El Chelsea de Mourinho patina el día en que Quique Flores se estrenó en el paraíso soñado
  1. Deportes
  2. Fútbol
la premier siempre sedujo al técnico español

El Chelsea de Mourinho patina el día en que Quique Flores se estrenó en el paraíso soñado

El Watford de Quique Sánchez Flores regresó con buen pie a la Premier logrando un empate en su visita al Everton; mientras, el Chelsea de Mou cedió un empate en su estadio ante el Swansea

Foto: Quique Flores saluda a los aficionados del Watford tras empate cosechado en el estadio del Everton (Reuters)
Quique Flores saluda a los aficionados del Watford tras empate cosechado en el estadio del Everton (Reuters)

La Premier League ha vuelto. Primera jornada de un apasionante y diferente torneo con varios grandes ya en acción. En una competición abierta con un interesante Manchester United-Tottenham protagonizado por la imagen de De Gea en la grada, la numerosa 'armada española', con claro protagonismo de Quique Sánchez Flores, también tuvo su espacio. Mientras, el Chelsea de Mourinho, el vigente campeón, también entró en juego y falló en Stamford Bridge ante el Swansea. En los otros encuentros de la jornada, el Bournemouth cayó en su estadio ante el Aston Villa (0-1), el Leicester goleó al Sunderland (4-2) y el Crystal Palace se impuso a domicilio al Norwich City (1-3).

El Manchester United y el Tottenham abrieron el torneo en Old Trafford. En un encuentro marcado por la imagen de De Gea sentado en la grada -su nombre fue coreado por su afición-, el equipo de Van Gaal sacó adelante el partido merced a un gol en propia meta de Walker. El encuentro fue muy trabado y con escasas oportunidades de gol. El Tottenham de Pochettino no estuvo especialmente brillante y sólo al final pudo igualar el partido, pero Sergio Romero, el hombre que le quitó el puesto a De Gea, apareció con brillantez para salvar a un ManU al que esta temporada se le exigirá como nunca después de dos malas campañas.

Uno de los grandes protagonistas de la jornada fue Quique Sánchez Flores, que por fin vio cumplido el sueño de dirigir un equipo en un partido de la Premier League. Y lo hizo con éxito, causando su Watford, recién ascendido, una buena impresión en su visita al Everton; en el último momento se le escapó el triunfo al entrenador español, que alineó desde el primer minuto a Jurado, 'jugador franquicia' para el técnico en esta aventura. Buenas críticas y puñados de elogios recibió el ex de Valencia y Atlético de Madrid en su duelo con el equipo entrenado por el también español Roberto Martínez. Un entrenador, este último, que la pasada temporada no pudo llevar al Everton al lugar que esperaban sus directivos y que en la presente ha de dar un paso adelante.

La expulsión de Courtois

En un partido en el que se adelantó por dos veces (Miguel Layún e Ighalo), el Everton equilibró primero por parte de Barkley y en el minuto 86 de Arouna Kone. A pesar del agridulce sabor que le dejó el empate, Quique Flores subrayó entusiasmado tras el partido, y con una amplia sonrisa en la boca, sentirse “muy feliz con el partido que han realizado los jugadores y por el resultado”, resaltando para dar valor al empate que “sólo llevo seis semanas trabajando con unos jugadores de diferentes nacionalidades y con muchos recién llegados al Watford”. “Ahora toca empezar a pensar en el siguiente partido -su equipo recibe al West Bromwich Albion- y tal vez tengamos algún efectivo más, aunque estoy muy contento con los jugadores que tengo”, añadió el técnico español. “Ha sido una experiencia increíble; llevaba mucho tiempo esperando vivir esta clase de sentimientos”, reconoció.

La jornada del sábado se cerró con el enfrentamiento entre el Chelsea y el Swansea. El equipo de Mourinho, que defiende la corona de campeón, tropezó en casa ante un buen rival que completó un notable encuentro de principio a fin. Un gol de Óscar en el minuto 23 fue igualado por Ayew poco despúes, pero a renglón seguido los 'blues' se volvían a adelantar merced a un tanto en propia meta de Fede Fernández. Nada más comenzar el segundo tiempo, Courtois cometía un penalti, con expulsión incluida, sobre Gomis y éste no fallaba en su mano a mano con Begovic, sustituto del belga. El partido adquirió un ritmo frenético hasta el final; un Swansea lanzado tuvo opciones para ganar, igual que el Chelsea tuvo las suyas, pero los porteros ganaron los duelos principales. Ni Radamel Falcao, que ingresó en el campo al fina, pudo mover el marcador.

Ácido en ocasiones similares, esta vez Mourinho no cargó contra el árbitro del partido y respetó la decisión tomada que acabó con Courtois fuera del campo antes de tiempo. Igual que rechazó entrar en este debate, tampoco lo hizo cuando le preguntaron por un posible penalti a Diego Costa. Esta vez apostó por un elegante respeto. El entrenador portugués manifestó que “en el primer tiempo jugamos muy bien, con confianza incluso cuando nos empataron. Pero luego... tarjeta roja, penalti, un jugador menos... Esa jugada lo cambió todo”. Por otra parte, afirmó que “yo nunca juego a empatar; si juegas a ganar, obviamente te expones más ante el adversario”. “Los jugadores saben que es un mal resultado, pero en estas circunstancias, un punto es un punto. Insisto, estoy contento con el buen juego del primer tiempo y con el espíritu del segundo”, añadió el técnico del Chelsea.

Premier League José Mourinho David De Gea
El redactor recomienda