FUE UNO DE LOS GRANDES RECLAMOS DE LA MLS

Freddy Adu: cómo pasar de ser la gran perla del fútbol americano a vender aspiradoras

En la recién creada MLS, pronto un joven de sólo 15 años llamó a las puertas de la fama: se llamaba Freddy Adu y lo tenía todo para ser una estrella, pero diez años después se ha quedado en el camino

Foto: Freddy Adu, durante un partido con la selección de Estados Unidos (Efe).
Freddy Adu, durante un partido con la selección de Estados Unidos (Efe).

El fútbol es una máquina bien engrasada en la que se crean y destruyen ídolos con demasiada facilidad. Freddy Adu es un claro ejemplo. El delantero se convirtió en una de las grandes promesas del fútbol norteamericano, en un momento en el que la Major League Soccer estaba carente de mitos. Con sólo 15 años, este potente goleador debutaba en la MLS y todo hacía pensar que iba a comerse el mundo. De estrella a estrellado, sólo unas cuantas temporadas después ha quedado en el ostracismo y ha pasado de ser una de las grandes 'perlas' a ganar extras económicos... anunciando aspiradoras.

Adu es el típico caso del joven que apunta muy alto y termina por no llegar a ser lo que se esperaba de él. Nacido en Ghana, con sólo 13 años fue llevado a Estados Unidos, donde firmaría el contrato más alto de la historia de la MLS, además de firmar un contrato multimillonario con la marca deportiva Nike, con cifras tan espectaculares que sólo eran alcanzadas por Tiger Woods. Sólo un año después debutaba en el liga, siendo el deportista más joven en debutar en una competición oficial en EEUU. Acababa de nacer un mito para un país en plena expansión deportiva que necesitaba futbolistas de primer nivel.

Tras su debut en 2004, sólo necesitó dos años para jugar con la selección nacional. En aquel partido amistoso contra Canadá, Adu pasó a ser el jugador de menor edad en vestir la camiseta nacional. En sus primeros partidos no faltó a su cita con el gol, lo que le valió escuchar calificativos como que se trataba del nuevo Pelé o el Michael Jordan del fútbol. Demasiados halagos para un jugador que, a tan corta edad, no había demostrado prácticamente nada: ser una estrella en Estados Unidos a tan corta edad pronto le empezó a pasar factura, comenzando el principio del fin de su carrera.

Después de tres temporadas en el DC United -en el que había jugado más de 84 partidos y sólo había marcado 18 goles- su falta de progresión le hizo salir en dirección al Real Salt Lake. Sólo 10 partidos después, la joven estrella daría su salto a Europa, concretamente hacia el Benfica que entonces entrenaba José Antonio Camacho. En el conjunto de las 'Águilas' jugaría 19 encuentros, marcando dos tantos. A partir de ese momento, su vida deportiva se convertiría en una sucesión de cesiones y traspasos a distintos equipos, donde no tendría continuidad y perdería definitivamente su vitola de estrella.

Freddy Adu: cómo pasar de ser la gran perla del fútbol americano a vender aspiradoras

Empezaba la caída deportiva de Adu

Mónaco, Os Belenenenses, Aris de Salónica o Rizespor serían algunos de los equipos por lo que pasaría antes de regresar a Estados Unidos, en un periplo en que lograría cinco goles en algo menos de tres temporadas. En su vuelta a su país adoptivo, Adu recalaría en el Philadelphia Union, donde en los primeros partidos de la temporada retomaría su papel protagonista, con un puesto fijo en el once inicial. Pero su pobre bagaje le condenó a la suplencia, de la que no saldría en toda la temporada, participando en 17 encuentros y sumando unos pobres números, con sólo dos tantos.

Consciente de que su carrera se estaba estancando y que necesitaba dar un salto cualitativo, llegó la oportunidad esperada: a Adu le salió la oportunidad de entrenar quince días con el Rayo Vallecano. Con 22 años, tenía la oportunidad de poder quedarse en un equipo de Primera División, siempre y cuando después de sus dos semanas a prueba convenciera al cuerpo técnico del conjunto madrileño. Nada más lejos de la realidad, su fútbol no gustó en Vallecas, por lo que tuvo que buscarse las habichuelas lejos de España. Pese a ello, la oportunidad que le surgió no fue nada mala: el Bahia brasileño

Pero en plena caída libre, Adu no fue capaz de demostrar absolutamente nada. En toda una temporada, tan sólo jugó cuatro partidos en el campeonato brasileño para, un año después tener que volver a buscar equipo. Su nuevo club de cara a la 2014-15 sería la Jagodina serbia, donde en media temporada tan sólo saltó al campo en una ocasión; así, en el mercado de invierno, se marchaba al Kups finlandés, donde sólo jugaba dos partidos. O, lo que es lo mismo, en las tres últimas temporadas tan sólo jugaba siete partidos en tres equipos diferentes. Con 25 años, estaba al borde del precipicio.

Un paso atrás... y patrocinios en las redes

A sabiendas de que el primer nivel deportivo se había acabado para él, Adu decidió dar un paso atrás. Se acabó el buscar equipos de primera división de lugares recónditos del planeta: era preferible jugar en segunda, pero en casa. Así, no se lo pensó cuando le salió la oportunidad de firmar por los Tampa Bay Rowdies de la NASL -categoría en la que Raúl González se llevó el título con los New York Cosmos-. Pero su experiencia tampoco iba a ser nada positiva: esta temproada la ha cerrado con sólo ocho partidos a sus espaldas y ni un sólo gol, registros para olvidar en un año que ha confirmado su fracaso.

A sus 26 años, la carrera de Adu ya es evidente que no tiene demasiado recorrido. Ahora, en plena decadencia, incluso utiliza las redes sociales de vez en cuando para promocionar productos que nada tienen que ver con el deporte, como... ¡una aspiradora sin cable! Hace menos de una década Freddy Adu estaba llamado a ser una de las grandes estrellas del fútbol mudial en los próximos años. Ahora, aquel chaval al que EEUU convirtió en ídolo de masas, atraviesa uno de sus peores momentos deportivos. Una larga y progresiva caída a los infiernos del fútbol de uno de los primeros ídolos de la MLS.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios