Antonio Conte llega a la 'Azzurra' con la 'ayuda' de Puma para liderar la renovación
  1. Deportes
  2. Fútbol
firma hasta la eurocopa de 2016

Antonio Conte llega a la 'Azzurra' con la 'ayuda' de Puma para liderar la renovación

El exentrenador de la Juventus firma hasta la Euro'16 con Italia gracias a que uno de los patrocinadores, Puma, paga la mitad de su salario de 3'5 millones

placeholder Foto: Antonio Conte ganó los tres 'Scudetti' en los que dirigió a la Juventus (Reuters).
Antonio Conte ganó los tres 'Scudetti' en los que dirigió a la Juventus (Reuters).

Tanto tiempo como lleva Luis Suárez sin jugar un solo partido y sin relacionarse con su profesión, algo más de mes y medio, lleva la Nazionale italiana de fútbol sin entrenador. La casualidad ha querido que las dos figuras balompédicas implicadas en aquel partido del estadio de Natal recuperen su esencia el mismo día: el 15 de agosto, Luis Suárez regresa a los entrenamientos con el Fútbol Club Barcelona y Antonio Conte es confirmado como seleccionador de la Azzurra hasta 2016. La nueva dirigencia de la Federazione Italiana di Guoco Calcio (FIGC) eligió por la continuidad de un estilo, el de Prandelli, bajo el manto del mejor técnico italiano del lustro. Eso sí, consensuar el acuerdo no ha sido sencillo y hasta los sponsors se han tenido que meter en medio para facilitar el trámite.

El Club Italia, como todo el fútbol del país, tiene una cuenta bancaria que cada día que pasa pierde más y más cifras. La preponderancia económica de los años 90 en Italia se viene pagando por las squadre y la Nazionale desde hace ya varias temporadas y las inversiones en fichajes, instalaciones y medios han decaído estrepitosamente, al igual que ha continuado creciendo el control financiero tanto por parte de la patronal como de la Federación. Pero la Azzurra es el corazón del calcio que hace latir al resto de conjuntos y jugadores, por lo que era necesario recuperar la ilusión perdida en Brasil tras dos batacazos asombrosos en la primera fase de los últimos dos Mundiales.

Así que conseguir a Conte era prioritario. Los rumores sobre su relación con la selección italiana desde que anunció que dejaba la Juventus fueron constantes y, de hecho, su posible fichaje por Italia era el único motivo por el que se podía entender que abandonara el banquillo donde se ha hecho grande como jugador y como entrenador. Pero Conte no lo iba a poner sencillo por culpa de su elevado salario. En la Vecchia Signora, Conte se embolsaba al año unos 3’5 millones de euros netos, siendo de lejos el entrenador mejor pagado de la Serie A. Sin embargo, Cesare Prandelli no superaba los 1’7 millones, lo máximo que se puede permitir el nuevo presidente Carlo Tavecchio. Es decir, a Conte no le podían ofrecer ni la mitad de lo que exigía.

Fue entonces cuando apareció la idea de hablar con los patrocinadores oficiales de la FIGC y de la Nazionale, para saber si estarían dispuestos a colaborar en los honorarios del entrenador de la selección. Trataron de convencer a Puma, marca deportiva que viste a Italia, con la idea del crecimiento exponencial que tendrá su valor en cuanto firme al técnico tricampeón de la Serie A. La idea tentó a Puma, que después de unos días de negociación, habría dado el OK este mismo jueves. Es decir, la marca alemana pagará el resto del salario a Antonio Conte hasta hacerlo llegar a la envidiable cifra de 3’5 millones de euros netos. Conte, entonces, dijo ‘sì’.

Conte se llevará con él a todo el equipo que lo hizo el más grande en Italia durante los tres años que ha estado comandando la Juventus, y que convirtió al club más grande de la Serie A en absolutos dictadores del calcio. Le acompañarán Angelo Alessio, Massimo Carrera y Paolo Bertelli, hombres de su absoluta confianza y que buena parte de culpa tienen también del buen rendimiento de la Juve estas temporadas pasadas. Con ellos, el estilo bianconero se vestirá de azzurro para que Italia siga manteniendo el estilo del juego de posición que trató de implantar Prandelli y que Conte sin duda perfeccionará.

Las valoraciones a priori no suelen ser excesivamente acertadas, por lo que lo mejor es esperar para analizar las variaciones que puede introducir Conte en Italia con respecto a las decisiones de Prandelli y a las suyas propias en la Juventus. La lógica invita a pensar que mantendrá su 3-5-2 de la Juve puesto que tiene a la misma defensa: Andrea Barzagli, Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci fueron intocables en Turín y deberían serlo también en Italia. Resultará curioso comprobar cómo soluciona en Italia el relevo de Pirlo que no supo (o no pudo) solucionar en la Juventus. Bien es cierto que tiene al heredero natural sin tener que negociar con el PSG para conseguirlo. Marco Verratti fue el sueño de Conte para reemplazar a Pirlo en la Juve, y no lo consiguió. Ahora lo tendrá en la Nazionale.

Uno de los principales problemas de Italia en Brasil fue que la unión entre los jóvenes y las estrellas veteranas no estaba del todo soldada. Los ‘viejos’ eran demasiado ‘viejos’ y los nuevos no tenían la experiencia necesaria para participar en un torneo de esa talla. Conte se ve obligado a protagonizar la renovación de la plantilla, dar paso progresivamente a los buenos jugadores que tienen toda su carrera por delante y que van a ser importantes. Son los casos de Ciro Immobile, Lorenzo Insigne, Stephan El Shaarawy o Mattia Perin, todos ya internacionales pero con poca presencia hasta el momento. Y lo que es quizás más duro, comunicar a otro grupo de futbolistas que ya no cuenta con ellos… y en ese grupo puede estar Mario Balotelli.

Antonio Conte Ciro Immobile Serie A Leonardo Bonucci Mario Balotelli Noticias de Italia
El redactor recomienda