UNA SOCIEDAD FILIAL GESTIONA SUS FINANZAS

El Bayern de Múnich, campeón de Europa en economía: salda 346 millones en 9 años

El Bayern pidió 346 millones de euros para pagar el Allianz Arena, cantidad que tenía que devolver hasta 2030... Lo ha hecho 16 años antes de lo previsto

Foto: Lahm, Rummenigge y Pep Guardiola durante la Supercopa de Europa de 2013 (Imago).
Lahm, Rummenigge y Pep Guardiola durante la Supercopa de Europa de 2013 (Imago).

El Bayern de Múnich ha sido puesto de ejemplo en múltiples ocasiones. Unas veces ha sido por sus éxitos deportivos, otras por su juego o por los récords que ha batido, pero hay una constante que se repite desde hace unos años y que ahora acaba de reforzar. La solidez económica del club bávaro es innegable. A través de la revista oficial, Karl-Heinz Rummenigge, director del club alemán, ha hecho un anuncio que no ha dejado indiferente a nadie. El Bayern de Múnich ha terminado de pagar el Allianz Arena… 16 años antes de lo previsto, algo que les dará la oportunidad de poder destinar más dinero a la contratación de jugadores. Y es que los bávaros tienen razones de sobra para presumir de la estructura financiera de su club.

Situado a veinte minutos del centro de Múnich, el Allianz Arena vio la luz en 2005 sustituyendo al Olympiastadion. La decisión no fue tomada por los clubes que comparten feudo, Múnich 1860 y Bayern, sino que se organizó un referéndum para que votase la población. El 65,8% de los habitantes muniqueses votaron a favor de construir un nuevo estadio cuyo coste ascendía a 346 millones de euros. El Olympiastadion, edificado con motivo de los Juegos Olímpicos de 1972, pasó a albergar otros eventos deportivos y los aficionados al fútbol se mudaron a las 71.137 plazas del Allianz Arena. Con un techo retráctil que cubre todo menos el césped, más de 9.000 plazas de aparcamiento y una fachada formada por 2.874 paneles que se iluminan en función de qué equipo juega, sólo quedaba saber el nombre. Y éste vino de la mano de la famosa aseguradora.

En su momento y teniendo en cuenta que el Múnich 1860 cedió parte de sus derechos, el Bayern pidió un préstamo para poder dar forma al nuevo estadio. Un total de 346 millones de euros que irían pagando año a año hasta 2030, un plazo que el club bávaro ha conseguido reducir notablemente. En concreto, 16 años antes de lo que tenían previsto. Así informó Rummenigge en la revista del club: “En 2005 pedimos prestados exactamente 346 millones de euros, en un plan a 25 años, que tenía duración hasta 2030. Hemos saldado la deuda del estadio después de apenas nueve años y medio. Estoy muy orgulloso por eso”. El dirigente alemán añadió que apenas les resta “una cantidad muy pequeña” por pagar.

Este hito económico les permitirá destinar más dinero a otras parcelas de un club que se rige por un principio tan simple como contundente: no hay que gastar lo que no se tiene. El Bayern de Múnich es una marca que cotiza al alza. Se trata de un club que no depende de figuras multimillonarias. No teme por su rentabilidad porque cuenta con una sociedad filial, FC Bayern München AG, que es la encargada de gestionar toda la parte económica del club cumpliendo con uno de los principios del club bávaro: externalizar la actividad financiera. Los otros dos pasan por no gastar más de lo que se ingresa y que este dinero sea íntegramente para el club. Por ello, no es de extrañar que el Bayern de Múnich carezca de deuda y que, según Rummenigge, vayan a anunciar unos “números brillantes. Hemos cruzado por primera vez la barrera de los 500 millones de euros en ingresos en la temporada 2013/2014”.

En cuatro décadas, la solidez económica y financiera que el Bayern ha alcanzado es tal que la UEFA la ha reconocido como la mejor del ‘Viejo Continente’. El club bávaro ha visto crecer sus ingresos en 30 años en casi el 6000%. Los millones que factura cada temporada provienen de los 187.865 socios que llenan el Allianz Arena, del dinero que recibe por derechos de imagen (ronda los 81 millones de euros) y de los acuerdos comerciales que tiene firmados. Es ahí donde entran en escena los grandes nombres que se asocian al Bayern. Allianz Arena no sólo es la aseguradora que ilustra el estadio, también se hizo con el 8,33% del club a cambio de 110 millones de euros. Teniendo en cuenta que por ley no pueden poseer más del 10%, Adidas y Audi se sitúan en el 9,1% además de estar presentes en el consejo de administración del equipo.

Por detrás de los pesos pesados surge Telekom, el patrocinio que los jugadores del Bayern lucen en sus camisetas y por el que el club recibe 30 millones de euros aproximadamente. Por detrás surgen otras marcas y empresas como la entidad bancaria Hypo, Vereinsbank, Lufthansa, Coca-Cola o Paulaner. Ingresos que unidos a “los que genere a partir de ahora el Arena (publicidad, espectadores…) podrán ser utilizados para incrementar la calidad del equipo”, tal y como anunciaba Karl-Heinz Rummenigge.

Y es que la política del Bayern en el apartado de fichajes pasa por ser prácticos, actuar con cabeza y no buscar el golpe de efecto. Para ello, tienen en cuenta el producto de la casa y controlan a todas las jóvenes promesas alemanas… sin olvidar los fichajes, nunca desorbitados, y la defensa que hacen ante la llegada de jugosas ofertas. Con esta premisa han construido un equipo que se sitúa entre los grandes de Europa y que, a partir de ahora, contará con 25-30 millones más para mejorar su plantilla. En efecto, el Bayern es un ejemplo a tener en cuenta.

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios