Es noticia
Menú
Estalla la guerra Mourinho-Diego Costa: tira el peto al entrenador por no jugar
  1. Deportes
  2. Fútbol
NO JUGÓ NI UN SOLO MINUTO ANTE EL TOTTENHAM (0-0)

Estalla la guerra Mourinho-Diego Costa: tira el peto al entrenador por no jugar

Nuevo incendio en el Chelsea: Mourinho castigó con el banquillo a Diego Costa, quien, tras calentar durante 20 minutos y no salir, le lanzó el peto a su técnico al no entrar en el terreno de juego

Foto: El divorcio entre Mourinho y Diego Costa, más leña al fuego para el Chelsea. (EFE)
El divorcio entre Mourinho y Diego Costa, más leña al fuego para el Chelsea. (EFE)

Ha estallado la tranquilidad en Stamford Bridge. Es una evidencia que, desde principio de temporada, el conjunto inglés no carbura, una situación que ha provocado que los 'blues' estén solo cuatro puntos por encima del descenso después de 14 jornadas de Premier. Pero la ruptura entre el vestuario y José Mourinho ya es una realidad, centrada en Diego Costa: el internacional español no jugó un solo minuto en el empate ante el Tottenham (0-0).

En la rueda de prensa previa al derbi londinense, Mourinho atacaba duramente al delantero de Lagarto: "Diego Costa no sabe leer los partidos de forma suficientemente rápida, lo que le impide realizar los movimientos que debe hacer cuando no tiene el balón, que es lo que debe intuir un delantero para anticiparse a las jugadas", aseguraba. Solo un día después, Costa no ha contado para Mourinho ni un minuto, con su consiguiente enfado.

Sin embargo, Mourinho ha tratado de quitarle hierro al asunto: "Él es un privilegiado porque ha sido el último jugador en quedarse en el banquillo. A todos los demás les ha pasado: al capitán Ivanovic, a Cahill, segundo capitán de Inglaterra; a Fábregas y a Pedro, también a Oscar; todo el mundo ha estado alguna vez en el banquillo. Además, si quisiera hacerme daño, no lo haría con un peto", señaló, en claro tono irónico, en rueda de prensa.

Antes de comenzar el partido ante el Tottenham, Mourinho comunicaba el once inicial a sus jugadores y la sorpresa fue evidente: Diego Costa era suplente, ocupando Eden Hazard la posición de delantero centro, algo pocas veces visto en el Chelsea. La noticia sentó como un jarro de aguar fría al internacional español, quien calentó lo mínimo posible, intentando no formar parte de los típicos rondos de suplente: acababa de empezar su enfado.

Con el paso de los minutos, se podía ver a un Chelsea bien plantado en el césped, pero que no llegaba con claridad a la meta de Hugo Lloris. De hecho, las mejores ocasiones durante los 90 minutos fueron para el Tottenham, si bien es cierto que la más clara la tuvo el propio Hazard, quien no marcó por 'culpa' de una gran parada del meta francés. Pero los 'blues' no generaban demasiado peligro en ataque, mientras Costa aguardaba en el banquillo.

'Diego, calienta... que no sales'

Con 20 goles la pasada temporada, este curso su rendimiento ha bajado y, a día de hoy, solo suma cuatro tantos en todas las competiciones. Pero el Chelsea echaba de menos a un delantero centro: fue entonces cuando Mourinho puso a calentar a Diego Costa... aunque para seguir ampliando su castigo. Corría el minuto 70 cuando salió a la banda con su habitual y obligatorio peto a calentar, pero pasaban los minutos y no era llamado para entrar.

Primero, en el 89', Mou daba entrada a Kennedy por Willian y después, en el 90', era Loftus-Cheek el que se incorporaba en sustitución de Pedro. Sin realizar el tercer cambio, la orden de Mourinho fue clara: "Diego, siéntate que no vas a entrar". Pese a tener la posibilidad de incorporar a otro jugador y no ir ganando, el técnico del Chelsea hizo volver al banquillo a un jugador al que tuvo calentando 20 minutos, por lo que Diego Costa mostró su enfado.

Nada más llegar al banquillo, el de Lagarto echaba más leña al fuego: se quitaba el peto y, de espaldas, se lo lanzaba a Mourinho, quien no hizo el más mínimo caso a la situación. Con un nuevo empate, el Chelsea ya es un equipo que oficialmente peleará por evitar el descenso a final de temporada, además de tener un problema más en su seno: el divorcio con Diego Costa es evidente. El incendio no tiene pinta de que se vaya a pagar en breve.

Ha estallado la tranquilidad en Stamford Bridge. Es una evidencia que, desde principio de temporada, el conjunto inglés no carbura, una situación que ha provocado que los 'blues' estén solo cuatro puntos por encima del descenso después de 14 jornadas de Premier. Pero la ruptura entre el vestuario y José Mourinho ya es una realidad, centrada en Diego Costa: el internacional español no jugó un solo minuto en el empate ante el Tottenham (0-0).

Diego Costa José Mourinho Premier League
El redactor recomienda