Es noticia
Así convenció Mou a Cesc para ficharlo: "Tú vas a ser el jefe, el líder de este equipo"
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL EXAZULGRANa MANDA EN SU REGRESO A LA PREMIER

Así convenció Mou a Cesc para ficharlo: "Tú vas a ser el jefe, el líder de este equipo"

Cesc Fábregas fue ídolo en Highbury. Ahora lo es en Stamford Bridge. Y buena parte del éxito es de un Mourinho que le dio los galones perdidos en el Barça

Foto: Mourinho da indicaciones a Cesc durante un entrenamiento con el Chelsea.
Mourinho da indicaciones a Cesc durante un entrenamiento con el Chelsea.

Cesc Fábregas fue ídolo en Highbury. Ahora lo es en Stamford Bridge. Quiso serlo en el Camp Nou, pero no le dejaron. Prensa y aficionados azulgrana siempre miraron al que fuera hijo pródigo de aquella manera. Críticas y silbidos se centraban en el campeón del mundo, cuando algunos de sus compañeros salían inmunes en los malos momentos. Ahora, el centrocampista ha encontrado en José Mourinho toda la confianza que no supieron darle Guardiola, el fallecido Vilanova y el 'Tata' Martino. El portugués vio claro el movimiento y llamó al héroe del enemigo para hacerlo suyo. "Serás el jefe", le dijo en pleno Mundial. Y lo ha cumplido. Cesc se ha convertido en la referencia, en el eje de todo el juego de un Chelsea que camina con paso firme en el inicio de la Premier.

El exazulgrana ha recuperado el sitio en el que destacó en el Arsenal de Wenger, el mismo que despreció su regreso al Emirates una vez que Cesc decidiera salir del Camp Nou. El Arsenal tenía un derecho de tanteo en caso de un consiguiente traspaso, pero Wenger le dijo que tenía a Özil para su puesto. Parece que, de momento, el francés se equivoco, al menos por el rendimiento que está ofreciendo el Chelsea de la mano de Cesc en este arranque de la competición.

En su regreso a Inglaterra, Cesc se ha vuelto a encontrar con toda la responsabilidad para llevar el juego de un equipo, algo que jamás tuvo en el Barcelona. La sombra de Xavi era demasiada alargada como para que el recién llegado tuviera esa responsabilidad. Ni su amistad con Messi le sirvió para tener esos galones que le negaron los entrenadores, colocándole en cualquier demarcación, menos de mediocentro adelantado, puesto en el que triunfó en Arsenal y en el que ahora deslumbra en el Chelsea, en donde en dos jornadas de campeonato ya ha dado cuatro asistencias de gol.

Mourinho se lo dijo por teléfono para convencerle y se lo ha ratificado ante todo el vestuario del Chelsea. "Cesc es el encargado de marcar el ritmo de juego. Nada de pelotazos. Hay que buscar a Cesc". Y los compañeros del exazulgrana cumplen y, cuando no lo hacen, ahí está el propio Cesc para tirar de unos galones que no había tenido en los tres últimos años en el Barcelona. Incluso, el catalán no ha tenido problema alguno en estos dos partidos en recriminar a jugadores como Terry o Ivanovic que jugaran en largo, en lugar de buscar su creatividad y el empuje de Matic a la hora de sacar el balón jugado.

Mourinho confía en Cesc. El portugués ha confesado a su círculo que no entiende cómo el Barcelona pudo dejar salir a un talento puro para esto del fútbol. En cuanto el mercado se abrió, no dudó en ir a por el centrocampista. Le convenció con estima, cariño, responsabilidad y ofreciendo un contrato que se acerca a los 12 millones de euros por temporada. No le importó pagar 33 millones de euros. "Sabía que se iba a convertir en el líder del equipo", afirma el técnico cuando se le pregunta por la rápida adaptación en su vuelta a la Premier,

El técnico sabía que tenía que meter calidad en un Chelsea que dejó de tenerla cuando Juan Mata dejó al equipo el pasado mes de enero. Faltaba talento y por este motivo ha apostado por un centro del campo con Matic y Cesc como referencia. El exazulgrana ya no tiene que esperar el hueco que le dejaría la ausencia de los titulares o a su peregrinaje buscando un hueco en el once, incluso de no tan 'falso nueve'. Ahora marca el ritmo. Sabe que pase lo que pase, tiene sitio en el equipo titular y lo tiene por delante de Matic, repartiendo y disfrutando, lo que más le gusta. Se vuelve a sentir querido y respetado, algo que en ocasiones no sucedió en los últimos tres años.

José Mourinho Cesc Fábregas Premier League
El redactor recomienda