SERÁ EL NUEVO ASESOR DEL CONJUNTO HOLANDÉS

Moneyball llega al fútbol: el AZ Alkmaar ficha al genio que revolucionó el béisbol

El conjunto holandés ha decidido contratar a Billy Beane como asesor para recortar diferencias con los 'grandes' de la Eredivisie, el hombre en el que se inspiró el personaje de Brad Pitt en 'Moneyball'

Foto: Billy Beane llega al AZ Alkmaar para tratar de elevarlo al primer nivel deportivo en Holanda.
Billy Beane llega al AZ Alkmaar para tratar de elevarlo al primer nivel deportivo en Holanda.

El AZ Alkmaar ha anunciado la contratación de Billy Beane para tratar de recortar las diferencias con respecto a los grandes de la Eredivisie. Posiblemente, por el nombre no le llame demasiado la atención, pero si hablamos de Brad Pitt y de Philip Seymour Hoffman, una palabra empieza a resonar en nuestras mentes: Moneyball. Efectivamente, Beane es el personaje en el que está basada la exitosa película de Bennett Miller -nominada a seis Oscar- y, ahora, será el encargado de tratar de convertir al modesto conjunto holandés en uno de los grandes de su campeonato.

Pero, ¿por qué el AZ Alkmaar ha pensado en el exjugador de béisbol norteamericano? Pues muy sencillo: el director general del conjunto holandés, Robert Eenhoorn, jugó durante varios años en la Major League, concretamente en los New York Yankees y en los Anaheim Angels, donde conoció a Beane. Después de muchos años, y tras retirarse como jugador de béisbol, decidió iniciarse en la dirección de empresas, convirtiéndose en el director general del AZ Alkmaar en octubre del pasado año. Pocos meses después, Beane se ha unido al proyecto del conjunto holandés.

Y es que Beane es uno de esos genios que andan sueltos en el mundo del deporte. Desde muy joven, fue considerado como una de las promesas del béisbol: con las cualidades de los grandes de este deporte, los equipos más potentes de la MLB se lo rifaban para que formara parte de sus plantillas. Sin embargo, nunca fue capaz de dar el paso que se esperaba de él. Tras jugar en los New York Mets, los Minnesota Twins, Detroit Tigers y Oakland Athletics, sus números nunca fueron lo que se esperaba de él, por lo que decidió que había llegado el momento de dejar el béisbol.

Tras no cumplir las expectativas puestas en él, con sólo 27 años, decidió dar un paso a un lado. Tras colgar el bate, decidió pedir a Sandy Alderson, por entonces director general de los Oakland Athletics, que le hiciera un hueco en el cuerpo de ojeadores del equipo. Dicho y hecho, se le concedió este cargo, pero su fracaso como jugador provocó que desde todos los foros se asegurara de antemano que también fracasaría en su nueva labor. Pero nada más lejos de la realidad: consciente de que estaba obligado a reforzar a su equipo con menos recursos que otros, se vio obligado a tirar de ingenio.

Brad Pitt, en uno de los fotogramas de la película Moneyball
Brad Pitt, en uno de los fotogramas de la película Moneyball

Una historia de éxito y números

Tan exitosas fueron sus primeras decisiones que pronto empezó a tomar peso dentro del equipo, subiendo escalones de manera continua... hasta que en 1998 se convirtió en el director general de Oakland. Pese a su juventud, no tuvo ningún problema en revolucionar a su equipo: consciente de que los equipos más potentes podían tirar de talonario para reforzarse, había llegado el momento de inventar un sistema que les permitiera hacerse con jugadores válidos para completar su equipo en los que los grandes no estuvieran interesados: fue entonces cuando perfeccionó la sabermetría.

Había llegado el momento de dejar de evaluar parámetros evidentes, que era conocidos por todos, y empezar a tener en cuenta factores ocultos en la superficie pero igualmente válidos: es decir, no sólo había que fijarse en el número de bateos o bases conseguidas, sino en otros elementos como en qué medida afecta la aportación de un jugador a la victoria, si existe una manera más eficiente de ocupar el espacio o cuáles son los puntos débiles de los rivales, entre muchos otros. A partir de estas estadísticas, que hasta el momento no se tenían en cuenta, Oakland Athletic se convirtió en una referencia.

El AZ Alkmaar, a seguir los paso de Oakland

Y no sólo por aplicar novedosos métodos en la gestión y estructura de su equipo, sino sobre todo porque fueron efectivos. Desde la entrada de Beane y sus estadísticas, el equipo californiano consiguió acabar con una sequía de diez años sin ganar un trofeo, logrando seis títulos de División y convirtiéndose en el primer equipo en más de cien años de competición capaz de ganar veinte partidos consecutivos. Después de tales éxitos, el AZ Alkmaar de su amigo Eenhoorn no ha tenido dudas a la hora de contratarle como asesor para tratar que el conjunto holandés reverdezca viejos laureles.

Si en 2009 ganaba la Eredivisie y la Supercopa, no sería hasta 2013 cuando levantaría la Copa. Y, ahora, el objetivo es claro: recortar diferencias con el PSV, el Ajax o el Feyenoord: "Me siento muy emocionado por ser parte del AZ Alkmaar como asesor. A pesar de ser un gran club de fútbol, se enfrentan a muchos de los retos que ya hemos superado con Oakland Athletics. Esperemos que mi amor por el fútbol y la visión del futuro nos lleve al éxito", ha asegurado el propio Beane. 'Moneyball' ficha por el fútbol, con el objetivo de convertir al AZ Alkmaar en un grande de balón.

Internacional

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios