

Las camisetas oficiales están agotadas, mientras otros productos del Leicester City ya escasean. Los niños presumen de equipo con zamarras azules, mientras en cualquier establecimiento es fácil encontrar un producto que ha mutado de color para unirse a la frenética 'Leicestermanía'. No se sabe a ciencia cierta qué podrá suceder en la ciudad si el equipo canta el alirón, pero lo que está asegurado es que los eventos se sucederán uno detrás de otro, mientras bares y pubs se preparan para trabajar como nunca en el caso de que el equipo se lleve los tres puntos de Old Trafford.

El alcalde de la villa, Peter Soulsby, no para de conceder entrevistas desde hace días. “Sólo me hablan de fútbol”, reconoce después de atender a periodistas llegados desde todos los puntos del planeta. Ya prometió en su momento que Claudio Ranieri y cada uno de sus jugadores tendrían su correpondiente calle en Leicester. En una semana intensa, con el partido casi como único asunto de conversación entre la población, el alcalde se subió a una grúa para colgar una bufanda del equipo alrededor del cuello de la Estatua de la Libertad que hay en el centro de esta bulliciosa ciudad.

Hasta hace poco, todo aquel aficionado que quisiera estar informado sobre la vida diaria de los 'foxes' debía acudir a los escasos medios locales de una ciudad que tiene unos 330.000 habitantes. Situada en Midlands, en el centro geográfico de Inglaterra, ha pasado a aparecer en los principales medios de comunicación del mundo. Sólo basta con ver las últimas conferencias de prensa de Claudio Ranieri; si antes acudía un pequeño puñado de profesionales de la información a recoger las impresiones del técnico italiano, ahora son decenas los que relatan la vida diaria del pequeño gran equipo. De Estados Unidos a Japón, de Australia a Canadá.

El propietario del Leicester es tailandés y en su país ha credido el número de seguidores del equipo (Reuters)
El propietario del Leicester es tailandés y en su país ha credido el número de seguidores del equipo (Reuters)

Prima especial para Ranieri

Periodistas de todos los continentes se han unido en los últimos tiempos a todo un fenómeno social. Dejando al margen lo que se vivirá en el Reino Unido y en concreto en Leicester, un país estará especialmente atento a lo que suceda en Old Trafford. Se trata de Tailandia, donde los seguidores han crecido de manera masiva en los últimos tiempos; desde que Vichai Raksriaksorn -multimillonario de aquel país- compró el modesto club, la legión de los 'foxes' ha ido aumentando sin parar. Ahora, con el título casi en la mano, miles de aficionados asiáticos se quedarán enganchados a la televisión de turno soñando con celebrar un hecho histórico.

Tanta es la pasión que generado la espectacular temporada que está firmando el Leicester, que hace unos días se desveló que el propietario había recurrido a un monje budista para que transmitiera buenas vibraciones al equipo de Claudio Ranieri. Phra Prommangkalachan pasó a protagonizar diferentes reportajes y artículos, cuando trascendió que había visitado en diferentes ocasiones al equipo para regalar amuletos sagrados -con el escudo del club y diferentes inscripciones- a los futbolistas. “No estoy seguro de que hayan comprendido todo lo que les expliqué, pero saben que les traerá buena suerte”, dijo el monje, que remató su relato con una frase que se puede hacer realidad: “Estoy seguro, ganarán la Premier League”.

Más de 3.000 aficionados tienen entrada para asistir en Old Trafford a un acontecimiento que puede ser histórico. La reventa se ha disparado esta semana, pero los elegidos se lo pensarán mucho porque son auténticos elegidos. Tal vez pasen muchos años hasta que el modesto Leicester City se encuentre en un escenario como este. El que puede hacer caja de verdad es Claudio Ranieri; según informaba 'The Times', se llevará una prima de 5 millones de libras (6,4 de euros) si el Leicester gana la Premier, aunque fue contratado para mantener al equipo en la máxima categoría. Mientras, el plantel acordó con el dueño del club que se repartiría 6,5 millones de libras (8,3 de euros), siempre que el Leicester acabase la competición en el puesto número 12 o en uno superior. Posiblemente el millonario propietario se estire un poco más...

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios