Es noticia
Menú
El City no falla ante el West Ham y se proclama campeón de la Premier
  1. Deportes
  2. Fútbol
victoria por 2-0 y segundo título en tres años

El City no falla ante el West Ham y se proclama campeón de la Premier

Un punto les valía a los 'citizens' para lograr el título. Vencieron 2-0 al West Ham y no sorpresa. Liverpool y Chelsea despidieron el curso con derrota.

Foto: Los jugadores del Manchester City celebran eufóricos la consecución de la Premier. (Efe)
Los jugadores del Manchester City celebran eufóricos la consecución de la Premier. (Efe)

"Ahora, por supuesto, espero ganar. Es el último partido y sabemos que, si ganamos, tenemos la liga", comentabael chileno tras derrotar con autoridad al Aston Villa por 4-0 el pasado miércoles. Dicho y hecho. Un punto en la última jornada ante el West Ham le valía al al Manchester City para ser campeón. Y, con la gloria a punto de caramelo, el equipo de Manuel Pellegrini no falló ante la entregada grada del Etihad Stadium y superó al equipo londinense por un cómodo 2-0. Los goles de Nasri, al filo del descanso, y Vincent Kompany, a escasos cinco minutos de la reanudación fueron suficientes para que los ‘citizens’ consiguieran, tras el logrado en la temporada 2011/2012, su segundo título de la Premier en los últimos tres años, el cuarto de su historia después de los cosechados en 1937 y 1968.

Los de Pellegrini, que logra su primera Liga a este lado del charco en sus diez años como técnico de un equipo europeo (Villarreal, Real Madrid, Málaga y City),cierran el torneo con 86 puntos, mientras que los "reds" se quedaron con 84 tras ganar al Newcastle (2-1) y el Chelsea de José Mourinho, que venció hoy al Cardiff (1-2), cerró el torneo en tercera posición, con 82 puntos.Aunque en marzo les separaban 9 puntos del Liverpool, primero, y 8 del Chelsea, semana a semana, el equipo de la parte azul de Manchester iba solventando con éxito los partidos atrasados (hasta un total de tres durante la recta final del campeonato) al tiempo que aprovechaba los tropiezos de los ‘reds’ ante el Chelsea (0-2) y el Crystal Palace (3-3) en las últimas semanas para encaramarse a lo más alto de la tabla.

La alegría de la entusiasmada grada del Etihad Stadium y de su dueño, el jeque de Abu Dabi Mansour bin Zayed, el benefactor encargado de dar forma al fastuoso proyecto del equipo con los sueldos más altos del deporte mundial, contrastaba con la decepción de un Liverpool que se quedó a un paso de conquistar un título liguero tras 24 años. A los de Brendan Rodgers sólo les valía ganar al Newcastle en Anfield, algo que hicieron tras superar a las ‘hurracas’ por 2-1, y esperar un descalabro rotundo del City. Pero no fue así. La tarde discurrió sin sobresaltos para el ‘spanish City’. La gloria deberá esperar para el equipo que nunca caminará solo. En el consuelo del equipo del Merseyside, un pichichi de Luis Suárez (31 goles) que sabe a muy poco.

En el último envite, Pellegrini alineó a sus mejores futbolistas disponibles para competir en el duelo que les tenía que asegurar la liga, incluido el argentino Sergio Agüero, que reapareció a pesar de que arrastraba molestias musculares en los últimos días.A pesar de esos problemas físicos, el chileno no quería renunciar a su principal referencia en el ataque, el futbolista que hace dos añosaseguró el primer título del City en 40 añoscon un gol ante el QPR en el último minuto del encuentro que cerraba el campeonato.Consciente de que los locales se lanzarían en tromba al ataque en cuanto el árbitro anunciara el inicio del partido, el conjunto de Sam Allardyce plantó en las cercanías de su área un muro defensivo que desde el inicio fue el principal obstáculo para los de Pellegrini.La mayoría de jugadas se iniciaban en los pies del español David Silva o el marfileño Yaya Touré, que gobernaban el centro del campoy trataban de hallar espacios para conectar con el 'Kun'y el bosnio Edin Dzeko.


A pesar de la maraña de defensas del West Ham que dificultaba el avance de los locales, el City lograba desbordar por las bandas y probaba sus opciones con tiros desde media distancia.Dzeko obligó al portero español Adrián San Miguel a salvar un disparo en el minuto 17, mientras que Touré lanzó un balón pegado al palo derecho instantes después.El gol del City parecía ser cuestión de tiempo, con el West Ham resistiendo los embates continuos de los de Pellegrini, y cayó por su propio peso a cinco minutos para el descanso.Como en tantas otras ocasiones esta temporada, Touré condujo el balón en la zona de tres cuartos, levantó la cabeza y vio a su izquierda a Nasri.Casi sin transición, el francés sorprendió a la defensa visitante con un disparo desde fuera del área que Adrián solo pudo rozar con una mano y el balón rebotó en el palo antes de introducirse en su portería.

Con el partido encarrilado, los 'citizens'celebraron el tanto en el córner junto con su afición como si ya hubieran conquistado el campeonato.El segundo tiempo se inició ya como un mero trámite para dar paso a la fiesta en el Etihad.El City no tardó más de cuatro minutos tras la reanudación en marcar el segundo, por medio del belga Vincent Kompany, que se hizo con un balón perdido en el área pequeña para rematar a placer a apenas un metro de la línea de gol.En los últimos compases del encuentro, los localesfabricaron diversas opciones con las que podrían haber sumado algún gol más, pero se conformaron con un marcador suficiente para dar paso en el noreste de Manchester a la celebración del título inglés.

"Ahora, por supuesto, espero ganar. Es el último partido y sabemos que, si ganamos, tenemos la liga", comentabael chileno tras derrotar con autoridad al Aston Villa por 4-0 el pasado miércoles. Dicho y hecho. Un punto en la última jornada ante el West Ham le valía al al Manchester City para ser campeón. Y, con la gloria a punto de caramelo, el equipo de Manuel Pellegrini no falló ante la entregada grada del Etihad Stadium y superó al equipo londinense por un cómodo 2-0. Los goles de Nasri, al filo del descanso, y Vincent Kompany, a escasos cinco minutos de la reanudación fueron suficientes para que los ‘citizens’ consiguieran, tras el logrado en la temporada 2011/2012, su segundo título de la Premier en los últimos tres años, el cuarto de su historia después de los cosechados en 1937 y 1968.

Manchester City Premier League Liverpool FC