el indonesio Erick Thohir paga 300 millones

Moratti vende el Inter a un magnate de la prensa que lucha contra la corrupción

Erick Thohir es el nuevo propietario del Inter de Milán. Un millonario propietario de medios de comunicación que los utiliza para acabar con la corrupción

Foto: Erick Thohir, nuevo propietario del Inter de Milán
Erick Thohir, nuevo propietario del Inter de Milán

Dicen que odia deportes como el golf y la natación, en los que el contacto físico entre los rivales no es directo. La competitividad es el motor de su vida. Erick Thohir, un magnate indonesio de las telecomunicaciones de 43 años, es el nuevo propietario del Inter de Milán. Apasionado del deporte, seguro que el fútbol dispara su adrenalina como tipo competitivo que es. "Cuando hago negocios, tengo que tener la suficiente pasión para hacerlo. No hay problema si no duermo…”. Eso le ha pasado con el club hasta ahora en manos de Massimo Moratti.

Hijo de un importante empresario del sector del automóvil de Yakarta, estudió en los Estados Unidos (San Diego) Administración de Empresas. Cuando regresó a su país, dirigió su vida hacia el mundo de la comunicación, pero en todo momento tuvo claro que su pasión por el deporte debía enfocarla hacia el ámbito empresarial. Ser un simple espectador no iba a ser suficiente para saciar su ambición. Los 300 millones de euros que ha pagado por el 70% de las acciones del Inter de Milán así lo reflejan…

Thohir se dio cuenta hace mucho tiempo de que los medios de comunicación y el deporte hacen una mezcla explosiva y rentable. La población de Indonesia es una apasionada del deporte y empezó a pensar en invertir en el Inter en mayo del 2012. El equipo italiano viajó a Yakarta para disputar un amistoso, despertando una expectación que dejó impactado a este multimillonario. Thohir siempre dice que le gusta hacer negocios cuando aprecia emoción a su alrededor, como es el caso del fútbol en Indonesia. 

Erick Thohir también tiene una máxima que se le enseñó su padre. Considera que los negocios se hacen mejor en compañía de socios cualificados que en solitario, algo que ha aplicado en todas sus inversiones. "Mi padre me enseñó que cuando se inicia un negocio, siempre se puede gestionar mejor con otros socios”.

Hay algo que diferencia a Tohir de otros empresarios, sobre todo de su país. No es otra que su permanente lucha contra la corrupción, excesiva en el mundo empresarial en Indonesia. El nuevo dueño del Inter es uno de los líderes indonesios que defienden una nueva moral en el mundo de los negocios, algo que recuerda a sus empleados, pegando papeles en rincones de su oficina editorial en los que subraya la importancia de manejarse en la vida laboral con ‘honestidad e integridad’. Cuando comenzó su andadura en el mundo de la comunicación, dejó claro a sus socios que “tenemos una responsabilidad pública” a la hora de informar.

Erick Thohir creó Mahaka Group en 1992, aunque sería muchos años después cuando empezó a crear el imperio que ahora tiene edificado sobre millones de dólares. A principios de 1993, la compañía lanzó Harian República, el primer periódico para la comunidad musulmana de Indonesia. Sin embargo, su primera gran apuesta fue la adquisición en 2001 de Republika, un periódico que atravesaba por dificultades financieras. En cinco años, este diario pasó de perder 1,2 millones de dólares al año a ser rentable, pasando a ser el tercero más leído del país.

Su aterrizaje en el mundo del deporte lo dejó aparcado durante una década, en la que se esforzó por construir un imperio en el mundo de la comunicación. Empezó a adquirir radios, canales de televisión, portales de internet y más periódicos. Una vez consolidado su imperio, Erick Thohir decidió que había llegado el momento de invertir en el mundo del deporte, su gran pasión.

Todo empezó con un comentario jocoso que le hizo a su amigo y socio Anindya Bakrie. De buenas a primeras, cuando su cuenta bancaria rebosaba, exclamó: “Un día me voy a comprar un equipo de la NBA!”. Su sorprendido interlocutor simplemente le contestó con un incrédulo “estás loco”. La agenda de contactos de Erick Thohir había crecido a medida que iba sumando millones en su cuenta. Cuando conoció a Jason Levien, actual director general de los Grizzlies de Memphis, tuvo claro que había llegado el momento de invertir en la NBA.

Un grupo de inversores, entre los que se encontraba Erick Thohir y el propio Jason Levien, compraron los míticos 76ers de Philadelphia. El empresario indonesio aportó 21 millones de dólares para hacerse con el 15% del equipo de baloncesto. Una de las personas con las que comparte el capital social del club es Will Smith, el popular actor de Hollywood, que también es un apasionado del baloncesto. “Soy el primer indonesio que compra un club deportivo en Estados Unidos”, dijo emocionado aquel día el nuevo propietario del Inter de Milán.

Enamorado del fútbol, el siguiente reto que se marcó fue comprar un equipo de fútbol. Y no tardó mucho tiempo más en hacerlo. En 2012 se hizo con un importante paquete accionarial del D.C. United, club establecido en Washington y uno de los más importantes del país, aunque venido a menos en los últimos años. El objetivo de los nuevos propietarios, empezando por el indonesio, es incorporar estrellas de renombre mundial a la plantilla.

La compra del Inter de Milán cierra por el momento el capítulo de inversiones de Thohir en el ámbito de los deportes. Hay que recordar que también es presidente de dos equipos de baloncesto indonesios, el Satria Muda BritAma Jakarta y los Indonesia Warriors. Seguro que el equipo milanista, de capa caída en los últimos tiempos, centrará mucho de los esfuerzos de este inversor indonesio obsesionado con el juego limpio...

Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios