el país empieza a asumir un fracaso histórico

Francia está a un solo paso de entrar en la 'sala de los horrores' de la historia del fútbol

Francia vive en el alambre. Necesita remontar un 2-0 a Ucrania para estar en Brasil. Si no lo logra, sellará un fracaso histórico para un equipo de su prestigio

Foto: Benzema, junto a varios compañeros durante un entrenamiento de Francia (EFE)
Benzema, junto a varios compañeros durante un entrenamiento de Francia (EFE)

Donde España tocó el cielo, Francia comenzó a hundir su prestigio hasta límites insospechados. Si Sudáfrica siempre será un lugar 'sagrado' para los españoles, para la selección francesa es la tierra que vio cómo su historial quedaba emborronado. Desde entonces, Francia dejó ser la selección temida y potente, para dar paso a un equipo en el que los egos y las luchas internas lo dominaban todo. Hoy, ante Ucrania, los ‘bleus’ pueden confirmar un fracaso más si no remontan ante Ucrania el 2-0 del partido de ida. Francia está a un paso de formar parte de la historia negra del fútbol. Y estrellas como Ribery o Benzema, también...

Francia puede repetir vergüenza 20 años después. En caso de no remontar ante Ucrania, rememorará uno de los episodios más funestos de su historia. En 1998 ganó su Mundial, pero cuatro años antes no acudió a la cita de Estados Unidos tras tras un calamitoso final en su fase final de clasificación. Sumaba 13 puntos de 16 cuando sólo quedaban dos partidos por disputar. Sólo necesitaba uno para clasificarse, pero cayó en los últimos minutos de sus partidos ante Israel y Bulgaria. Y en ambos casos jugando como local… El actual seleccionador, Didier Deschamps, vivió como jugador aquel fracaso. Hoy puede repetir el mismo mal trago desde el banquillo.

Grandes selecciones se quedaron fuera de un Mundial en el pasado, pero nadie pensaba que la Francia actual se encontrara a estas horas contra las cuerdas. Desde el Mundial de Sudáfrica, nadie ha sido capaz de poner orden en un equipo envuelto casi siempre en alguna polémica. En Sudáfrica estalló todo, con una rebelión en toda regla por parte de los jugadores. Pero tres años después el estruendo puede ser mayor en un país que se prepara para llorar. Y, de paso, entrar en la 'sala de los horrores' de la historia mundialista del fútbol.

En aquel Mundial de Estados Unidos al que no acudió Francia, la gran ausente fue sin duda Inglaterra. Tras una mala Eurocopa de 1992, el fracaso siguiente fue todavía más sonado. Y es que los inventores del fútbol quedaron por detrás de Holanda, entendible, y por la ‘potente’ Noruega. Además, Inglaterra culminó su penosa fase de clasificación encajando un gol ante San Marino a los siete segundos de que comenzara un partido. Los británicos ya tenían experiencia en fracasos de este tipo, cuando faltaron a la cita de Alemania 1974 por culpa de Polonia.

La siempre potente Holanda también tiene un par de muescas negras en su hoja de servicios. Tras dos finales perdidas (1974 y 1978), para el Mundial de 1986 que coronó a la Argentina de Maradona, jugadores como Van Basten, Rijkaard o Gullit vieron aquel Mundial por televisión, tras caer en la repesca con Bélgica. Para el Mundial de Corea del Sur/Japón de 2002, se contaba con la segura participación de Holanda. Van Nistelrooy, Seedorf, Davids, Kluivert, Van der Sar… Un gran equipo la de aquella ‘oranje’, que cedió en la fase clasificatoria con Portugal e Irlanda. El 1-0 sufrido en Dublín está marcado como uno de los peores episodios en la historia de la ‘naranja mecánica’.

Volviendo al caso de Francia, la pesadilla comenzó en Sudáfrica. Entonces, el que era seleccionador galo, Raymond Domenech sufrió un motín en toda regla. "Vete a tomar por el culo, sucio hijo de puta", le dijo Anelka en el descanso del partido que Francia perdió con México. El delantero galo fue expulsado de forma inmediata de la concentración, que poco a poco se fue incendiando con los paso de los días. El plantel, delante de aficionados y medios de comunicación, se negó a entrenarse en solidaridad con Anelka, provocando el sonrojo del país, empezando por Nicolas Sarkozy, que tuvo que llamar al orden al equipo públicamente. Francia, obvio, no pasó de la primera fase.

En aquel Mundial, otro de los señalados fue Ribery, máximo candidato a ganar el Balón de Oro. Domenech le criticó que antepusiera sus intereses personales a los del grupo. Tres años después, la estrella gala puede quedarse sin disputar el Mundial de Brasil. Si esta noche en Saint-Denis hay debacle, el jugador del Bayern será uno de los grandes señalados con total seguridad.

Laurent Blanc tomó el testigo, pero dos años después, cuando España eliminó a Francia en los cuartos de final de la Eurocopa de Ucrania/Polonia, desistió y optó por marcharse a su casa. El motivo, el mismo que había hundido a Francia en Sudáfrica. Durante el torneo que acabó ganando España, varios internacionales franceses protagonizaron diferentes enfrentamientos. Nasri, jugador del Manchester City, fue el más señalado. El actual entrenador del PSG decidió que no quería seguir aguantando tanto ‘gallo’…

Didier Deschamps parece no haber controlado el corral y Francia está a un paso de sellar un fracaso más en su historial. La prensa gala, muy crítica con el equipo, apenas tiene esperanzas. Con un expresivo ‘Alerta roja’ ha titulado el prestigioso L’Equipe uno de sus artículos tras la derrota sufrida en Ucrania, asegurando que ‘es tal vez el destino de un equipo cojo terminar por caerse de su silla. No es todavía una eliminación, pero lo parece’.

Por su parte, Le Figaro considera que ‘Brasil está más lejos que nunca. Un desastre en la línea más pura de los que la selección francesa ha acostumbrado a sus aficionados estos últimos años'. Mientras, Liberation considera que ‘Francia, salvo milagro, está prácticamente eliminada y corre el riesgo de no ver Brasil. Tras un partido miserable, los franceses perdieron'. Y para acabar, Le Parisien resumió todo con un concluyente ‘Triste para llorar’.

Las críticas al equipo de Deschamps han llegado de todos los frentes. Y nunca mejor dicho, pues la presidenta del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, considera que es "el ultraliberalismo aplicado al fútbol el que ha provocado estos resultados tan espantosos". En una entrevista concedida a la cadena LCI y la emisora Radio Classique, la ultraderechista afirmó que "un equipo no puede estar impulsado solo por el afán de lucro o por el ego de los individuos que lo componen, hace falta que sea movido por todo un pueblo. Hay una verdadera ruptura entre la población y la selección, una especie de pandilla de chavales maleducados que no suscitan el orgullo nacional y se burlan del hecho de representar a Francia".

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios