El legendario Anfield ya llora a Gerrard, el líder silencioso que arropó al 'Niño' español
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL INGLÉS dice adiós al liverpool

El legendario Anfield ya llora a Gerrard, el líder silencioso que arropó al 'Niño' español

Gerrard deja el Liverpool. Un futbolista único dentro y fuera del campo, como pueden atestiguar Fernando Torres y todos los que han compartido vestuario con él

placeholder Foto: Gerrard se despedirá del Liverpool cuando acabe la actual temporada (Reuters)
Gerrard se despedirá del Liverpool cuando acabe la actual temporada (Reuters)

‘My hero. My mate’. No es muy activo Xabi Alonso en su cuenta de Twitter, pero con dos simples frases consiguió el objetivo de definir lo que Steven Gerrard ha significado para las decenas de futbolistas que han compartido vestuario con el gran capitán del Liverpool. El mediocampista anunciaba el viernes que a partir de junio iniciará una nueva etapa en su carrera deportiva. Desde que hiciera su debut en noviembre de 1998, el tiempo fue forjando un futbolista irrepetible en la historia del legendario club. Anfield ya llora la ausencia de uno de los más grandes jugadores de su rica historia, un tipo que nunca quiso vestir otra camiseta que no fuera la roja.

No es un tipo demasiado hablador, pero su palabra es ley. Su sola presencia no deja indiferente a los que le rodean. Algo especial e intangible rodea su figura como para que todos los que le han conocido sientan veneración por Gerrard. Durante años formó un tándem especial junto a Carragher, otro histórico de los ‘reds’, con el que compartía el liderazgo en el vestuario. El segundo era de hablar más y elevar más el tono de voz, mientras la palabra de Gerrard siempre fue -lo sigue siendo- la más escuchada. Tipo de pocos discursos, las que salen de su boca son tan inspiradoras y tan potentes que a su alrededor todos callan. Es la palabra del auténtico líder.

El perfecto prototipo de futbolista ‘box to box’, se ha ganado siempre el respeto del vestuario por sus cortos pero claros mensajes, pero sobre todo porque todo lo que ha predicado fuera del campo, lo ha traslado al verde. El esfuerzo como forma de vida a diario ha calado en todas las generaciones que han tenido la fortuna de convivir con el centrocampista total del Liverpool. Ningún jugador ha podido echarle en cara nada porque siempre predicó con el ejemplo cuando tocaba sudar la camiseta roja. Todos recibieron la mejor enseñanza de un hombre que ha dignificado el fútbol y que seguirá haciéndolo en la MLS de los Estados Unidos. Los Galaxy de Los Ángeles le esperan con los brazos abiertos.

Cuando un futbolista aterrizaba en Anfield, nunca faltó un mensaje en el celular del recién llegado. Antes de que se vieran cara a cara, antes de que el último fichaje conociera a sus nuevos compañeros, Stevie daba la bienvenida al nuevo para demostrar que llegaba a un club especial. Gerrard no fallaba en este aspecto, ejerciendo de capitán, compañero e inmejorable anfitrión. Ahora pueden dar fe de ello Alberto Moreno o Manquillo, los últimos españoles en aterrizar en el Liverpool, como también pueden certificarlo los Fernando Torres, Morientes, Arbeloa, Xabi Alonso y compañía. Todos los españoles que le han conocido pueden confirmar que Gerrard siempre ha sido algo más que un gran futbolista en el Liverpool.

También puede dar fe de ello Rafa Benítez, el entrenador que llevó al Liverpool a ganar una Champions League inolvidable y que tuvo la fortuna de contar con el apoyo de un capitán irrepetible. Fue el ‘ayudante’ perfecto para el entrenador español, que tuvo a su lado un futbolista que conocía como nadie el club y que siempre remó a favor de los intereses del grupo y la institución. Aquella final ante el Milan -el equipo de Ancelotti ganaba 0-3 en el descanso- será posiblemente irrepetible, como también es verdad que Steven abandonará Liverpool, salvo milagro, sin haber ganado una Premier League. La tuvo en las manos en las temporadas 2001-2002, 2008-2009 y 2013-2014, pero Arsenal, Manchester United y Manchester City, respectivamente, se la arrebataron de las manos. Especialmente duro fue lo que sucedió la pasada temporada, cuando el Chelsea se impuso en Anfield (0-2) gracias, sobre todo, a un resbalón del capitán que regaló un gol a los ‘blues’.

Fernando Torres, ahora de vuelta en el Atlético de Madrid, ya reflejó en su libro autobiográfico lo que fue Gerrard en su vida como jugador del Liverpool. Reconoció que es el mejor futbolista con el que ha compartido equipo, mostrando un afecto especial por el mito ‘red’ que siempre le trató de una manera especial. Steven devolvió elogios cuando publicó el suyo, reconociendo en primer lugar sus dudas sobre el rendimiento que pudiera ofrecer el ‘Niño’ vestido de rojo, para subrayar posteriormente que en aquella época fue el mejor futbolista con el que jugó. Y cuando se fue el Chelsea, explicó Gerrard, fue como “recibir una puñalada en el corazón”. Torres, que siempre se cambiaba en el vestuario de Anfield a su lado, tiene un imborable recuerdo de un compañero y capitán del que siempre recibió cosas buenas y que le acogió en el Liverpool como si fuera su casa.

One man club’. Así se define en Inglaterra al jugador que no cambia y acaba su carrera en el mismo equipo. Gerrard es el ejemplo perfecto, pues a pesar de que tuvo muchas oportunidades, siempre optó por no salir de casa. Futbolista nacido en Liverpool, pudo engordar su cuenta corriente en múltiples oportunidades. El Chelsea le hizo una oferta más que tentadora, igual que el Real Madrid y otros grandes, pero la respuesta siempre fue la misma. Apegado a su tierra y a sus raíces, rechazó todos los ofrecimientos que le hicieron llegar. Tipo muy familiar, ahora ha dado el paso en la recta final de su carrera y por la sencilla razón de que no le disputará ningún título a su intocable Liverpool. Tal vez nunca se fue para rendir homenaje a su primo fallecido en la tragedia sucedida en el estadio de Hillsborough del Sheffield Wednesday en 1989, en la que perdió la vida -fallecieron 96 aficionados del Liverpool- su primo Jon-Paul Gilhooley.

El perfecto capitán y el mejor representante del Liverpool a todos los niveles, está considerado como el segundo futbolista más querido en la historia del club por su inigualable afición. Gerrard ha sido el insuperable heredero del Kenny Dalglish, ex jugador y entrenador del equipo ‘red’ que dio gloria a la institución a golpe de títulos. Los medios oficiales del club se volcaron con su capitán, publicando especiales sobre un futbolista único. Todos los integrantes del actual plantel dejaron su comentario para valorar a su todavía capitán, igual que muchos ex compañeros emplearon las redes sociales para rendir tributo a Stevie. “He sido afortunado por verle jugar”, manifestó Dalglish en la web de la institución británica, dejando claro que “no es un epitafio, las puertas del Liverpool siempre estarán abierta para él”.

Steven Gerrard Liverpool FC Los Angeles Galaxy Fernando Torres Rafa Benítez
El redactor recomienda