el sevilla afronta la final bajo mínimos

La salmonela trunca el plan 'anti-Messi' diseñado por Unai Emery

La salmonela golpeó con virulencia la línea de flotación del Sevilla 72 horas antes de la final de la Supercopa de Europa con el primer gran título de la temporada en disputa

Foto: Unai Emery deberá cavilar más de la cuenta para formar un once inicial ante el Barcelona. (EFE)
Unai Emery deberá cavilar más de la cuenta para formar un once inicial ante el Barcelona. (EFE)

El viento de la desgracia se cebó de lleno en el equipo de Unai Emery justo en el momento más delicado de la pretemporada: a las puertas de la Supercopa de Europa que le enfrentará esta noche en Tbilisi al Barça de Luis Enrique. La ausencia de última hora de Neymar, que en otras circunstancias sería un verdadero alivio para el técnico sevillista, apenas es un pobre consuelo para una escuadra que ha visto cómo la salmonela ha golpeado con virulencia su línea de flotación 72 horas antes del derbi europeo y con el primer gran título de la temporada en disputa.

Rami, Kolodziejczak y N'Zonzi fueron las víctimas de esa inoportuna gastroenteritis, lo que, unido a las lesiones de los centrales Pareja y Carriço, ha abortado prácticamente de raíz el trabajo de laboratorio desarrollado en las últimas fechas por el preparador vasco con vistas a tratar de frenar a Leo Messi. La condición de 'bestia negra' del argentino cada vez que se mide al campeón de la Europa League (22 dianas en total, cuatro la anterior temporada) exigía un plan especial sobre cómo defender al crack rosarino en busca del antídoto que lo mantenga a cero en el Boris Paichadze Stadion. Empero, la salmonelosis ha venido a hacer mella en tres de los hombres clave en ese entramado defensivo tejido por el de Hondarribia para amargarle la noche al 10 azulgrana. Si bien todo hace indicar que Rami estará sobre el gramado georgiano, aunque seguramente no a tope de condiciones, las bajas seguras de Kolo y, sobre todo, de Steven N'Zonzi obligarán a Emery a improvisar un nuevo escenario con el que intentar poner coto a las siempre peligrosas andanzas del elemento más desequilibrante en el once de los actuales reyes del fútbol continental. 

Especialmente doloroso ha sido para el cuerpo técnico hispalense el no poder disponer de un N'Zonzi que se ha ganado a pulso durante la pretemporada el remoquete de mejor refuerzo sevillista. Su ingente capacidad para recuperar el cuero y su pronta y limpia salida del mismo le han convertido en el sustituto ideal de M'bia, formando una dupla casi infranqueable con Krychowiak en el eje de la medular. Precisamente, la labor conjunta del galo y el polaco se presumía fundamental para tratar de 'emboscar' al argentino en sus habituales diagonales desde la derecha buscando la cabeza del área rival para, una vez allí, martillear la retaguardia hispalense mediante paredes en corto. 

Rami, en el centro, fue golpeado por la salmonela. (EFE)
Rami, en el centro, fue golpeado por la salmonela. (EFE)

Reyes, enchufado como nunca

Emery ya puso en práctica semejante estrategia el pasado mes de abril, cuando el Barça visitó por última vez el Sánchez Pizjuan. El entrenador guipuzcoano retrasó la posición de Krychowiak insertándolo literalmente entre los dos centrales para aprovechar su voracidad defensiva en el momento que apareciera por allí Messi. El experimento, más allá del tempranero gol del argentino, tuvo un resultado más que aceptable por cuanto que Leo se encontró incómodo buena parte del choque y no lució como en ocasiones precedentes. De hecho, el 2-2 con el que terminó aquel enfrentamiento impidió al Barça meter la directa camino de un título liguero que sólo ataría en la penúltima jornada. 

La presencia de N'Zonzi en el once debía servir para achicar más si cabe los espacios del 10 blaugrana y obligarle a buscarse las habichuelas por la banda, donde sobre el papel su capacidad para hacerles daño se vería minimizado (aunque con un tipo como Messi es mucho suponer). El caso es que el ex del Stoke City no pudo siquiera viajar a tierras georgianas por esos problemas estomacales, lo que unido al percance de Kolo obligará a Emery a situar a Krychowiak en el eje de la zaga como medida de emergencia junto a Rami (si este finalmente se cayera del once entraría en su lugar el canterano Luismi), dejando la misión 'imposible' de echar el lazo al argentino al danés Krohn-Dehli y presumiblemente al gigantón Iborra. Éver Banega, que acostumbra a ocupar la media punta como un falso tercer medio centro, podría también retrasar su posición y hacer de 'Krycho', aunque esa variante supondría la pérdida de una notable dosis de agresividad a la hora de apretar las clavijas a los Busquets y compañía en la 'cocina' del césped. Más calidad, sí, pero menos empuje.

Con Reyes, enchufado como nunca a estas alturas de ejercicio, capitalizando la ofensiva desde el costado derecho, Emery mantendrá la duda en la banda izquierda de su ataque hasta el pitido inicial. Todo hace indicar que Vitolo, acaso el jugador más en forma de los hispalenses durante la pretemporada, dejará en el banquillo a Yevhen Konoplyanka. Pese a su incontestable calidad, el ucraniano, fichaje estrella sevillista para esta campaña, necesita tiempo para adaptarse a la mecánica de juego de su nuevo equipo, muy especialmente en materia defensiva, donde su labor deja bastante que desear. Sea como fuere, su facilidad para el desborde y fantástico golpeo de balón a media distancia pueden ser un plus para los de Nervión si a Messi le da por sacar a pasear su clase infinita en Tbilisi.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios